¿Es realista esperar que el PP se reconvierta en un partido de centro-derecha federalista?

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Artículo proveniente del blog de su autor

A riesgo de que me lluevan las críticas por tratar de analizar la crisis política España – Cataluña con honestidad e independencia, no puedo sino aplaudir la nueva actitud del Partido Popular, no sé si personificada en la figura de Mariano Rajoy, o respondiendo a una maniobra orquestada en parte por el Partido Popular de Cataluña. Estoy hablando de la última reunión entre Mariano Rajoy y Artur Mas, que ha tenido lugar esta misma semana, en la que Rajoy se ha mostrado dispuesto a ceder “con lo del objetivo de déficit”. ¿Qué hay detrás de tales cesiones? ¿Es este gesto de Rajoy el gesto de un patriota dispuesto a “morir con las botas puestas”?

Tal y como me dispuse a analizar en este otro artículo -desde un punto de vista, por cierto, más pesimista de lo que la realidad está demostrando- sólo veía una manera de que la tensión con Cataluña se rebajase: que el Partido Popular accediese a debatir las propuestas de Mas. Esto tendría dos consecuencias importantes.

La primera, que CiU tendría que acceder a cambiar el discurso sobre el referendo de autodeterminación, “la consulta”. Y bien, poco ha tardado Durán i Lleida en decir que está dispuesto a aplazarla, de 2014 a 2016. A partir de lo cual yo me planteo: si CiU está dispuesto a aplazar la consulta por circunstancias políticas, económicas o sociales, ¿no será que precisamente “la independencia” iba a agravar esas circunstancias? ¿Que la independiencia NO soluciona los problemas económicos? Si no, ¿a qué esperan para convocar la consulta hoy mismo? ¿Por qué siguen buscando hacer pactos con el PP sin hacer demasiado ruido?

Pues porque al ser CiU consciente de que en lo sucesivo les será muy dificil influir en la política nacional pactando con los gobiernos desde el Congreso -dado que el papel de “partido bisagra” le va a corresponder a UPyD – la única estrategia política que le queda a CiU es estirar y aflojar la cuerda de la independencia siempre que pueda. La van a explotar al máximo y de momento le está saliendo bien.

Y la otra de las consecuencias que venía anunciando, es una respuesta “intransigente” de UPyD. Así ha sido. Argumentan que es “impresentable” que se toleren déficits asimétricos. Es decir, que el techo de déficit para el siguiente ejercicio sea diferente dependiendo de qué Comunidad Autónoma se trate. Sin duda, no les falta razón es sus argumentos:  si se permite que Cataluña “pueda hacer menos recortes” para evitar su asfixia económica, ¿porqué no otras comunidades? Es verdad, y son coherentes. Pero el Partido Popular está consiguiendo algo importante con esta cesión: no ahondar en la división de la sociedad catalana y por extensión, de la española.

Pero, ¿qué podemos esperar del futuro? Pues bien, el PP ha conseguido algo, desde mi punto de vista crucial: hacer que se retrase “la consulta” hasta después de las siguientes Elecciones Generales. Cuando en tales elecciones UPyD logre suficientes escaños para presionar al gobierno de turno -sea del PP o del PSOE- para que “no pacte con nacionalistas”, el juego de CiU habrá terminado y, sólo le quedaría una opción para mantener su influencia política: convocar “la consulta” en los días subsiguientes a tales elecciones generales, y “atrincherarse” en el Parlament, ya que en el Congreso será ninguneado por los siglos de los siglos.

Aunque el PP haya cedido, sigo viendo “la consulta” como algo inevitable. Considero, sin embargo, que si el PP se da la oportunidad de cambiar lo suficiente su discurso como para atraer a unos cuantos votantes “de centro-derecha catalanista”, estaría abriendo una importante puerta para la convivencia: y para que en “la consulta”, venza la “no independencia”

¿De qué estoy hablando? Estoy queriendo decir que el PP debe asumir la derrota ante el empuje de UPyD, pues considero que los votantes de “centro españolista” introducirán en su sobre la papeleta de los magentas. Con los recortes, la corrupción y ahora “estas cesiones a los catalanes” no tienen mucho que hacer. Sin embargo, como digo, con este tipo de cesiones “en pos de la convivencia” están demostrando una “nueva forma de patriotismo” que no vendría mal que explotaran.

Que se me entienda. Estoy hablando de “patriotismo” en el sentido de “hacer gestos para no dividir más a la población”, y en ese sentido, una estrategia que considero que sería buena tanto para el Partido Popular de Cataluña, como para España, es “adelantar a UPyD por el federalismo“. Es decir, que ponga sobre la mesa un modelo federal lo suficientemente atractivo para buena parte de los votantes de CiU y, que, bien vendido, no tendría porqué disgustar al resto del centro-derecha español. ¿Es realista esperar que el PP se reconvierta en un partido de centro-derecha federalista?

Escrito por alonsorgaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Sobre el autor
  • We are sorry, but the author did't entered any information in his profile.
Suscríbete

Introduce tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 62 suscriptores