Se obediente

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

No merece la pena luchar, ni abandonar nuestros prejuicios, ni abandonar nuestra rutina, ni merece la pena llevar la iniciativa.

Ellos tienen la habilidad de manipular mediante los medios de comunicación. Ellos tienen de su parte a la policía, tienen el apoyo de las fuerzas armadas, tienen a sus expertos adoctrinando en nuestras universidades y medios. Son poseedores de unas fortunas tan inmensas que ni siquiera llegaremos a intuir por estar bendecidas con la más exquisita ingeniería fiscal. Tienen de su parte los mejores medios para que la justicia se ponga de su parte y leyes a medida para que puedan abusar de nosotros sin el más mínimo riesgo.

Nos hemos hecho la ilusión de que acumulando algo de dinero podríamos ser como ellos, caminar tras sus pasos; mientras que la realidad es que sólo hemos saboreado una fantasía. Los de su clase no se hacen, sino que nacen. Manejan el cotarro desde unos lugares y maneras inimaginables para los de nuestro nivel.

No merece la pena que luchemos por los derechos que nos hemos forjado con sudor y sangre; eso fue un sueño del que hay que despertar. No nos engañemos: no somos merecedores de ello. Jamás deberíamos haber abandonado aquella época en la que sólo debíamos hacer lo que nos dictasen.

Se obediente.

Os propongo un juego

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Supongamos que me invento un producto, concretamente una bebida refrescante que está super buena. La gente se deja gran parte del sueldo en comprar mi producto gracias también a una buena campaña de marketing en la que aparecen expertos en la tele convenciendo a los espectadores acerca de los beneficios que aporta y transmitiendo que si compras otro producto en vez del mío estás tirando el dinero.
Lo que no sabrían los ilusos de mis clientes es que precisamente eso que hace tan irresistible mi bebida es un componente altamente tóxico. Pero como los síntomas de ese veneno no se notarían hasta pasados unos años, para entonces ya estaría forrado. Al fin y al cabo soy un empresario y lo único que me interesa es la pasta.
A estas alturas os preguntaréis, ¿Pero no hay entidades que se dedican a auditar y certificar que un producto es apto para el consumo? Claro que las hay, pero supongamos que les he sobornado para que hagan la vista gorda o incluso les he convencido de que están equivocados.

Una vez pasaran los años y el veneno matara o enfermara a todos los que han estado consumiendo mi producto, ¿A alguien se le ocurriría responsabilizar a los clientes que lo consumieron confiados en que el sistema les garantiza que el producto era apto? ¿Alguien diría: “ellos debían haber hecho los análisis del producto para haber descubierto que era tóxico, ya que el empresario lo que buscaba era hacer negocio, no había por qué confiar en él ni en quienes deben supervisarlo, ya que no son ONGs”?

¿Y si lo que yo llamo bebida refrescante en realidad es un producto que se llama HIPOTECA? ¿Por qué los ciudadanos condenan a esos clientes invirtieron todos sus ahorros y todo su futuro en un producto que se juraba y perjuraba que era seguro?
En los medios los expertos no dejaban de repetir que la vivienda nunca perdería valor, que era imposible y que en cualquier momento podías vender y recuperar la hipoteca. Y el banquero no se cortaba y si podía ampliar la hipoteca para un coche y para unas vacaciones lo hacía sin ningún reparo.
¿Y tenéis la desfachatez de llamar a eso vivir por encima de sus posibilidades?
¿Les insultáis llamándolos especuladores?
¿Opináis que se jodan y si no que no se hubiesen metido en eso?

Si piensas así entonces eres un hipócrita.

Gamificación y política – Fomento de la participación ciudadana. II Parte

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

(Primera parte aquí: http://avblog.es/gamificacion-y-politica-fomento-de-la-participacion-ciudadana/ )

 

1.- Cómo llego a interesarme sobre el tema

 

a) Antecedentes

¿Como he llegado al punto de escribir sobre la gamificación?.

Bueno, en un primer momento no conocía tan siquiera la existencia de este término ni lo que significaba. Llegué a esto pensando en la dificultad de la ciudadanía para participar en tareas aburridas tales como procesos políticos.

 

Primero pongo los antecedentes para saber cómo llegué a esta cosa de la gamificación. Para ello he de hablar de mi entorno, de mi familia y amigos:

 

En mi familia soy el bicho raro que se lee las instrucciones de los aparatos de principio a fin, el que se lee la letra pequeña de los contratos, de las licencias de uso del software… tengo esa paciencia y ellos carecen de ella y doy por sentado que no es lo normal. Hay muchísima gente como mi familia. De acuerdo, además de eso me interesa más la política que a mi familia. Creo firmemente que la  ciudadanía no se implica en procesos políticos (que no partidos) porque es una tarea ingrata, y me quita el sueño pensar en cómo darle la vuelta a este asunto de la participación ciudadana en la organización ciudadana.

 

Sobre mis amigos decir que los videojuegos son algo a lo que han dedicado bastante tiempo. ¡Ah! ¡Y yo también he jugado muchas horas de mi vida!. Normalmente pensaba: ¡Cuántas horas improductivas!.  Si ese tiempo, todas esas horas de toda esa gente que jugamos sirvieran para algo en la vida real… Si sirviera para mejorar la sociedad…

 

 

b) Maduración de la idea

En un primer momento mis pensamientos divagaron sobre un gran juego con efectos en la realidad, pero a medida que maduraba los pensamientos me di cuenta de que en realidad eso era una fantasía, ciencia-ficción, e incluso contraproducente. Sin embargo creía que parte del razonamiento inicial seguía siendo correcto, la división en dos grupos tomando como base la participación ciudadana:

 

Grupo 1: Mucha participación -> diversión -> juegos, deportes

Grupo 2: Poca participación -> aburrimiento – > temas sociales, políticos

 

Otra característica de la participación activa en la sociedad es que supone un esfuerzo, y por tanto es cansado. Pero en este caso al ser temas sobre cómo nos organizamos en sociedad, se suma que el mantener ese esfuerzo a lo largo del tiempo sin obtener resultados, además de cansar, frustra. El problema de eso es que esa persona puede abandonar ese esfuerzo. Retirarse y pasar del segundo grupo al primero. Cerrar un libro y encender una consola, dejar de leer un texto denso sobre cualquier tema social/político y abrir facebook y dedicarse a cotillear, etc.

 

Es difícil pasar del primer grupo al segundo pero muy fácil pasar del segundo al primero. En términos metafóricos “guerra-galácticos”: es difícil ser un jedi pues el lado oscuro y tenebroso de la fuerza siempre te está tentando. 🙂

 

2.- Los juegos

Partiendo de esos razonamientos seguí desgranando el funcionamiento de los juegos. Qué tenían de especial para que la gente le dedique horas de su tiempo libre. Lo primero que me vino a la cabeza, por supuesto, es que los juegos servían para evadirse y de la realidad y no pensar. Pero no es así. La mayoría de juegos te hacen pensar, y por tanto te hacen ejercitar el musculito ese que tenemos tras los ojos. Los juegos más comunes de los periódicos son los crucigramas, el ajedrez o los sudokus… Vaya, pues en esos hay que ejercitar el cerebro. ¿El deporte te permite “no pensar”?. Tampoco, al igual que los juegos anteriormente mencionados, los deportes suponen esfuerzo, práctica, técnica y estrategia. Que yo sepa lo que de verdad te permite no pensar es la televisión, es lo más pasivo para el cerebro.

 

Entonces. ¿Porqué sí nos esforzamos en lo lúdico?. ¿Porqué esa desgana y apatía en cosas realmente importantes?. Pues por los estímulos.

Los juegos están presentes en todas las sociedades y en todas las edades. En la infancia los juegos dominan todo el interés del niño. Cito de la wikipedia algunas de las funciones más interesantes del juego en la vida infantil (hay más):

 

El juego y las capacidades de pensamiento y creatividad

 

• Estimular la capacidad para razonar, estimular el pensamiento reflexivo y el representativo.

• Crear fuentes de desarrollo potencial, es decir, aquello que puede llegar a ser.

• Ampliar la memoria y la atención gracias a los estímulos que se generan.

• Fomentar el descentramiento del pensamiento.

• Desarrollar la imaginación y la creatividad y la distinción entre fantasía-realidad.

• Potenciar el desarrollo del lenguaje y del pensamiento abstracto.

 

 

El juego sobre la comunicación y la socialización

 

• Los juegos de representación (simbólicos, rol, dramáticos, ficción).

• Acercarse al conocimiento del mundo real y preparar al niño para la vida adulta.

• Favorecer la comunicación y la interacción, sobre todo con los iguales.

• Fomentar y promover el desarrollo moral en los niños.

• Potenciar la adaptación social y la cooperación.

• Juego de reglas.

• Aprender a seguir unas normas impuestas.

• Facilitar el autocontrol.

• Desarrollar la responsabilidad y la democracia.

• Juego cooperativos.

• Potenciar la cooperación y la participación.

• Mejorar la cohesión social del grupo.

• Mejorar el autoconcepto y el concepto del grupo.

• Promover la comunicación positiva y disminuir la negativa.

• Incrementar las conductas asertivas con sus iguales.

 

Vaya, vaya. Pues va a ser que los niños aprenden jugando, se socializan jugando, se educan jugando… Los juegos ofrecen estímulos muy variados, muy gratificantes, pero una vez somos adultos el aprendizaje, la educación, la socialización… pasan a ser temas “serios”, no se puede jugar sobre esos temas ¿o quizás sí?.

 

Llegué a la conclusión de que una posible fórmula para que esos temas serios fueran abordados por una gran mayoría de la población de una forma proactiva sería que ofrecieran estímulos como los que ofrecen los juegos.

Actualmente, ¿qué gratificante estímulo te ofrece leerte las 31 páginas del “Proyecto de Ley por la que se modifica el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual”?. Ya contesto yo: Lo que ofrece es sueño, mucho sueño, pues es soporífero. Y sin embargo es mucho mejor leértelo entero que leer un titular de vete a saber qué medio de desinformación donde te los “resumen”.

 

Como a estas alturas es muy difícil tener una idea original, pues a internet que fuí en busca de mi idea. ¿Resultado de mi búsqueda?. Hay libros que tratan sobre esto, artículos, partidos políticos crean juegos para activar a sus militantes… Descubrí la palabra “gamificación” (en castellano es ludificación, pero prefiero el otro palabro) y los usos (pocos) que tiene en la actividad política.

 

3.- Ejemplos reales y muy muy serios

 

Ejemplos reales

 

¿Todavía no os he convencido de la utilidad?. Bueno, pues pongo ejemplos concretos y reales, no hay problema.

 

a.- NSA – Agencia de espionaje estadounidenese

 

¿Os suena una agencia de espionaje estadounidense llamada NSA?. ¿Os suena un tal Snowden quizás?. ¿Sabéis que la NSA espiaba a más de medio mundo?.  Lo que hacía (y hace) la NSA es acumular cantidades ingentes de información, metadatos se le llama a esa información. Tal cantidad de datos es muy difícil de tratar, tenían que afinar las búsquedas para acotar la información y llegar a porciones de información que les fueran útiles, para esa tarea usaban un programa llamado Xkeyscore con el que hacían las búsquedas. Bien, pues ese programa tiene porciones de gamificación, los espías obtenían “skill points” (puntos de habilidad) y logros cuando llegaban a informaciones valiosas. Esa gente no sólo nos espía, se divierte haciéndolo.

http://sesiondecontrol.com/ocio/tecnologia/nsa-gamificando-el-espionaje/

 

b.- Lucha contra el SIDA

 

Los jugadores de un juego llamado FoldIt, (creado por una universidad, no por una empresa de juegos) lograron en tres semanas solucionar un problema de biología que traía de cabeza a los científicos durante más de diez años. Se trataba de determinar la estructura exacta y tridimensional de una enzima, gracias a esos jugadores se pudo presentar la configuración de esa enzima en la revista “Nature Structural & Molecular Biology”.

http://www.youtube.com/watch?v=lGYJyur4FUA

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2011/09/20/actualidad/1316469610_850215.html

 

c.- Lucha contra el Cáncer

 

Los investigadores de esta enfermedad necesitaban recibir información de los pacientes, en este caso niños y niñas, para conocer la evolución de la enfermedad, de los tratamientos, de los dolores… Lo que se les pedía a los niños es que llevaran un diario para saber qué tratamientos funcionaban y cuales no. Lógicamente muy pronto esos niños se cansaban y dejaban de proveer de información a los investigadores. Para solucionar eso crearon un juego llamado “Pain Squad”, con el cual los niños se convierten en detectives y proveen de información valiosísima a los doctores respecto a los tratamientos sobre el cáncer.

http://www.youtube.com/watch?v=qsl9NjyVpHY

 

d.- Reducción del consumo de energía y eficiencia energética

 

OPower es una empresa que, con la colaboración de empresas distribuidoras de energía, proveen a los hogares de información sobre su consumo de energía y utilizando la gamificación les motivan a ahorrar la misma. La reducción de energía que se consiguió con ese programa en 2012 fue equivalente a quitar 100.000 coches de la circulación en términos de polución. Más concretamente, se redujo en 1 Terawatt el consumo.

http://www.youtube.com/watch?v=mWeaIvxtvKE

 

 

e.- Fomento del reciclaje y del consumo responsable

 

RecykleBank es una empresa que fomenta el reciclaje, ya que cuanto más reciclas más descuentos recibes en tiendas asociadas. Esta empresa recibe subvenciones del estado o del ayuntamiento en cuestión y es gracias a esas subvenciones que consigue trasladarlas al usuario final, el cual tiene de esta forma motivaciones reales para esforzarse en consumir productos biodegradables, reciclar la basura, consumir menos agua y electricidad, etc.

http://www.youtube.com/watch?v=e-JdJL4FdsQ

 

 

4.- Qué espero de la Gamificación

 

En cuestión de partidos políticos ninguno fomenta la participación de esta forma. Partidos como EQUO, Piratas, Podemos o Partido X requieren de verdadero interés por parte de la ciudadanía para acercarse a ellos y participar con propuestas o debatir las de otra gente. No ofrecen estímulos para aquella gente (mucha a mi parecer) a la que le cuesta trabajo leerse sus programas y participar.

 

Creo que si las plataformas y asociaciones cívicas tuvieran en cuenta estos aspectos ganarían mucho en participación activa, pasaría de ser un proceso aburrido a un proceso estimulante. (No entro a valorar la calidad de la participación ni muchos otros aspectos, me dejo muchos temas en el tintero, soy consciente de ello, pero es porque me centro en hablar de un tema concreto).

En VirtualPol, por ejemplo, si algo se echa de menos es una participación activa de sus habitantes. Fácilmente solucionable si se incorporaran estas dinámicas. Otras redes sociales pensadas para trabajar, como N-1, les pasa igual, la participación requiere un esfuerzo contínuo y sin recompensa o estímulo alguno. Fijáos cómo, cuando la Marea Blanca usa el lema “Marea Blanca 1 – Gobierno 0” está usando inconscientemente un marcador sobre quién va ganando, un estímulo asertivo.

 

Incluir la gamificación en distintos procesos serios puede ser algo incluso creativo. A quien le interese todo esto que estoy diciendo le invito a imaginar y compartir ideas sobre cómo se podría implementar la gamificación y en qué organizaciones, plataformas, etc. lo harían.

 

5.- Enlaces y Fuentes

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Gamificaci%C3%B3n

http://www.yukaichou.com/gamification-examples/top-10-gamification-examples-human-race/#.UwiKul6e52Y (en inglés)

http://qz.com/114277/to-learn-spying-software-nsa-analysts-unlock-achievements-to-win-skilz/ (en inglés)

http://sesiondecontrol.com/ocio/tecnologia/nsa-gamificando-el-espionaje/

Gamificación y política. Fomento de la participación ciudadana

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)

Gamificación en política – Métodos para fomentar la participación ciudadana

 

Índice

0.- Introducción

1.- Política y participación

2.- Juegos, videojuegos y su aceptación en la sociedad

3.- ¿Qué es la Gamificación? Diferentes tipos de gamificación

4.- Ámbitos de uso

5.- Enlaces de interés

 

0.- Introducción

 

Lo primero que quiero aclarar es que me tomo este tema como algo serio. Imagino que una primera impresión puede llevar a creer que juntar “juegos” con política no es nada serio, más bien frívolo. Bueno, pues no lo considero así. Pero sí parto de una premisa, que es esta: La política es aburrida. Y este hecho hace que la ciudadanía no participe de la misma. También podemos decir que la política requiere de un esfuerzo intelectual y no se obtiene recompensa a cambio de ese esfuerzo, por tanto es muy difícil mantener ese esfuerzo en el tiempo. También quiero aclarar que este tema no va a tratar, para nada, sobre juegos o videojuegos, lo digo porque la palabra “gamificación” puede llevar a engaño en este sentido. Más adelante pongo una definición de qué es exactamente la gamificación.

Por otro lado, debido a la extensión de este texto (entre otras cosas es extenso para reflejar la seriedad de lo que expongo) recomiendo leerlo poco a poco y con calma. Es decir, mucha gente usa internet no para leer textos largos, quieren una información rápida, escueta. Hay estudios de uso de internet que reflejan que una inmensa mayoría de lectores no pasan del segundo párrafo de un texto. Así que lo que recomiendo, si has llegado aquí y sólo querías “gastar” dos minutos de tu tiempo pero te interesa el tema, vuelve otro día que tengas más tiempo. Por otro lado, si te interesa un poco pero no tanto, te recomiendo el primer enlace del apartado enlaces de interés, creo que resume muy bien lo que aquí digo, es un artículo de Antoni Gutiérrez-Rubí.

 

1.- Política y participación

 

Quiero aclarar que cuando hablo de “política” no me refiero a los partidos políticos, a militar en ellos o ser simpatizantes de ellos. Hablo de la participación política de la ciudadanía, que puede ser ejercida desde muchos ámbitos. Uno básico es el de informarse.

Un ejemplo de actualidad: Se exige, desde muchos ámbitos, transparencia en la política. Sin embargo, considero que de nada sirve la transparencia si la ciudadanía no va a esforzarse en informarse. Hay muchas asociaciones, organizaciones y personas que tratan de acercar la información generada en las instituciones a la ciudadanía, menciono sólo algunas de ellas: CIVIO (http://www.civio.es/) Sesión de Control (http://sesiondecontrol.com/) El BOE nuestro de cada día (http://elboenuestrodecadadia.com/), Tu derecho a saber (http://www.tuderechoasaber.es/), etc.

Existiendo esas herramientas, y muchas más que seguramente desconozco… ¿Porqué la ciudadanía no se informa y participa activamente en política?. Pues volvemos al principio: porque supone un gran esfuerzo y es sumamente aburrido.

De ahí, en parte, surgió la necesidad de la democracia representativa, es decir, como la ciudadanía no tiene tiempo ni ganas de estar las veinticuatro horas del día informándose, debatiendo y tomando decisiones, se eligen a unos representantes que lo hacen por nosotros, que se dedican a ello de forma “profesional”, incluso cobrando.

 

De un tiempo a esta parte se habla en ciertos ámbitos de la democracia participativa, más ahora que existen los medios para que la ciudadanía participe y no sólo vote cada cuatro años, pero aún existiendo los medios, volvemos a lo mismo. ¿Como podemos los ciudadanos encontrar una forma de que la política nos interese?. ¿Qué motivaciones podemos tener para querer dedicar nuestro tiempo libre a este “mundillo” que es sumamente importante?. Bueno, pues preguntémonos en qué gasta su tiempo libre la ciudadanía, aunque la respuesta simplificada es simple y sencilla: Fútbol. ¿Qué es el fútbol?. Un deporte. ¿Y qué es el deporte?. Un juego.

 

 

2.- Juegos, videojuegos y su aceptación en la sociedad

 

Sólo unas líneas sobre los videojuegos:

 

En la década de 2000, los videojuegos han pasado a generar más dinero que la [industria] del cine y la música juntas, como en el caso de España; la industria de videojuegos generó 57.600 millones de euros durante 2009 en todo el mundo.”

 

Podría estar horas y horas aportando datos para reflejar una realidad evidente: La ciudadanía juega porque se divierte y no dedica ese tiempo a la política porque se aburre.

Pero para el profano en la materia, quiero aclarar algunas cosas sobre los videojuegos: ¿Son simplemente programas en los que “matas marcianitos”?. ¿Los juegos tienen aceptación porque permiten evadirse del mundo y “no pensar”?. Pues va a ser que no. Por supuesto existen juegos simples, pero a la vez que existen juegos simplones, existen multitud de juegos con una gran aceptación y con millones de jugadores por todo el mundo cuya complejidad y dificultad es tremenda. Y aún así la gente dedica horas y horas a aprender a jugar, repito, no es que dedique horas a jugar, es que dedica horas y horas a aprender a jugar a un juego determinado.

 

Luego están, entre los juegos complejos, los juegos multijugador masivos de pago, tales como World of Warcraft, con 7,7 millones de subscriptores o EVE online, con más de 60.000 subscriptores jugando al mismo tiempo en un servidor (año 2010). Recordar que estos dos juegos son de pago mensual, es decir, se paga cada mes una cuota para poder jugar. Para mostrar que hay juegos complejos, podemos tomar como ejemplo Starcraft II, un juego de estrategia en tiempo real. Este juego usa, como muchísimos otros, la característica llamada “Build Order” que viene a ser la toma de decisiones respecto a los recursos qué obtienes, es decir “cómo se va a ingresar, cuánto se va a gastar y cómo se va a gastar”. Son los “Presupuestos del Estado” en versión juego.

 

El “Build Order” existe en casi todos los juegos de estrategia con modos multijugador, pero las competiciones de ‘Starcraft II’ están tan profesionalizadas y mueven tanto dinero que estas tácticas precocinadas son esenciales para los jugadores de primer nivel. Para que se hagan una idea, un jugador profesional realiza entre 200 y 300 acciones por minuto en el juego.” Los profesionales de primer nivel “superan las 300 y ganan cientos de miles de dólares al año entre torneos y patrocinios.

 

Bien, pues los juegos, por lo visto, no son simplemente para echar un rato y divertirse, cuestan dinero y cuesta esfuerzo jugar a ellos. ¿Qué es lo que hace que la gente dedique esfuerzo y dinero a ellos?. Pues ahí entra la gamificación.

 

3.- ¿Qué es la Gamificación? Diferentes tipos de gamificación

 

Una definición de la gamificación, también conocida como “Ludificación” sería esta:

 

La gamificación es la introducción de dinámicas y pautas de juegos en procesos con la idea de hacer que estos sean mucho más atractivos y así estimular a los usuarios o al público objetivo para que interactúen o participen.” U otra: “proceso del uso del pensamiento y la dinámica de juego para atraer al público y resolver problemas”.

La gamificación tiene por objeto introducir estructuras creativas e innovadoras provenientes de los juegos para convertir una actividad a priori aburrida en otra actividad que motive a la persona a participar en ella.

No es algo vinculado, en sentido estricto, a los videojuegos o al ocio sino que es algo que ya se está utilizando en el ámbito educativo o, por ejemplo, en campañas de marketing.

 

He ahí la idea esencial de todo este de texto. ¿Y si se introdujeran dinámicas y pautas de juegos en procesos políticos para que estos sean mucho más atractivos y así estimular a la ciudadanía para que interactúen o participen?. Está demostrado que las personas son capaces de esforzarse, y dedicar mucho tiempo a procesos complejos, siempre y cuando tengan motivaciones para hacerlo.

 

Hay varios sistemas de gamificación, es decir, sistemas que motivan al usuario final a que participe. De hecho en muchas ocasiones no somos conscientes de que participamos en diversas webs gracias a esas dinámicas. Cito las “gamificaciones” más usadas y algunas empresas u organizaciones que las usan para tener ejemplos claros:

 

1.- Logros y recompensas, es decir, dinámicas de juego en las que invitamos al usuario a competir o a realizar una serie de acciones para ir acumulando puntos, desbloqueando funcionalidades o, directamente, obteniendo premios y méritos (ya sean tangibles o intangibles). Verkami (http://www.verkami.com/) y Goteo (http://goteo.org/), plataformas de crowdfunding (financiación colectiva) usan muy bien el sistema de recompensas para quien participa económicamente. Otro ejemplo sería la red social Foursquare con logros que fomentan la participación.

 

2.- Progresión o avance, dinámicas basadas en la consecución de una lista de objetivos cuyo avance vamos viendo, por ejemplo, materializado en una barra de progreso que debe llegar al 100 %; una dinámica que podemos encontrarnos a la hora de cumplimentar nuestro perfil en muchas redes sociales (como Google+). Facebook también usa esas barras de progresión, que fomentan aportar más y más datos personales a esa red social.

Plataformas de recogidas de firmas como Change (https://www.change.org/es) u Oiga me (https://oiga.me/) usan las barras de progresión o avance que motivan a participar.

(El caso de Facebook merece un punto y aparte, pues ya directamente incorpora juegos enteros Farmville, CityVille…)

 

3.- Escalafón de niveles que, realmente, tiene cierto parecido con un escalafón militar, puesto que nuestra participación nos irá haciendo “promocionar” y subir nuestro usuario de categoría; una dinámica que se suele ver mucho en foros donde los usuarios recién llegados comienzan como principiantes y, según vayan participando, ascienden o, incluso, pueden ganar permisos de moderación o gestión.

 

4.- Sistemas de puntuación, algo que se ha usado desde hace bastante tiempo en campañas de fidelización: conforme vamos demandando servicios, obtenemos puntos que nos pueden llevar a ofertas especiales o, incluso, descuentos o servicios gratuitos. Grandes superficies o aerolíneas son algunos ejemplos de sistemas de fidelización basados en puntos. Ni que decir de bancos y compañías telefónicas, todas o casi todas usan el sistema de puntos, cuanto más gastas, más puntos obtienes, y luego obtienes recompensas con esos puntos.

 

5.- Sistemas de clasificación, un sistema que no dista mucho de las clasificaciones deportivas y que promueve la competición entre usuarios y equipos para incentivar su participación con el objetivo de conseguir premios o, simplemente, la satisfacción de verse en la zona alta de una tabla. Esta dinámica, es usada también en infinidad de empresas, foros, etc. Un “ranking” con los usuarios que más han participado, que más han escrito, etc. etc. Otro ejemplo es Menéame que tiene tanto un sistema de ránking como de Karma (http://www.meneame.net/)

 

 

4.- Ámbitos de uso

 

Llegados a este punto sabemos que la gamificación fomenta la participación en una actividad aburrida en base a diversas motivaciones hasta llegar a niveles de grandes esfuerzos, sean estos intelectuales, de dedicación de tiempo o ambos.

 

Pues en cuanto a ámbitos de uso quiero poner unos ejemplos prácticos. Entrad, por favor, a las siguientes páginas, la del congreso, la de la junta electoral o a la del BOE en una fecha cualquiera:

 

Web del Congreso:http://www.congreso.es/portal/page/portal/Congreso/Congreso

Web de la Junta:  http://www.juntaelectoralcentral.es/portal/page/portal/JuntaElectoralCentral/JuntaElectoralCentral

Web del BOE: https://www.boe.es/boe/dias/2014/02/03/

 

¿Atractivas, verdad?. Estas webs son de ámbito estatal, en el ámbito local tenemos ayuntamientos, comunidades autónomas, etc. Os garantizo que son igual de feas, inertes, aburridas, estáticas y anti-participativas.

 

Ahora imaginaos que pudiéramos registrarnos en esas mismas páginas, da igual si con un nombre ficticio o real, y pudiéramos participar. Para ello habría que leer mucho, sí. Pero, ¿Y si hubiera un ranking o clasificación de usuarios más participativos?. ¿Y si obtuvieras diferentes tipos de logros (medallitas, títulos, colores, iconos y mil etc.) cada vez  que participaras en ILPs?. ¿Y si hubiera medidores tales como el “karma” de muchos foros o la “Confianza” de VirtualPol? ¿Y si se pudieran votar intervenciones, comentarios..? ¿Y si…?

 

Los ámbitos de uso de la gamificación enfocados a la participación ciudadana en la política no es que sean muchos, es que son todos. Es un mundo entero por explorar. Del mismo modo que se puede enfocar a la participación en las instituciones, también se pueden crear juegos educativos cuya finalidad sea comprender cómo funcionan éstas. Es decir, juegos en los que, por poner un ejemplo, cuando lo hayas acabado sepas muchísimo de cómo funcionan ciertas instituciones.

 

Cierto es que ya hay tímidos intentos de hacer la política atractiva con estos métodos. Pero coincidiréis conmigo en que pasan desapercibidos. La importancia de la gamificación en política es algo subjetivo. Yo creo sinceramente que es un mecanismo que habría que usar y fomentar. Quizás vosotros creáis, todavía, que es algo frívolo unir ambos conceptos. Pero si sois de los primeros quizás se os ocurren ideas de cómo introducir la gamificación en la política. Soy todo ojos para leeros.

 

5.- Enlaces de interés

 

http://www.gutierrez-rubi.es/2012/08/13/politica-y-gamificacion/

https://es.wikipedia.org/wiki/Gamificaci%C3%B3n

http://sesiondecontrol.com/ocio/videojuegos/presupuestos-generales-del-starcraft/

http://sesiondecontrol.com/ocio/videojuegos/presidentes-masivos-en-linea/

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2011/09/20/actualidad/1316469610_850215.html

¿CUÁNTO NOS CUESTAN ESTOS CIRCOS?

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.3/5 (3 votes cast)

Este texto no es mío, está sacado de la fanpage de Facebook: Mi vida es ser un mamón o el partido que ustedes quieran

Todos los años los principales partidos de este país celebran sus convenciones nacionales, regionales, provinciales, locales, interregionales y europeomarroquíales. Estos grandes encuentros, lejos de aportar ideas, propuestas o cualquier cosa que se le parezca para mejorar la vida de los ciudadanos o realizar autocrítica sobre la marcha de los partidos, se convierten en plataformas de autobombo y fomento del pensamiento único.
1897875_666949160029952_742844050_n

Personalmente, si estas convivencias lava-cerebros no me costaran un duro, ni me molestaría en hacer comentario alguno de ellas. Pero el primer problema viene cuando uno se pregunta cómo se financian estos encuentros. El segundo problema llega cuando uno intenta buscar alguna información al respecto. No existe o en el mejor de los casos, está convenientemente camuflada en las más variopintas de las partidas presupuestarias.

El primer gasto es la organización del evento, que se compone del alquiler del macrolugar de turno, su publicidad, la vestimenta del entorno con moderna cartelería y el apoyo de los mejores medios audiovisuales para aumentar las posibilidades de impacto. ¿Quién paga esto? Pues el partido. ¿De dónde proceden los fondos de los partidos? Pues, en un 90%, de las subvenciones de los ciudadanos.

Luego llegan los gastos de seguridad. En la convención del PP en Valladolid se estima que para todo el fin de semana se destinaron unos 300 efectivos de cuerpos de seguridad del Estado. ¿Paga este dispositivo el partido? Obviamente no. Sale del presupuesto del Ministerio de Interior y del ayuntamiento en donde se celebre el evento. Es decir, que la seguridad del circo la volvemos a pagar nosotros.

A este tipo de convenciones suelen ir muchas personas. Nada menos que 2000 en el caso de la convención del PP en Valladolid. A ella no van los afiliaditos de base. Van los altos cargos políticos, que ocupan puestos en gobierno, secretarías de estado, autonomías, diputaciones, empresas públicas, ayuntamientos, federaciones y demás instituciones de guardar. ¿Quién paga su desplazamiento desde todos los lugares de España, su alojamiento y manutención? Me temo que la respuesta ya la habrán adivinado.

¿Se atreve usted a calcular el coste en coches oficiales (con su chofer), billetes de avión y tren, alojamiento en buenos hoteles y comidas homenaje en lujosos asaderos o restaurantes de estrella Michelin de 2.000 personas? Incalculable. Y la razón no es otra que estos gastos no los paga el partido, sino que se van repartiendo entre ministerios, secretarías, consejerías de gobierno, diputaciones y ayuntamientos, según la procedencia del alto cargo asistente. Puede que alguno diga que va a cargo del partido (recordar que el 90% de su presupuesto proviene de subvenciones públicas) pero lo que puede usted tener claro, es que ninguno lo habrá pagado de su bolsillo.

¿Y todo este circo para qué? Para arrancar cuatro titulares de prensa y televisión sobre lo cojonudo que le va al partido y lo bueno que es para el país su existencia. Algo que bien se podría hacer con un simple micrófono y una cámara en una rueda de prensa, consiguiendo exactamente el mismo resultado: que ni ellos mismos se lo crean.

 

Abstención, voto en blanco, nulo y bipartidismo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (5 votes cast)

Llevamos varias semanas haciendo una campaña en el twitter y la página de Facebook de Asamblea Virtual sobre el efecto que tiene la abstención sobre los resultados en las elecciones con el actual sistema electoral que dispone el reino de España.

1esp

Tras largos debates y estudios realizados, hemos llegado a la conclusión de que la abstención, beneficia más que perjudica al bipartidismo existente, ya que en el actual sistema solamente cuentan los votos emitidos y válidos a la hora de repartir los escaños. Es decir, si hay 350 escaños en el parlamento o 36 concejales en el ayuntamiento, se reparten TODOS tomando como base del reparto los votos emitidos y válidos. Y el bipartidismo existente, es el que ha creado la penosa situación actual en nuestra democracia.

Por lo tanto, las opciones del actual sistema electoral tienen los siguientes efectos: Sigue leyendo

Querido Gobierno en pleno (lo de querido es un formulismo, vaya por delante):

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (5 votes cast)

Es difícil, muy difícil, quizás el mayor reto de mi carrera como periodista, escribir algo que aún no se haya dicho en este país. Pero como, por más que la mayoría no silenciosa de mis conciudadanos se exprese, no sirve para nada, me he propuesto esmerarme a ver si tengo más suerte. Y si no, pues al menos me desahogo, que faltita me hace.

Aquí al otro lado del Congreso, de la Moncloa y de los estupendos pisos que les pagamos con el erario público en Madrid para que ustedes no tengan que desplazarse con toda su familia a vivir en el lugar donde desempeñan sus funciones, (como hacen todos los que han tenido que acogerse a la movilidad laboral); aquí fuera, decía, sobrevivimos millones de seres humanos. Sí, sobrevivimos.  Y sí, somos humanos, fijénse qué casualidad, como ustedes. Bueno, a lo que parece, un poco más humanos nosotros.

Somos humanos con necesidades básicas y no tan básicas (o sea, como las suyas propias, para que no tengan que escarbar mucho en busca de su empatía), que, casualmente, quedaron recogidas en esa Constitución tan intocable para lo que a ustedes les conviene. Nunca se puede tocar para lo que nos conviene a los ciudadanos a los que venía a garantizarnos nuestros derechos y libertades. A estas alturas no sé si le queda alguna página a la Constitución con la que no se hayan limpiado el culo después de defecarle encima. Aquí, desde luego, otra cosa no, pero mierda siempre nos salpica cuando enchufan su ventilador parlamentario.

Cada vez que su partido decide algo, cada vez que vota algo, cada Consejo de Ministros; cada vez que se pronuncian los mercados, Europa, el FMI, la OCDE, la Iglesia, los presidentes de sus Comunidades Autónomas, sus ínclitos voceros, incluidos los directores de medios de desinformación afines a su secta; o cualquiera de sus amiguitos de bancos, multinacionales, asociaciones de jueces, etc. aquí al pie de la calle nos inunda la mierda hasta las orejas. Nos ahogamos en mierda.

En dinero, no, claro. En nuestro dinero se bañan todos los anteriormente mencionados sin necesidad de meterlo en sus jacuzzis o en los de Portugal. Les llueve dinero, como diría Botín. Todo ese que ha desaparecido de los bancos, de las empresas que han despedido a los 6 millones de ex trabajadores que ahora ya apenas cobran ni la ayuda del paro, de las arcas del Estado; ese es el dinerito que les llueve. Y, como después de la tempestad viene la calma, de la misma manera pasan los millones llovidos a los paraísos fiscales donde los guardan a buen recaudo para, cuando esto escampe y lo hayan dejado todo a precio de saldo, volver a especular y a sacar más rentabilidad si cabe al dinero que nos robaron y que encima los asfixiados tenemos que pagar con intereses en concepto de deuda pública.

Fugados

Viñeta de Ferran Martín, siempre tan grande.

Negocio redondo

La verdad, no me quito el sombrero porque es lo único que me calienta los cascos en esta casa en la que no me puedo permitir la calefacción. La luz, ¿saben?, que cuesta más que verla al final de ese túnel. Pero claro, cómo la van a bajar si con lo que pagamos es con lo que después ustedes cobran esos sobresueldos como consejeros en empresas energéticas o de telecomunicaciones en cuanto salen del Gobierno.

Pero eh, cuidado, que yo tengo casa, no tengo derecho a quejarme ni a protestar. No lo tienen siquiera esos pobres desahuciados que se han quedado con toda su familia en la calle, si no se han suicidado antes… Cómo lo voy a tener yo, niña mimada a la que, después de 15 años ejerciendo el periodismo, con casi 37 años, su padre, en paro; su madre, con una pensión de invalidez; y su tía, con otra; tienen que pasarle dinero mensualmente para que pueda comer. Sí, para comer comida no caducada -aunque a veces, bueno, con un poco de curry o de alioli todo entra-. Hasta que no lo cuente.

¿Saben que ya está pasando? ¿Saben que aquí afuera hay millones de familias que no tienen qué llevarse a la boca, miles de niños viviendo por debajo del umbral de la pobreza que van al colegio muertos de hambre? ¿Ustedes saben que hay millones de personas sobreviviendo gracias a la caridad y la solidaridad ciudadana? Claro que lo saben. Ahí está el truco: Mientras demos las gracias por recibir caridad, no reclamaremos nuestras necesidades básicas como derechos fundamentales.

Lo que pasa es que todo tiene un límite, y como sigan facilitando el despido y la esclavitud bajo esos sueldos de 500€, a ver cómo nos vamos a mantener los unos a los otros. Llegará un momento en el que el que cobre 500€ ya no pueda pagar el kilito de arroz en el supermercado para el Banco de Alimentos porque lo necesitará para, por ejemplo, ¿pagar el euro por receta cuando se le ponga el niño malo? Y entonces el bebé del otro que no tiene para comprarle leche se morirá de inanición y fíjense ustedes, de repente, África. De repente España sí será Uganda, parafraseando a Rajoy.

Que todavía no. Todavía la gente no se ha lanzado a la calle a robar, no han aumentado los índices de delincuencia ni de inseguridad ciudadana, aún no nos matamos por las esquinas. No, nosotros no nos matamos por nada ni por nadie… para qué, si ya tenemos a la policía y en breve a los guardias jurados para darnos candela. El ejercicio de la violencia se lo reservan ellos en potestad. Nosotros en cambio, aquí, pacíficamente, viendo por la tele como unos pocos defienden los derechos de todos y se llevan las hostias.

Se lo han montado bien ustedes porque, con la inestimable ayuda de los medios de desinformación, encima han conseguido que los propios ciudadanos vapuleados pero conformistas critiquen y menosprecien a los que sí se atreven a pelear por ellos. Repitiendo como loros sus consignas tipo ‘terroristas, filonazis, antisistema, okupas, radicales, violentos, etarras, borrokas…’.

Sí, hasta para muchos de nuestros propios vecinos los defensores de los Derechos Humanos somos ETA. Luego, si algún día podemos volver a repartir los derechos y libertades reconquistados, serán los primeros en ponerse a la cola a reclamarlos; pero, de momento, viendo el Sálvame Deluxe y ‘leyendo’ el libro de Belén Esteban, están bien a salvo de que les calienten a palos y de calentarse mucho los sesos por su ‘panodrama’.

Sobre todo, un consejo para sus señorías: Asegúrense de que toda esa mayoría silenciosa que se cree todavía sus mentiras no tenga que vender la tele, porque entonces estarán perdidos. Ustedes y todos sus amiguitos. Les pueden quitar el trabajo, la comida, la salud psíquica y físiológica, les pueden pisotear la dignidad… pero la pantalla de plasma ni tocarla, que ahí os la lían parda esos cabrones.

Ahí ni ley Mordaza ni sanciones administrativas de cantidades que sólo pueden pagar ustedes. El día que la otrora clase media no pueda pasarse las horas muertas siendo adoctrinada por su propaganda mediática, quizás, de súbito, abra los ojos y decida lanzarse a manifestarse, mentarles a la madre que no les abortó a ustedes y a la de Franco, quemar banderas y demás símbolos patrióticos, y empezar a exigir su aniquilada calidad de vida. Sí, el nivel adquisitivo que el españolito medio se había currado con el sudor de su frente, los ahorros que han volado con las preferentes desde sus cuentas en cajas de ahorros hasta las suyas en bancos de Suiza, sus hogares embargados, la educación de sus hijos y sus nietos, esa antiguamente admirada Sanidad pública universal, y unas pensiones antes garantizadas… Esas cosillas que ustedes juraron que nunca iban a tocar y que han sido lo primero que han volatilizado.

Cuando eso por fin pase, que va a pasar,  ya no seremos una minoría silenciosa. Tampoco seremos todos, porque, sorprendentemente, aún hay cantidad de gente sin comprensión lectora que sigue creyendo que la derecha es mejor gestora y que todo esto es culpa de la herencia de Zapatero, y de personajes anclados en el pasado que votan históricamente a la derecha porque a los suyos los mataron los republicanos.

Con los votantes del PSOE por idénticos motivos ya me meteré otro día. Pero esperamos que los obreros y trabajadores de a pie que se pasaron a votarles desengañados de la izquierda y confiando en que ustedes les darían un empleo bajen a la realidad de una vez al no tener tele para exponerse a Intereconomía, el Canal 13TV y RTVE, y se percaten de todo lo que les han esquilmado desde hace tan solo los dos años más eternos de esta supuesta democracia de chichinabo.

Mientras a los  pobres de comprensión lectora les quede la tele, pueden seguir apretándoles las tuercas llevándolos a la inanición, la explotación laboral y la desesperación o el suicidio. Sobre sus conciencias esas tan católicas pese. Que pese todo lo que nos están haciendo, y les aplaste inmisericordemente. En un justo toma y daca. Y si no, ya les aplastaremos los que sí que sabemos analizar la realidad.

Atte. Elisabeth G. Iborra, periodista y escritora venida a menos, como prácticamente todos los profesionales de mi sector y de todos los demás.

Los Diez Mandamientos Actualizados

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

Los Diez Mandamientos algo actualizados pero plenos de sentido. Para los que dicen que creen en Dios:

1.- Amarás a Dios sobre todas las cosas, no harás un dios del dinero, ni del poder, ni del prestigio, ni de alcanzar posición social. Amarás a Dios y por tanto a La Humanidad y todo lo que hagas será para mejorar la Humanidad. No ofrecerás sacrificios a ningún dios falso creado por tí tales como el dinero, el poder, el prestigio, la fama, no sacrificarás a la humanidad para pagar una deuda ilegítima adorando al dios dinero.

2.- No tomarás el nombre de Dios en vano, diciendo que gobiernas como Dios manda cuando no llevas el Amor ni a Dios dentro de tu corazón y no haces lo que Dios quiere que es cuidar de La Humanidad. No tomarás el nombre de Dios en vano, yendo a misa, rezando y comulgando mientras todas tus obras son abominables a los ojos de Dios, mientras todas tus obras se encaminan a dañar a La Humanidad, el pueblo de Dios.

3.- Descansarás y permitirás descansar del trabajo los días justos que correspondan a una vida digna. No obligarás al trabajador a trabajar sin descanso y sin medida. No obligarás a la gente a tener dos y tres trabajos para poder sobrevivir, no obligarás a la gente a llegar a la extenuación para tener siquiera qué comer. No explotarás al obrero y le pagarás su salario justo para que pueda disfrutar de su ocio y de su vida dignamente y esto le conduzca a la Felicidad.

4.- Honrarás a tu padre y a tu madre no robándoles sus pensiones y no robándoles con preferentes. Los honrarás asegurándoles una vida digna en su vejez. Los honrarás no engañándoles, haciéndoles trabajar toda su vida para luego robarles su jubilación. Los honrarás ayudándolos, no dañándolos tal como haces ahora.

5.- No matarás. No matarás condenando a la gente a la miseria, a la precariedad, a la desesperación, al suicidio. No matarás suprimiendo los servicios públicos de salud, educación. No matarás a la sociedad condenándola al paro endémico y estructural. No matarás las ilusiones, las fuerzas y las ganas de los jóvenes presentándoles un panorama artificial de desesperación y llamada a la inacción. No matarás la esperanza mintiendo sobre esta crisis Sísifo que has creado para nunca acabar.

6.- No cometerás adulterio, adulterando la verdad, manipulándola, engañando a la gente para obtener tu beneficio. No cometerás adulterio adulterando la realidad creando una crisis mentirosa que es una estafa en la que estás robando todo al pueblo de Dios, que es toda La Humanidad. No cometerás adulterio manipulando a los medios de comunicación para que se conviertan en tus voceros y cerrándolos cuando ya no te hacen falta.

7.- No robarás. No robarás. No robarás. No robarás al pobre para dárselo al rico, porque la única manera de que haya ricos es empobrecer a La Humanidad, es crear pobreza donde no la había, la única manera de que haya ricos es robar al pueblo de Dios, toda La Humanidad. La única manera de que haya ricos es crear pobres. No ro-ba-rás. ¿Está claro? Es que no sé cómo decirlo más claro.

8.- No dirás falso testimonio contra tu prójimo. No mentirás en los juicios. No dejarás impune al culpable mientras castigas al inocente. No dirás que no sabías que te alquilabas el piso a tí misma. No dirás que no recibías sobres cuando los recibías. No dirás que eres inocente cuando sabes que eres culpable. No dirás que no has despilfarrado dinero público cuando lo has hecho a manos llenas. No dirás que no has defraudado y engañado para enriquecerte a costa del pueblo de Dios, toda La Humanidad, cuando sabes que lo has hecho. No dirás que cualquiera lo haría en tu lugar para justificarte, porque no lo ha hecho cualquiera: lo has hecho tú.

9.- No consentirás que te dominen pensamientos impuros tales como la avaricia, el egoísmo, el ansia de poder, el ansia de prestigio social, el ansia de posesiones materiales, el ansia de dinero, porque si consientes que te dominen estos pensamientos impuros, tu vida será esclava de ellos y todo lo que hagas será para conseguir saciarlos, dañando al pueblo de Dios, a toda La Humanidad.

10.- No codiciarás la casa de tu prójimo, ni le tendrás envidia. No codiciarás cosa alguna de tu prójimo ni sentirás envidia de ellas. No codiciarás los impuestos del pueblo, no codiciarás la salud del pueblo, no codiciarás la educación del pueblo, no codiciarás la sumisión del pueblo, no codiciarás el sufrimiento del pueblo, no codiciarás la vida del pueblo, no codiciarás el alma del pueblo, del pueblo de Dios que es toda La Humanidad.

Entramos en el fascismo

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Te condenan a más años de cárcel por darles un tartazo que por matarles. Entonces ellos mismos nos están diciendo lo que debemos hacer.
Es imperativo denunciar el anteproyecto de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana ante organismos oficiales y no oficiales extranjeros que velan por los derechos humanos. Es imperativo denunciarla ante el Tribunal de Derechos Humanos de la Haya, los tribunales de Estrasburgo, la ONU, Amnistía Internacional y todo organismo que pueda ayudarnos al pueblo español.

Breve resúmen del análisis del anteproyecto de ley:

– Conculca, de hecho, los derechos fundamentales de reunión y de libertad de expresión.
– Atenta gravemente contra el derecho a huelga, derecho humano recogido en la carta de derechos de la ONU.
– Suprime, de hecho, en numerosos casos, la presunción de inocencia.
– Suprime, en numerosos casos, la tutela judicial de los procesos. Esto significa estado policial, la policía decide quién es multado y quién no, no un juez, y no son multas pequeñas, sino brutales.
– Elimina las faltas, ahora todo son delitos.
– Abre la posibilidad a la cadena perpetua, que una persona pase toda su vida en la cárcel.
– Abre la posibilidad de condenarte a multas y prisión por lo que piensan que vas a hacer, no por lo que has hecho.
– Aumenta en grado exponencial la discrecionalidad de policías y jueces, eliminando, de hecho, en muchos casos, la objetividad de un proceso.
– Implanta una indefensión ciudadana ante policías y organismos oficiales sin precedentes.

Según el último y primer informe anual que se ha realizado sobre seguridad en España (2012), nuestro país tiene uno de los índices de criminalidad más bajos de la UE, estos son datos objetivos, con lo cual no se justifica en absoluto este endurecimiento brutal del código penal.

La Tasa de Criminalidad Comparada de este informe arroja las siguientes cifras. Esta tabla en concreto se ha realizado con datos de 2009. Las cifras están en infracciones penales por cada mil habitantes:

España 50,0 frente a 151,9 de Suecia, 97,1 de Bélgica, 89,2 de Dinamarca, 81,0 de Finlandia y 77,7 de Reino Unido.

En esta comparativa de 15 países de la Unión Europea, España es el cuarto país con menos delitos de la lista.

Es urgente pedir la tutela de organismos internacionales relacionados con los derechos humanos, es urgente pedir su ayuda para impedir que esta ley monstruosa se lleve a cabo. Las organizaciones de juristas, abogados y otras civiles deben empeñarse en este tema porque es de extrema gravedad.

Anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana

Estamos en Dictadura

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.5/5 (2 votes cast)

La policía mata a ostias a un ciudadano en la calle, está filmado y quedan impunes. Piden nueve años de cárcel para los activistas que tiraron una tarta, una tarta, joder, a la presidenta de Navarra. Han condenado a tres años de cárcel a dos sindicalistas simplemente por participar en un piquete. Se ha demostrado que el PP se financia con dinero negro desde su fundación y encima nos lo restriegan en nuestra cara alardeando de su impunidad. Van a aprobar la nueva Ley de Seguridad Ciudadana en la que conculcan de hecho el derecho constitucional de manifestación (reunión) y que hará que prácticamente por chillar en la calle te puedan meter en la cárcel… ESTAMOS EN DICTADURA… Y yo me pregunto… ¿Qué vamos a hacer, Dios mío, qué vamos a hacer? ¿Vamos a dejar que la dictadura económica del PP nos aplaste a todos, conduciéndonos a la condición de esclavos y sin ni siquiera con derecho a protestar, arriesgándote a que la policía te mate a ostias y, aún filmándolo, con pruebas innegables, no les condenen? ¿Vamos a dejar que nos reduzcan a la condición de esclavos aplastados por las botas de los policías-asesinos que se han encargado de formar, aupar y proteger en los últimos años? ¿Vamos a dejar que suceda este horror? Si los ciudadanos no nos levantamos de manera contundente Y TOMAMOS EL PODER QUE ES NUESTRO, TOMAMOS, TOMAMOS EL PODER, dejando ya las manifestaciones y empezando las ORGANIZACIONES Y LAS ACCIONES CONDUCENTES A LA TOMA, A LA TOMA DEL PODER EN TODO EL PAÍS, no tendremos nada que hacer, seremos esclavos y no podremos ni protestar bajo el riesgo de acabar en la cárcel o torturados y asesinados por la policía. ¿ES QUE ACASO LO VAMOS A PERMITIR?

Sociedad Matrioska.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

La falta de educación política y el acomodamiento nos ha hecho ingénuos y han manipulado nuestras mentes hasta el punto de que nos sentimos cómodos aunque nos están perjudicando. Nos han hecho creer que no hay salida. Que unicamente recortando derechos, podemos avanzar. ¿Desde cuando restando se avanza?

Russian-Matroshka_no_bgHemos estado sometidos sin saberlo (algunos sabiéndolo). Mientras han alimentado el estado de bienestar, la mayoría de la gente no se preocupaba de la política y mientras, nos convencían de que políticas que nos son nocivas, que nos destrozan como colectivo, eran las correctas. La burbuja inmobiliaria alimentó el sentimiento de poder ser como los ricos, nos hicieron ver esa ilusión. La gente viajaba, compraba casas pensando que en un futuro cercano las vendería y ganaría lo que no ganaba en 5 años de trabajo.

Era una ilusión que muchos veíamos que era insostenible, pero aceptábamos. Porque estábamos en la champions league.

Ahora que va todo mal, tenemos enraizados todos esos sentimientos. Es difícil eliminarlos. El problema no está en la gente que vota al PP, está en los que votamos al sistema. Pero siendo realistas, aunque hagamos campañas contra el sistema, mirando desde una perspectiva más global, te das cuenta de que estás dentro de una muñeca rusa, una matrioska. Formas parte de la muñequita más pequeña. No puedes salir del sistema, sin salir de la UE y sin salir de la economía mundial. Y eso nos convertiría en una especie de Corea del Norte (con o sin su sistema, pero fuera del resto)

Y ahora ve a decirle a tu vecino que si quiere convertirse en Corea del Norte, a ver que te dice. Seamos realistas.

Por lo tanto, la única manera de cambiar cosas es participando. Y eligiendo a los políticos, que aunque formarán parte de un sistema nocivo, lucharán para paliar las políticas impuestas por el resto de matrioskas, las grandes. Esto está diseñado para que quien no participa, contribuya a perpetuar a los partidos “herramienta” del sistema. El voto en blanco y el voto nulo tampoco sirven, también les beneficia.

Hay que infiltrar a ciudadanos que realmente quieran cambiar las cosas en el sistema. Para que al menos, palien las políticas nocivas para la ciudadanía. O al menos, lo intenten.

Y el primer paso es terminar con el bipartidismo. El brazo derecho e izquierdo de quienes quieren que seamos esclavos al servicio de grandes corporaciones. Si les arrebatamos el poder, seguramente pongan en marcha otros mecanismos de control, más potentes pero que a la vez serán mucho más obvios. Debemos estar preparados.

El Conservadurismo político y la tolerancia hacia comportamientos transgresores.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

El Barómetro Global de la Corrupción 2013 señala que la corrupción afecta a España en los tres poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial). Los Servicios Públicos (Educación, Sanidad) y los cuerpos de funcionarios, muestran unos resultados de falta de corrupción equiparables a los países nórdicos, con apreciable ventaja sobre Italia y Francia. Es un tema preocupante y puede resultar engañoso. Tratado como si fuera un espectáculo, es fácil desvincular a los actores de las formas en que la transgresión funciona en la sociedad.

La corrupción desde la perspectiva psicológica se sitúa dentro del amplio espectro de comportamientos transgresores. Cuando los individuos se ven enfrentados a los procedimientos legales o burocráticos diseñados por el Estado, la corrupción se puede poner de manifiesto. Pero no se trata solamente de un fenómeno asociado con delincuentes, compete al ámbito transgresor de la relación que establecen individuos y grupos, con el sistema normativo formal (normas jurídicas) e informal (convenciones sociales). La transgresión a las normas se desencadena cuando las personas se enfrentan con un dilema moral entre los deseos personales y las restricciones sociales. Ciertas variables mediadoras (ideológicas y/o motivacionales) llevarían a las personas a interpretar las normas y situaciones de una manera particular, en la cual se justifica la transgresión de las mismas y se le interpreta como algo “socialmente” aceptable, sin apelar al ámbito público del consenso. Transgredir una norma, en el cálculo racional de costo-beneficio puede ser sólo cuestión de si ésta responde o no a los intereses particulares. Si una norma es muy compleja o muy ambigua, será más sencillo para las personas (re)interpretarla d modo que pueda ser transgredida (Shannon, 2000). No obstante, las personas obedecen las normas, no sólo por motivos utilitaristas sino también por motivos colectivistas; en la medida en que las convenciones sociales y las instituciones facilitarían la convivencia, la interacción y la comunicación entre los individuos que conforman una comunidad. Las normas o convenciones sociales poseen una finalidad, una función adaptativa en la medida en que minimizan el conflicto y promueven la cooperación entre los seres humanos.

Por una parte, el deseo autoritario como consecuencia del temor hacia el desorden social, nos lleva a pensar que las personas con una marcada tendencia hacia el autoritarismo serían menos proclives a aceptar la violación de las normas. Es más, los individuos fuertemente identificados con el endogrupo, (partido, sindicato, empresa…) creen que la adhesión a las normas es muy importante y sancionarán por ello, a aquellos que pongan en peligro la conservación de las mismas. Así, los individuos con una mayor tendencia hacia el autoritarismo de ala derecha, serán personas más “socialmente obedientes”, acatarán las normas y las convenciones sociales y por lo tanto, manifestarán una menor disposición hacia la transgresión de las normas propuestas por las autoridades percibidas como legítimas. Por otra parte, la tendencia hacia la dominancia social que se muestra relacionada con el deseo de poder, bajos niveles de preocupación por los demás y bajos niveles de altruismo (Pratto, Sidanius, Stallworth y Malle, 1994) nos llevaría a suponer que, las personas con mayores puntuaciones en dominancia social, serían proclives hacia ciertos comportamientos transgresores (Sidanius y Pratto, 1999).

Aparentemente ambas actitudes predisponen a los individuos hacia tendencias opuestas: una mayor tendencia hacia la dominancia apoyaría ciertas formas de transgresión, mientras que, por el contrario, una mayor tendencia hacia el autoritarismo defendería las convenciones sociales, rechazando por ello la transgresión a las normas percibidas como legítimas. Ahora bien, la relación señalada por el estudio de Rottenbacher y M. Schmitz entre la dominancia social y los mayores niveles de transgresión se establece en la medida en que estas normas son percibidas como obstáculos o limitaciones para la dominancia endogrupal(superioridad del endogrupo). De acuerdo a resultados de estudio, retomamos algunos elementos explicativos del proceso que abre la tolerancia a la transgresión.

Ambientación de jungla versus legitimación de la dominancia endogrupal

La percepción de un ambiente hostil llevaría a la consideración de la competitividad como una actitud necesaria, que tolera (acorde con las creencias del autoritarismo) la motivación por la dominación y la superioridad del endogrupo. Altas puntuaciones en la dominancia social se relacionan con la percepción de un ambiente social muy hostil (una despiadada y competitiva jungla), y expresan una motivación por la dominación y superioridad por parte del endogrupo (Jost et al. 2009). De esta forma, la configuración de la dinámica bipartidista en los escenarios de acción del Ejecutivo, Legislativo y Judicial se muestra como ejemplo con cierta legitimación mediática conseguida.

Tolerancia a la transgresión en función de la dominancia individual y/o endogrupal estimada

Una mayor tendencia hacia la dominancia social supondría la permisividad de ciertos niveles y determinadas formas de transgresión, en el caso de que estos comportamientos tengan como meta el mantenimiento de la dominancia endogrupal. Tolerancia a la transgresión sobre la creencia de que el fin justifica los medios. Lo que daría explicación a la ubicación de la corrupción en esferas con capacidad de decisión y la proliferación de redes de confianza con la posible adscripción de individuos y grupos movidos por el afán de lucro o por el afán de poder político.

Utilitarismo de los contactos frente a las relaciones profesionales

La relación encontrada entre la dominancia y la tolerancia hacia el tráfico de influencias también resulta coherente con la utilización de los contactos personales en favor propio o de otros miembros del endogrupo (familia, amigos, allegados, etc.). El tráfico de influencias, supone que el endogrupo es, de manera simultánea, un medio y un fin en el logro de las metas particulares. En este sentido, el grupo de contactos personales es utilizado como medio para mantener el dominio sobre otros grupos y así favorecer una mayor dominancia de las personas más cercanas. Es decir, el número de cargos de libre designación pondría de manifiesto las prácticas de carácter utilitario para el logro de metas particulares (individuales o del endogrupo).

El uso del dinero como control

También resulta importante mencionar la relación observada por Rottenbacher y M. Schmitz (2012) entre la dominancia y la tolerancia hacia el uso del dinero o sobornos. El dinero utilizado como un medio para controlar el comportamiento de otras personas en beneficio propio y de alguna manera, asegurar la dominancia endogrupal.

La práctica corrupta, como señala Huber, promueve el uso incorrecto de fondos públicos y perjudica sobre todo a los pobres ya que promueve la desintegración y descomposición del tejido social y el sentimiento de comunidad. En esta perspectiva la corrupción quedaría definida como el abuso del poder público para la obtención de un beneficio privado (individual y/o grupal).

Finalmente podríamos decir que, el valor otorgado por el conservadurismo a la competitividad como regla de éxito para las sociedades contemporáneas, opera como cómplice necesario para la tolerancia selectiva de la transgresión en nuestra sociedad. La necesidad de dominancia social que promueve, puede ser utilizada y funcionar como incentivo pudiendo desarrollar una corrupción sistémica.

Cabría preguntarse entre otras cosas por los itinerarios de acceso a la toma de decisiones que existen en las instituciones (partidos, sindicatos, empresas, fundaciones, ministerios, tribunales…) que no supongan altas puntuaciones en dominancia social. Y también por la adscripción de la competitividad como valor social ¿compatible con una democracia sin corrupción?

Un saludo.

De la destitución de los representantes políticos de los españoles.-

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

943431_248836021921894_151580110_nDE LA DESTITUCIÓN DE LOS REPRESENTANTES POLÍTICOS DE LOS ESPAÑOLES.- 

Exposición de motivos.-

Los casi treinta y cinco años de vigencia de nuestra Carta Magna, así como el desarrollo legislativo de su contenido, nos han abocado a una situación rechazable e insostenible.

Si bien es cierto que nuestro país ha logrado importantes avances en este período, no lo es menos que en nuestra democracia representativa se han producido multiplicidad de acciones execrables, que no sólo se han de imputar a nuestros representantes políticos, sino también a un buen número de instituciones, en las que se ha dado, -y sigue dando-, asilo a personas que por sus acciones se han revelado indignas de seguir detentando el poder y la autoridad que les fueron transmitidos temporalmente, -a través del voto-, por quienes somos titulares de la soberanía: la ciudadanía española.

Pero también la ciudadanía hemos de asumir la responsabilidad en la que se ha incurrido al no exigir con contundencia a nuestros representantes políticos medidas tendentes a evitar que esta democracia derivase hacia la situación en la que nos encontramos.

La ciudadanía, el pueblo español, que se otorgó la Constitución vigente, tiene la legitimidad, -y el deber-, para adoptar directamente medidas que vengan a establecer los cauces necesarios para rectificar la deriva de nuestro sistema político, de una democracia que se ha revelado incapaz de dar respuesta a las pretensiones y anhelos de una sociedad del siglo XXI.

Es fundamental que la ciudadanía tenga reconocido en nuestra Constitución el derecho a destituir a los representantes políticos que actúen de manera contraria al mandato que les ha sido dado.

El acto de votar hemos de entenderlo como el consentimiento, -y el cumplimiento de nuestra obligación-, en una relación de carácter contractual, en la que las partes y las prestaciones de cada una de ellas están claramente definidas

  • Por un lado, los partidos políticos que acuden a las elecciones con un programa de gobierno. Su prestación es el exacto cumplimiento de las obligaciones derivadas de hacer efectivo el contenido de su programa político y la gestión de lo público ajustada a derecho.

  • Por el otro, los ciudadanos y ciudadanas, que, de acuerdo con el contenido de los programas que los partidos políticos presentan, deciden otorgarle a sus candidatos, de manera temporal, el poder y la autoridad que dimanan de la soberanía de la que son titulares; siendo ésta su prestación. Este acto lleva implícito el mandato inalienable, a quienes han sido elegidos, de cumplir las obligaciones derivadas de ese contrato.

En cualquier relación de carácter contractual, cuando una de las partes incumple, la otra está legitimada para exigir las responsabilidades derivadas de ese incumplimiento.

Y tal ha de ser el derecho, -y el deber- que la ciudadanía tenga cuando exista un incumplimiento por parte de sus representantes políticos.

Para dar respuesta a tan perentoria necesidad, proponemos a nuestros conciudadanos y conciudadanas la2a

Reforma de la Constitución Española de 1978, Título Primero, Capítulo II, Sección 1, Artículo 29

de manera que

El artículo 29 de la Constitución Española de 1978 quede redactado así:

1.- Se reconoce el derecho de los españoles a destituir a sus representantes políticos en los siguientes casos:

  • 1.a.- Cuando exista incumplimiento del programa electoral que motivó su elección.

  • 1.b.- Ante la existencia de indicios razonables de comportamiento torticero.

  • 1.c- En los casos de transfuguismo.

Este derecho se desarrollará por Ley Orgánica.

2.- Todos los españoles tendrán el derecho de petición individual y colectiva, por escrito, en la forma y con los efectos que determine la ley.

3.- Los miembros de las Fuerzas o Institutos armados o de los Cuerpos sometidos a disciplina militar podrán ejercer estos derechos sólo individualmente y con arreglo a lo dispuesto en su legislación específica, prevaleciendo, en todo caso, lo que puedieran disponer leyes orgánicas de desarrollo de derechos contenidos en esta Sección.

Promotores de esta iniciativa:

– Pedro L. Alcántara.

– Foro Andalucía. Ley Andaluza de Participación Ciudadana.

– Movimiento Ciudadano por el Cambio del Modelo Político.

– Plataforma Granada – Agrupación de Movimientos Ciudadanos.

Para apoyar esta iniciativa:

Reforma de la Constitución Española de 1978, Título Primero, Capítulo II, Sección 1, Artículo 29 http://www.change.org/es/peticiones/cortes-generales-reforma-de-la-constituci%C3%B3n-espa%C3%B1ola-de-1978-t%C3%ADtulo-primero-cap%C3%ADtulo-ii-secci%C3%B3n-1-art%C3%ADculo-29?share_id=BaQwXzVvFB&utm_campaign=twitter_link&utm_medium=twitter&utm_source=share_petition … vía @change

En Granada, a 22 de Septiembre de 2013

Pedro L. Alcántara

Suscríbete

Introduce tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 61 suscriptores