corrupción

Los Diez Mandamientos Actualizados

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

Los Diez Mandamientos algo actualizados pero plenos de sentido. Para los que dicen que creen en Dios:

1.- Amarás a Dios sobre todas las cosas, no harás un dios del dinero, ni del poder, ni del prestigio, ni de alcanzar posición social. Amarás a Dios y por tanto a La Humanidad y todo lo que hagas será para mejorar la Humanidad. No ofrecerás sacrificios a ningún dios falso creado por tí tales como el dinero, el poder, el prestigio, la fama, no sacrificarás a la humanidad para pagar una deuda ilegítima adorando al dios dinero.

2.- No tomarás el nombre de Dios en vano, diciendo que gobiernas como Dios manda cuando no llevas el Amor ni a Dios dentro de tu corazón y no haces lo que Dios quiere que es cuidar de La Humanidad. No tomarás el nombre de Dios en vano, yendo a misa, rezando y comulgando mientras todas tus obras son abominables a los ojos de Dios, mientras todas tus obras se encaminan a dañar a La Humanidad, el pueblo de Dios.

3.- Descansarás y permitirás descansar del trabajo los días justos que correspondan a una vida digna. No obligarás al trabajador a trabajar sin descanso y sin medida. No obligarás a la gente a tener dos y tres trabajos para poder sobrevivir, no obligarás a la gente a llegar a la extenuación para tener siquiera qué comer. No explotarás al obrero y le pagarás su salario justo para que pueda disfrutar de su ocio y de su vida dignamente y esto le conduzca a la Felicidad.

4.- Honrarás a tu padre y a tu madre no robándoles sus pensiones y no robándoles con preferentes. Los honrarás asegurándoles una vida digna en su vejez. Los honrarás no engañándoles, haciéndoles trabajar toda su vida para luego robarles su jubilación. Los honrarás ayudándolos, no dañándolos tal como haces ahora.

5.- No matarás. No matarás condenando a la gente a la miseria, a la precariedad, a la desesperación, al suicidio. No matarás suprimiendo los servicios públicos de salud, educación. No matarás a la sociedad condenándola al paro endémico y estructural. No matarás las ilusiones, las fuerzas y las ganas de los jóvenes presentándoles un panorama artificial de desesperación y llamada a la inacción. No matarás la esperanza mintiendo sobre esta crisis Sísifo que has creado para nunca acabar.

6.- No cometerás adulterio, adulterando la verdad, manipulándola, engañando a la gente para obtener tu beneficio. No cometerás adulterio adulterando la realidad creando una crisis mentirosa que es una estafa en la que estás robando todo al pueblo de Dios, que es toda La Humanidad. No cometerás adulterio manipulando a los medios de comunicación para que se conviertan en tus voceros y cerrándolos cuando ya no te hacen falta.

7.- No robarás. No robarás. No robarás. No robarás al pobre para dárselo al rico, porque la única manera de que haya ricos es empobrecer a La Humanidad, es crear pobreza donde no la había, la única manera de que haya ricos es robar al pueblo de Dios, toda La Humanidad. La única manera de que haya ricos es crear pobres. No ro-ba-rás. ¿Está claro? Es que no sé cómo decirlo más claro.

8.- No dirás falso testimonio contra tu prójimo. No mentirás en los juicios. No dejarás impune al culpable mientras castigas al inocente. No dirás que no sabías que te alquilabas el piso a tí misma. No dirás que no recibías sobres cuando los recibías. No dirás que eres inocente cuando sabes que eres culpable. No dirás que no has despilfarrado dinero público cuando lo has hecho a manos llenas. No dirás que no has defraudado y engañado para enriquecerte a costa del pueblo de Dios, toda La Humanidad, cuando sabes que lo has hecho. No dirás que cualquiera lo haría en tu lugar para justificarte, porque no lo ha hecho cualquiera: lo has hecho tú.

9.- No consentirás que te dominen pensamientos impuros tales como la avaricia, el egoísmo, el ansia de poder, el ansia de prestigio social, el ansia de posesiones materiales, el ansia de dinero, porque si consientes que te dominen estos pensamientos impuros, tu vida será esclava de ellos y todo lo que hagas será para conseguir saciarlos, dañando al pueblo de Dios, a toda La Humanidad.

10.- No codiciarás la casa de tu prójimo, ni le tendrás envidia. No codiciarás cosa alguna de tu prójimo ni sentirás envidia de ellas. No codiciarás los impuestos del pueblo, no codiciarás la salud del pueblo, no codiciarás la educación del pueblo, no codiciarás la sumisión del pueblo, no codiciarás el sufrimiento del pueblo, no codiciarás la vida del pueblo, no codiciarás el alma del pueblo, del pueblo de Dios que es toda La Humanidad.

Cuando el pueblo se convierte en cliente

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)

Este mundo en el que nos ha tocado vivir, ULTRA-CAPITALISTA y salvaje hay pocas cosas que no estén contaminadas por el dinero. Incluso la amistad o el cariño muchas veces lo está. Por eso, es una sociedad como esta como no se va a atacar la sanidad y la educación pública. ¿Su solución? Hacer de estos lugares otro campo para ganar dinero. Privatización y cambiar las palabras alumno y paciente por una sola, CLIENTE. No lo digo yo, a algunos políticos se les ha escuchado decir que ahí hay NEGOCIO.

¿No vale ya de escuchar a políticos y algunos estómagos agradecidos por los medios de comunicación y sentir cada día que están contra nosotros? ¿De ver como hacen corporativismo? ¿De ver como Sí ayudan y excarcelan a los suyos a lo largo de los años y no tienen compasión de familia alguna?

politico-corrupto1
La prepotencia es un signo característico de los que tienen poder. Se ven fuertes e invencibles (por eso hacen lo que hacen) y nos ven como sanguijuelas que solo queremos chupar del estado como si el dinero del estado no fuese el que nosotros ponemos. Lucharán por que ningún parado o dependiente cobre un euro mas del que debe, nos dirán que no tenemos consciencia y que por nuestra culpa estamos donde estamos. Que somos unos vagos, que debemos trabajar si nos lo piden hasta en Laponia sino que dejemos de cobrar la prestación por desempleo. O si no saldrá la hija de Carlos Fabra a recordarnos que somos los últimos de la fila así QUE NOS JODAN.

Cuanto es capaz de aguantar una sociedad bien adiestrada. Lo saben… y se aprovechan. Han conseguido que nos “individualicemos” y que si no nos afecta personalmente el problema pasemos de él.

Quizás ya sea demasiado tarde. Espero que no.

P.D: En la mayoría de países el ordenamiento jurídico considera a los políticos elegidos o nombrados como representantes del pueblo en el mantenimiento, la gestión y administración de los recursos públicos.

Dicho ordenamiento considera que un político debe VELAR POR EL INTERÉS GENERAL DE LOS CIUDADANOS y mantenerse dentro de una ética profesional de servicio al pueblo y no hacia sí mismo. La corrupción, el populismo, la demagogia, el sectarismo y la incompetencia son males que afectan en mayor o menor medida a la clase política de la mayoría de países.

No vale una ley de transparencia creada por los mismos políticos, es como la de buenas conductas de los bancos. Tiene que haber continuamente un órgano que los controle con mas intensidad que a los niños de un parvulario.

Suscríbete

Introduce tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 62 suscriptores