¿ERES SORTEISTA SIN SABERLO?

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.4/5 (14 votes cast)

sorteo

 “Entiendo que en política no cualquiera vale. Pero cualquiera puede tener voz y voto. Porque no se puede poner de ministro de economía, por ejemplo, a alguien que no sea economista. O de ministro de justicia a alguien que no entienda de leyes.”

Estas líneas, escritas en Facebook por una persona que daba su opinión sobre los inconvenientes de la Democracia por sorteo, han inspirado este artículo, que versa sobre la capacidad/incapacidad para ejercer la política de la gente común y corriente, de la gente como nosotros y como tú.

Muchos creen —y el interlocutor citado es un ejemplo de ello— que parte de sus conciudadanos solo pueden ejercer la política con la “voz y el voto” (entendida la acción política desde, digamos, su peldaño más bajo). Este tipo de personas, que podríamos denominar “restriccionistas”, lo conforman dos subgrupos: el de quienes se aplican a sí mismos esa negación de la función política porque no se imaginan tomando decisiones políticas y el de los que sí se imaginan tomándolas. Los primeros serían restriccionistas tutelados —ya que piensan que son otros los que necesariamente deben dictar las normas que les atañen— y los segundos, restriccionistas tutelantes — ya que se sienten capaces para dictar normas o ejercer la tutela de terceros a los que ellos consideran “limitados” políticos, pues su capacidad se reduciría a “voz y  voto”.

Sin embargo, otros—quizá menos numerosos— creemos que todos los ciudadanos no solo podemos ser sino que somos políticos (con algunas excepciones infrecuentes de las que podemos hablar en otro momento). A los que así pensamos se nos podría llamar “inclusivistas.

Por último, están los que creen que nadie está capacitado para la política, es decir, para dictar normas a los demás. Obviamente, de ellos, a los que podríamos llamar “negacionistas”, no nos vamos a ocupar en este artículo.

La conclusión de los restriccionistas —limitar a parte de la población el ejercicio de la gran política— está llena de contradicciones que, ¡oh casualidad¡, se pasan por alto para dar más coherencia al discurso. Para concretar estas afirmaciones abstractas conviene descender a los detalles; sin embargo, los hilos argumentativos son numerosos, motivo por el que dejamos parte de ellos para otra ocasión y así podremos extendernos ahora en solo dos: 1) Los requisitos legales para ejercer la política y 2) El concepto mismo de política.

 

1/ Requisitos legales.- Presentarse en una candidatura para cargo político requiere, si mal no recordamos, no estar inhabilitado mediante sentencia firme para concurrir a las elecciones, pertenecer a una formación política, ser mayor de edad y poseer la nacionalidad española (y esto último no en todos los casos). La realidad es que el perfil curricular de los candidatos políticos es muy inclusivo: no requiere de ninguna formación, no se exigen certificados psiquiátricos sobre la salud mental, tampoco se certifican las capacidades de aprendizaje, aunque solo sea para descartar el analfabetismo, y la experiencia en política, además de no exigirse, es cada vez más cuestionada como virtud e incluso algunos la valoramos como un inconveniente grave.

Aunque puedan desconocerse los aspectos concretos de la Ley Electoral (y no hemos mencionado algunos), casi todos sabemos que los requisitos necesarios para ser político están al alcance de la mayoría de la población, algo que se deduce fácilmente a poco que conozcamos a nuestros políticos. Por tanto, los requisitos legales contradicen lo sostenido por los restriccionistas y son consecuentes con los principios de los inclusivistas. No obstante, la Ley no es un argumento lo suficientemente potente porque solo expresa los puntos de vista de quienes la redactan y aprueban. En definitiva, te puede respaldar la Ley a la vez que no te respalda la razón ni la Justicia, entendida esta como un concepto que intenta impregnar las leyes pero que no siempre lo consigue (Véase la Ley Hipotecaria española como un ejemplo palmario de Ley injusta)

 

2/ Concepto de Política.- Aunque no existe una definición estándar, entendemos que con la política se diseña el marco de convivencia que rige una colectividad concreta. Sin ser exhaustivos, podríamos definir la política como una actividad orientada por la ideología1 que se dirige a la toma de decisiones2 y al ejercicio de la autoridad3 en los asuntos públicos4. Hemos numerado los cuatro aspectos que nos parecen más relevantes, pero esta definición podría resumirse aún más diciendo que la política es “decidir sobre la cosa pública”, y sería suficiente si se considerase implícito que decidir tiene un fuerte componente ideológico y que contravenir las normas públicas trae aparejada una sanción por parte de la autoridad.

En general percibimos, quizás equivocadamente, que los reduccionistas conciben la política en términos de liderazgos personalistas, entremezclan la política con la técnica y, además, tienen una idea contrapuesta a la de los inclusivistas respecto de los conceptos acierto y de su contrario error. Estos tres aspectos merecen una reflexión por separado:

 

a)  Concepto de política en términos de liderazgos personalistas.- La estructura actual para el ejercicio de la política sigue un patrón bastante extendido en el mundo: liderazgos fuertes y unipersonales. Cuando se trata de Elecciones Generales, los partidos diseñan sus campañas en torno a su candidato presidencial, al que el resto de candidatos del partido observa subido en su atalaya y lo apoyan acérrimamente. Esta clara actitud de vasallaje hunde sus fuertes raíces en el hecho de que es el candidato presidencial quien controla de modo directo la composición de las listas electorales en las que figuran los demás. Tras las elecciones, toda la política del partido sigue girando en torno al líder, quien, con su cuota de poder obtenida en las urnas, negocia con las cuotas de poder obtenidas por el resto de líderes fuertes unipersonales de los otros partidos.

En caso de mayorías absolutas, será un solo líder, apoyado por sus adláteres, el que ejerza el poder. ¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI se haya perpetuado la estructura de poder de las monarquías absolutistas, con una sola persona ostentando un poder casi omnímodo? Y esto sucede al menos durante los cuatro años que dura una legislatura con mayoría absoluta. La única diferencia sustancial con esos tiempos pretéritos es que podemos castigar las conductas y acciones de estos líderes en las siguientes elecciones, algo que es más civilizado que la guillotina. Un gobierno con mayoría absoluta puede tener comportamientos despóticos con su población, y la prueba de esta hipótesis es el gobierno de don Mariano Rajoy. ¿Cómo podemos regirnos por un sistema que permite que se gobierne contra la mayoría de los integrantes de la sociedad? ¿Cómo permitimos algo tan intolerable?

En estas condiciones en que se desarrolla la política, los inclusivistas también pensamos que no todo el mundo está capacitado para la política… Pero nosotros concebimos la política de otro modo, concebimos la política como un ejercicio colectivo con líderes débiles que facilitan el consenso y lubrican las tensiones de estructuras menos jerárquicas en las que el poder es un medio y no un fin. En este contexto, depositando la confianza en equipos, hay un papel para todos y todos pueden hacer aportaciones al colectivo.

 

b)  Mezcla de la política con la técnica.- A pesar de que la realidad es tozuda, con multitud de ministros nombrados al frente de ministerios cuya área organizativa es totalmente ajena al currículo del titular, a pesar de que se legisla sobre aspectos en los que ni uno solo de los diputados tiene experiencia ni conocimientos previos (genética, nanotecnología, satélites, macroestructuras, recursos hídricos…), los restriccionistas siguen afirmando, como mi interlocutor, que “no se puede poner de ministro de economía, por ejemplo, a alguien que no sea economista”. Solo decir que poder se puede, y hacerse se hace.

El papel de la política y de los políticos no es técnico, y además no tiene por qué serlo. La política nos encamina hacia lo que queremos como sociedad y la técnica ofrece soluciones para transitar de un modo más eficaz y eficiente ese camino. Cuando son los técnicos los que deciden la política, entonces estamos hablando de una tecnocracia.

 

c)  Concepto de acierto y error.- En el imaginario de un restriccionista suponemos que existe una separación clara entre dos categorías de decisiones: las correctas y las incorrectas. Suponemos también que uno de sus argumentos más poderosos para negar capacidad política a parte de la ciudadanía es que esta adoptaría un mayor número de decisiones incorrectas, mientras que los que ellos consideran dotados de capacidad política adoptarían un mayor número de decisiones correctas; es decir, piensan que la sociedad necesita de la tutela de los líderes políticos.

Los inclusivistas pensamos justamente lo contrario. Pensamos que el conjunto de la Sociedad tomará un mayor número de decisiones correctas que si lo hace solo una parte de ella (los políticos de los restriccionistas).

Esta visión diametralmente opuesta gravita sobre el concepto mismo de acierto y error. Los restriccionistaspiensan que lo correcto es lo que conviene a la Sociedad y quienes saben lo que le conviene son las personas dotadas con esta capacidad.

Los inclusivistas creemos que lo correcto es lo que quiere la Sociedad. La diferencia es sustancial, porque en nuestro caso lo que quiere la sociedad coincide exactamente con lo que le conviene.

En resumen: ellos piensan que es necesario decirle a la Sociedad lo que hay que hacer, mientras que nosotros pensamos que lo que la sociedad necesita es tener la posibilidad de decidir lo que quiere hacer.

Buena parte de las decisiones políticas —y de las decisiones en general— son valorativas, porque no suelen existir criterios objetivos para catalogarlas como mejores o peores. ¿Es mejor ser médico o jardinero? La respuesta es “depende”. Un médico al que le hubiera gustado ser jardinero se sentirá frustrado profesionalmente y un jardinero que deseaba ser médico y no pudo, también. ¿Es mejor pertenecer a la Unión Europea o estar fuera de ella? Parece que los suizos prefieren estar fuera, mientras que Turquía  aspira a integrarse…

Lo único claro es que si una sociedad elige su destino estará mucho más satisfecha que si son otros los que eligen su destino por ella. Los restriccionistas abogan por la tutela de la sociedad y losinclusivistasabogamos por el derecho de la sociedad a decidir con las menores intermediaciones posibles de terceros.

 

A pocas líneas para el final de este artículo, suponemos que ya sabes si eres inclusivista o restriccionista. Y ese paso que queríamos que dieras con nosotros es imprescindible para saber si eres un sorteísta en potencia. Si eres  restriccionista, el sorteo no es para ti, no te esfuerces, no puedes ser un sorteísta convencido porque la democracia por sorteo confía la gran política a la gente común y corriente.

Si eres inclusivista puedes plantearte la pregunta con la que comenzábamos ¿eres sorteísta sin saberlo? Solo puedo decirte que cabe la posibilidad de que seas un sorteísta en ciernes, pero tendrás que hacer un esfuerzo para conocer esa herramienta democrática cuya principal virtud es conseguir la igualdad real en derechos políticos de todos los ciudadanos, concretamente la igualdad en el acceso al ejercicio del poder político, que se quiebra con el sufragio. Familiarizarte con el sorteo depende de ti y no suele ser una tarea demasiado fácil; los cambios radicales de mentalidad pocas veces lo son.

 

Tomás Mancebo Romero

Texto revisado por José Angel Rasilla Casanova

Contacto www.partidoazar.com

 

REFERENCIAS PARA PROFUNDIZAR EN LA DEMOCRACIA POR SORTEO

I/ PARTIDOS POLÍTICOS

1 Partido sorteista español http://partidoazar.com ; 2 Partido sorteista de Gales  http://www.ordinarypeople.org.uk/ ; 3 Partido sorteista griego http://www.klirosi.org/

II/ VIDEOS, ARTICULOS Y ENSAYOS

19 Blog de los Kleroterians http://bit.ly/qBTlz6 ; 20 “Accidental politicians, how ramdomly selected legislators can improve parliament efficiency” http://bit.ly/h3CcgJ ; 21 “A citizen legislature” http://bit.ly/eFlh4D ; 22 “Sortition” en la Wikipedia http://bit.ly/a3tj0M ; 23 Video 3’.- Una propuesta islandesa con el sorteo http://bit.ly/x3MW5w ; 24 Video 3’47’’. “Sortition” http://bit.ly/Z3jHEC ; 25 Video 7’.-  “Next step for democracy: a government by the people”  http://bit.ly/Z3jVM8 ; Video 29’.- “The common lot: next step for democracy” http://bit.ly/XFoVIG

  • · EN FRANCES

26 Blog de Etienne Chouard http://bit.ly/lOhzB ; 27 Video 15’: diputado belga aboga por el sorteo http://bit.ly/ZLN5E6

Escrito por Tomas Mancebo

¿ERES SORTEISTA SIN SABERLO?, 4.4 out of 5 based on 14 ratings

22 respuestas a ¿ERES SORTEISTA SIN SABERLO?

  • disqus_nbD3oJHhPj dijo:
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: -1 (from 1 vote)

    Para empezar: lo de sorteista me suena mal. Así que espero no serlo.
    Yo de lo que trato es hacer comprender que todo está cambiando y que no debería estar lejos un nuevo sistema del gobierno del pueblo por el pueblo, en base a que las TIC son el credo universal de la sociedad en el futuro.
    Agradezco la información, pero si me la leyera dejaría de tener ideas propias y exclusivamente basadas en las TiC. Aparte que no tengo tanto tiempo.

    • anoglnieto29 dijo:
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: -1 (from 1 vote)

      Pues algo q si está claro que es hora de establecer un verdadero perfil de gente q ingresa a hacer leyes y un control por parte del pueblo, aqui en el Ecuador hemos tenido un serio problema q cualquiera puede ser parte de la asamblea como payasos de gente de la tv, futbolista, etc, gente q no está preparada ni saben lo q es una ley, pero fue un grupo de ciudadanos responsables q realizamos protesta basada “Yo doy mi voto a Don burro”, era una forma de critica y muchos llegamos a un punto en q los requisitos para cualquier candidato para crear leyes debería ser más estricto como:

      Tener un Phd en estudios económicos y jurisprudencia.

      Haber colaborado por lo menos 3 años en voluntariado a la comunidad (para q conozca la realidad humana de su gente)

      Que su tesis debió haber tenido una de las mejores calificaciones

      Examen psicológico aprobado

      Además pasar por foros de estudiantes universitarios para ser analizado
      Tal vez habrán más de requisitos porq cada uno conoce su realidad, pero además estar atentos a todas las leyes q establecen en el congreso para q no se vuelvan aprovechar nunca más de gente vulnerable del Pueblo

  • VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Deberían pasar un exámen de álgebra como mínimo, pero eso en una cultura de letras que desprecia la de ciencias es un poco dificil, tenemos el parlamento lleno de abogados, y econo-misticos, poca presencia deingenieros y científicos. Por otro lado una batería de tests de psicopatía, pero la humanidad aun no ha entendido que tiene un problema eso.
    En cuanto a lo de coger gente “a huevo” para un puesto de poder, roza la ignorancia y temeridad extremas. Solamente puede ser defendido por quienes no son conscientes de las consecuencias que una persona sin un mínimo de formación puede crear.

  • VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    De momento me parece que el texto deja como “restriccionistas” (palabra con connotaciones peyorativas) a la gente que prefiere la representatividad y “inclusivistas” (palabra con significado agradable), a los que sois sorteistas. Al márgen de lo que pone en el texto, que pienso que es un punto de vista bastante peculiar, creo que está sesgado desde el principio y quiere llevar al lector a su terreno de una manera muy descarada.

    • VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)

      Armando. Me gustaría que te inventases otros términos mas descriptivos que inclusivista y restriccionista. Parece que no te gustan y, ademas, parece que les atribuyes un intento de manipulación ¿Que términos utilizarías tu para describir lo que yo describo? ¿Que cosas se dicen que según tu manipulan y sesgan? Argumentos please

      • VA:F [1.9.22_1171]
        Rating: 0 (from 0 votes)

        Mis argumentos ya te los he dado. Mientras hablas de una manera de representación por sorteo y los llamas “inclusivistas”, a la manera de representación por elección, les llamas “restriccionistas”. Creo que hay un sesgo importante en la forma de llamar a cada manera de representatividad, ya que cualquiera de las 2 merecen un trato igualitario, aunque una de ellas no te guste.

        Yo soy “restriccionista” a tu forma de verlo, porque prefiero un sistema en el que las personas elijan a sus representantes y asuman lo que elije la mayoría y respete lo que quieren las mayorías, que un sistema en el que el “azar” elija un grupo de ciudadanos que dicte las normas de convivencia en el país, comunidad, o lo que sea. Que la gente, basándose en su sentido común, elija quién quiere que le represente. Y quiero un sistema que además, pueda participar junto con mis representantes en las decisiones importantes que tomen para que funcione mi entorno social.

        A mi eso no me parece que sea ser restriccionista para nada, eso es dar libertad de elección a la gente. Y, como no todos podemos dedicarnos en exclusiva a la política, porque si no el país sería como El Vaticano, delegar esas funciones a gente que esté dispuesta a hacerlo para mi y mis conciudadanos. El problema que hay en estos momentos, es que la libre elección está supeditada a unas listas cerradas creadas por los partidos políticos que las forman. Por lo que la elección no es tan libre.

        La democracia se basa en elegir a una serie de personas, bien por ideología o bien por convencimiento de que lo va a hacer bien, para que gestione lo público y que haga de nuestro entorno un lugar mejor. Que es justo lo que no hacen.

        • VA:F [1.9.22_1171]
          Rating: 0 (from 0 votes)

          Te he sugerido que cambies los términos inclusivista y restriccionista por otros que, siendo descriptivos y claros no tengan esa connotación peyorativa que les atribuyes y no lo haces. Sigues teniendo esa oportunidad que hasta ahora has desaprovechado.
          Por otra parte tienes un concepto de la libertad de elección que no se corresponde con las evidencias empíricas Porque para tener verdadera libertad tendrían que darse unas condiciones que son imposibles. Solo tienes que pensar por un instante que para elegir primero tienes que conocer y el acceso al gran publico esta totalmente limitado y así sera por muchos años, parece. No es un mero problema de listas cerradas o abiertas. Este sistema, el de la representación, es un sistema fallido al que se le pueden añadir remiendos para mejorarlo, por supuesto, pero un sistema en el que el 51%=100% y 49%=0% durante 4 años y en TODOS los asuntos que plantee ese 51% es una verdadera desgracia que sea tan asumido por casi todos tú incluido.
          Y eso de que la democracia se basa en elegir (y cuando usas ese termino creo que te refieres a elegir por votación y puedes enmendarme si me equivoco) lo dirás tú, porque eso no es democracia, sencillamente porque las votaciones son aristocráticas como muy bien sabían quienes diseñaron este sistema de representación y como bien se sabe por los 200 años largos de historia que tiene el sistema. Y la democracia es el gobierno del pueblo no el gobierno de la aristocracia. La democracia es antioligárquica y debes saber (eso esta bien documentado) que los sistemas políticos actuales se crearon EN OPOSICIÓN a la democracia.
          Claro que no podemos dedicarnos todos a la política a tiempo completo. Por eso hay que delegar en gente que lo haga y eso lo hace el sorteo con una sencilla argumentación científica fuera de toda duda: de las propiedades de una muestra estadística se pueden inferir las propiedades de la totalidad de la población de la que esa muestra ha sido extraída Por eso es tan importante para los sorteistas confiar en la capacidad política de la gente común y corriente, porque esa es la manera de que el poder se deposite en el pueblo y no en la oligarquía Es la manera de que gobierne el pueblo. ¿O piensas que la oligarquía económica (en cualquier parte del mundo, no solo en España) esta descontenta con este sistema? ¿No crees que los que estamos descontentos somos el pueblo?
          Y en la Estadística no se puede creer o no creer se puede conocer o desconocer.

          • VA:F [1.9.22_1171]
            Rating: 0 (from 0 votes)

            No cambio esos términos porque no soy el autor del artículo, no es mi cometido. Incluso se podrían no incluir términos y se entendería igual. Sigo pensando que sesga la interpretación del texto.

            En tu respuesta das un par de afirmaciones que no son ciertas. Por ejemplo que en el sistema actual el 51%=100%. Falso. Para muchas leyes, hacen falta 2/3 de la cámara de representación y es lógico que quien tenga mayoría de votos logre imponerse a quién no la tiene, solo faltaba, que las minorías se impusiesen al pensamiento de la mayoría. Pero lo que falla en el sistema actual, no es esto, sino la imposibilidad de echar atrás por parte de la población decisiones tomadas por esa mayoría que están en contra de lo que la gente quiere. Es decir, lo que ocurre ahora mismo. Eso no se soluciona con sorteismo, sino con mecanismos de participación ciudadana para recurrir leyes. Que ya los hay, pero son demasiado lentos (como los recursos al constitucional) y no dan garantías.

            Desde el momento en que cualquier persona puede acceder a ser elegido, eso de que el sistema es aristocrático, es falso. Hay bastantes diputados que no pertenecen a ninguna élite y han accedido a la cámara por méritos propios. No en el PPSOE, claro.

            El atribuirse hablar en nombre de todo el pueblo, es como poco tendencioso. El mejor barómetro para saber si “el pueblo” está contento o descontento con el sistema es un sondeo de opinión. Prueba a preguntar, (no en tu entorno, claro, la gente suele juntarse con personas que piensan parecido), si están conformes o no y te llevarás una sorpresa.

            Ser un demócrata no significa jugarse tu destino a la lotería. Significa que asumes las decisiones tomadas por la mayoría de tu comunidad, aunque no te gusten, que por cierto, creo que el sistema sorteista no cambiaría esa posibilidad, a no ser que se buscaran consensos inacabables y que al final siempre ganan los que más tiempo y aguante tienen, como en las asambleas.

          • VA:F [1.9.22_1171]
            Rating: 0 (from 0 votes)

            Mira Armando no cambias los terminos inclusivista y restriccionista no porque no seas el autor del articulo sino porque describen bastante bien las cosas a las que se estan refiriendo. Si encuentras otros mas adecuados yo, que soy el autor, los cambio. Te lo sigo ofreciendo.

            Dije: “un sistema en el que el 51%=100% y 49%=0% durante 4 años y en TODOS los asuntos que plantee ese 51%” Rebates este parrafo con dos comentarios:

            -“Para muchas leyes, hacen falta 2/3 de la cámara de representación” seria mucho mas correcto que dijeras que PARA LEYES CONTADAS (currate enumerarlas, se puede, son pocas, bastante pocas). Es cierto que mi párrafo no es exacto al decir “todos” obviando los casos que requieren 2/3 y el tuyo tampoco al decir “muchas” cuando debieras haber dicho “algunas”.
            -“y es lógico que quien tenga mayoría de votos logre imponerse a quién no la tiene, solo faltaba, que las minorías se impusiesen al pensamiento de la mayoría.” Totalmente de acuerdo en que la mayoría adopte decisiones pero no una mayoria estatica durante cuatro años, una mayoría que puede haber ganado para luego incumplir sus promesas electorales (que la propia Constitucion afirma que NO tienen porqué cumplirse). Armando, ahora gobierna la mayoria parlamentaria pero se gobierna en contra de muchos que votaron un programa que no se cumple, por tanto no gobierna la mayoría social, algo imposible con el sorteo.

            Respecto de lo aristocrático de la elección es una afirmación que generaliza y ya sabes que las reglas tienen excepciones. Pero es una afirmación que se sustenta en evidencias empíricas. Ahí están. Si no miras no ves.

            En cuanto al sondeo de opinión que me propones yo te propongo otros: haz un sondeo de opinión en un país musulmán sobre la religión musulmana y sus bondades otro en la India sobre las bondades del hinduismo y otro sondeo en un país sufragista sobre el voto. Los resultados serian respectivamente: la religión musulmana es cojonuda, el hinduismo es cojonudo y votar es lo democrático. ¿Y? ¿Alguna utilidad de esos sondeos? Ya sabemos que el sorteo no se conoce ¿Y? ¿Eso lo hace mejor o peor?

            “Ser un demócrata no significa jugarse tu destino a la lotería” dices. Pero eso lo dices tú porque los sorteistas no decimos esa barbaridad. Si esa es tu idea, que le vamos a hacer, estas inmerso en el espíritu de esta epoca y no comprendes ni de lejos lo que significa ser sorteista que lo que intentamos es superarla y abandonarla. Alguien dijo que el hombre ama sus cadenas o algo similar. Pues seguid sacandolas brillo, que por lo menos estén bien limpitas.

          • VA:F [1.9.22_1171]
            Rating: 0 (from 0 votes)

            Bueno, veo que sigues con las descalificaciones. Si no estoy con tu teoría sorteista, es que me gustan las cadenas. Pues eso será. Soy un restriccionista y tu eres guay. Debatir así no mola, un saludo.

          • VA:F [1.9.22_1171]
            Rating: 0 (from 0 votes)

            Hola Armando. Respecto de las descalificaciones creo que estamos ante el caso de no ver la viga en el ojo propio.

            -En uno de tus comentarios dijiste: “creo (refiriéndote a mi texto) que está sesgado desde el principio y quiere llevar al lector a su terreno de una manera muy descarada”-. O lo que es lo mismo: una acusación nada sutil de manipulación. No es una descalificación. Es muy educada. Por cierto te he ofrecido varias veces cambiar los términos que tanto te disgustan (restriccionista e inclusivista) y que tanto sesgan según dices.

            -Dos veces utilizas la palabra “Falso” algo muy educado y nada ofensivo

            -“es como poco tendencioso” es otra de tus frases. Es decir que el epíteto que empleas “tendencioso”, que ya es ofensivo en cierto grado, lo empleas conteniendote pero te reservas otro aun mas fuerte que no nombras.

            “Ser un demócrata no significa jugarse tu destino a la lotería” es, sin embargo, tu frase estrella en la educación. No, no descalifica, no, simplemente llama gilipollas a los sorteistas y tiene muy mala baba.

            Y todas esas afirmaciones y frases las has utilizado tú antes de que yo dijera lo de las cadenas ¿Quien ha perdido las formas? ¿Quien es un maleducado? Porque me llamas, descaradamente maleducado como argumento para terminar la discusión. Curioso cuando menos

          • VA:F [1.9.22_1171]
            Rating: 0 (from 0 votes)

            Primero, dime donde te llamo maleducado, porque releo mis respuestas y no veo esa palabra por ningún sitio.

            Segundo, doy mi opinión sobre un texto, no sobre tu persona. Sigo creyendo que está sesgado, porque si yo hiciera un texto en el que os llamara “chupiflautas” a los sorteistas y “gente razonable” a los que preferimos un sistema de elecciones, tu dirías lo mismo. ¿O no? Pues lo mismo pasa con “inclusivistas” y “restriccionistas”. Ese tipo de adjetivos, sesga el texto, que me parece interesante aunque no esté de acuerdo con las teorías que propones.

            Tercero, Utilizo la palabra “falso”, no para ofender a nadie, solamente porque creo que no es cierto algo. Que es para lo que se suele utilizar. No te estoy llamando falso a ti, si a una afirmación que tu has hecho.

            Cuarto, la frase “ser un demócrata no significa jugarse tu destino a la lotería”, no es llamar gilipollas a nadie. Nunca lo haría, porque respeto tu forma de pensar, aunque no la comparto. Es mi percepción sobre la democracia. No creo que la democracia, el darle el poder al pueblo, se base en dar poder de decisión a unos cuantos sacando unas bolitas, aunque esos pocos tengan ideas contrarias al 90% de la población. Por probabilidad, seguramente saldría una representación equilibrada de la sociedad, por azar, hay posibilidades de que no.

            Creo que con mis respuestas ha quedado claro que no estoy a favor del sorteismo y las razones, no creo que pueda aportar más. Por eso daba por terminado el debate. Y porque me sentía atacado personalmente por mi forma de pensar, no atacabas mis argumentos por no estar de acuerdo con ellos. Sobre todo en las frases: “estas inmerso en el espíritu de esta epoca y no comprendes ni de lejos
            lo que significa ser sorteista que lo que intentamos es superarla y
            abandonarla. Alguien dijo que el hombre ama sus cadenas o algo similar.
            Pues seguid sacandolas brillo, que por lo menos estén bien limpitas.” En este trocito, pierdes los nervios y para justificar tu postura atacas a quien te la rebate.

            No me lo tomo como algo personal, pero no me apatece debatir así. Un saludo.
            ..

          • VA:F [1.9.22_1171]
            Rating: 0 (from 0 votes)

            Hola Armando
            Quizá sería bueno para ambas partes, terminar con esta discusión un tanto estéril que se esta focalizando en las formas y no en los contenidos.
            Quizá seria bueno para ambas partes reconocer que nos hemos extralimitado en algunos aspectos.
            Quizá seria bueno retirar de cada uno de los discursos los términos que al otro le hayan podido ofender en mayor o menor medida
            Y quizá podríamos emplazarnos para una futura discusión más sosegada y más de fondo.
            Qué te parece ¿podemos darnos ambos por satisfechos de este modo?. Por mi parte, sea. Saludos

          • VA:F [1.9.22_1171]
            Rating: 0 (from 0 votes)

            Perfecto. Por mi parte también. Tienes razón en que ha derivado a una discusión un poco estéril.

  • VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

    Armando, es que la elección de por sí es un mecanismo netamente elitista. Por eso la pretensión de implementar el sorteo para romper con la oligarquía. Wilhem con perdón, se nota que no has entendio absolutamente nada de lo que se ofrece al introducir el sorteísmo. No se trata de dar poder a la gente a guevo, se trata de, al contrario, tener un seguro contra la oligarquía, la garantía de que el pueblo siempre retendrá en última instancia el poder.

    • VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)

      La elección no es nada elitista. La elección es un acto de libertad. El problema que tenemos en el sistema actual, es que no hay LIBRE elección, ya que no existen listas desbloqueadas ni abiertas. Elegimos sobre unas opciones que los mismos partidos nos dan. El sorteismo es injusto, porque podría salir una mayoría (el azar tiene esas cosas tan cabronas) que gobernara para una minoría. Completamente injusto. El 90% del país estaría en desacuerdo con esa política, más o menos lo que ocurre ahora pero con la diferencia de que es el país el que lo ha elegido mediante un sistema (injusto o no, eso es otro tema) de elección.

      • VA:F [1.9.22_1171]
        Rating: 0 (from 0 votes)

        La elección nunca podra ser LIBRE como dices porque en última instancia para ganar unas elecciones se necesita ser conocido, y para eso se necesitan recursos y si se necesitan recursos ya has introducido el sesgo por el que la oligarquía te hackeará una y otra vez cualquier mecanismo de elección. Creo que buscando el sistema electoral perfecto perseguimos un imposible, ¡no lo hay! La elección es elitista porque parte de la base de “elegir a los mejores”. Y ese principio es el mayor error, en primer lugar porque los mejores no existen y caso de que existan no se dará con ellos mediante un proceso de elección que como ya he dicho primará a los más conocidos, a los que tengan más recursos pero jamás a los mejores. Eso no significa decir que la elección es mala para todo, puede servir para elegir y ratificar cargos especializados siempre y cuando haya otros mecanismos que desincronicen el poder económico del poder político. Por ello, un sistema que solo se base en la elección está condenado a oligarquizarse. En ese sentido el sorteo es ideal para garantizarnos el control sobre la clase política y mucho más, podríamos garantizarnos canales de decisión independientes y 100% ciudadanos. Sería el principio de una revolución democrática. Alcanzar a ver el sorteismo es un proceso pero es darse cuenta de que la elección es corruptible, el sorteo no porque es siempre imparcial, equipara a todos siempre tengan los recursos que tengan, sean artistas, científicos o abogados o ingenieros. Toda la sociedad está representada en sus estratos adecuados. Si combinas iniciativa popular + cámara sorteada + referéndums tienes un sistema completo y el que mantengamos instituciones vestigiales como una cámara electa será secundario.

        • VA:F [1.9.22_1171]
          Rating: 0 (from 0 votes)

          La elección no parte de la base de elegir a los mejores, sino al que crees que lo va a hacer mejor, que es diferente. Un sistema basado en la elección con garantías no tiene por qué oligarquizarse y tu Víctor, lo sabes mejor que nadie, porque en la Asamblea Virtual utilizamos esas garantías en modo de ratificación de cargos cada cierto tiempo.

          No veo ventajas al sorteismo la verdad. Prefiero hacer una quiniela poniendo los resultados que me dicte el sentido común, aunque me equivoque, a que me la haga la máquina.

          • VA:F [1.9.22_1171]
            Rating: +1 (from 1 vote)

            Por cierto el sorteo no solo no es injusto sino que es mucho más justo que la elección. Al azar podría salir una mayoría extraña? Bueno pero es que ya hemos dicho mil veces que primero eso es improbabilisimo segundo aunque eso ocurriera la rotación arreglaría el problema en seguida, tercero el poder último en un sistema de sorteismo lo tiene el ciudadano que es quien hace llegar.

            En serio no es una maquina, el sorteismo hace que decida la sociedad la elección que decida la oligarquía de verdad. Y ojo la elección sirve para lo que sirve pero el sorteo sirve para dar el poder al pueblo y asegurarselo para sí en detrimento de los oligarcas. Es el antídoto más eficaz.

            Yo he visto el funcionamiento de Asamblea Virtual y veo las mismas deficiencias y vicios que en la elección normal, y eso que es un ecosistema pequeño. Justamente, la potencia del sorteo es mayor cuanto mayor sea el colectivo. De hecho observar el funcionamiento de elección en pequeños grupos como la AV es una de las cosas que me ha acabado por convencer de que solo con la elección no arreglaremos el problema y de hecho hay muchos politólogos que defienden la postura sorteista como complemento a la elección precisamente porque rompe de raíz la sincronía con el poder económico. De verdad que hay muchísima literatura que explica las ventajas y son muchísimas para empezar la de que es el único sistema que dota de igualdad de oportunidades políticas a TODOS los ciudadanos. En un sistema de elección como ya he dicho los más conocidos, los que tengan más recursos tendrán ventaja.

          • VA:F [1.9.22_1171]
            Rating: 0 (from 0 votes)

            Si quieres le decimos a la Asamblea Virtual (AV) que ponemos a los coordinadores por sorteo. En cuanto salgan coordinadores que no hagan nada, aunque digan que si hacen, se paraliza la AV. Imagina eso a nivel de país. ¿Paralizas un país por inactividad de sus gobernantes? ¿Cada cuanto se rotaría? ¿Sería capaz un gobierno de hacer cosas gracias a esa rotación?

            ¿Cuanta gente sabe dibujar? Empieza un dibujo. Y que ese dibujo lo continue otro inmediatamente después. Y luego otro. Así hasta 1000 personas. El resultado puede ser un dibujo maravilloso con 1000 estilos diferentes, o una bazofia infumable de 1000 que no saben dibujar. Creo que la probabilidad de que salga lo segundo, ya que hablais de azar, es mucho mayor que de que salga lo primero. Esta teoría parte de la premisa de que todo el mundo es bueno, que todo el mundo es capaz, pero no es así.

          • VA:F [1.9.22_1171]
            Rating: +1 (from 1 vote)

            Para dibujar bien hay que estudiar una carrera.

            Para desarrollar soluciones sobre centrales nucleares hay que estudiar una carrera.

            Para tomar decisiones no existe tal carrera. Para tomar las decisiones correctas hace falta honestidad y cercanía al pueblo, no inteligencia.

            La inteligencia es necesaria para desarrollar soluciones (para eso tenemos los expertos de las universidades).

            Pero para tomar las decisiones, nada mejor que la inteligencia colectiva de una muestra aleatoria.

  • Fernando Barbero dijo:
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

    El sistema por sorteo sería tan azaroso como el actual, porque, ¿sabe alguien qué van a hacer los políticos que se manifiestan tan razonablemente durante la campaña electoral? Pero tendría la ventaja de que al no haber líderes políticos identificados, los corruptores no podrían corromper a los diputados, puesto que un voto aislado no tendría demasiada importancia para un empresario interesado. Desafortunadamente, la relación del Poder Político con los administrados es de desconfianza mutua y a la gente, le interesa principalmente que los políticos no roben. Por otra parte, ya se utiliza el sorteo para constituir un Jurado Popular o una Mesa Electoral. Y sería una forma de acercar la política legisladora al Pueblo. Además, nos ahorraríamos el desfile de sinvergüenzas que desde la pantalla de la tele, nos balbucean cosas que insultan cualquier inteligencia. Dicho esto, confieso que elegir a seres humanos para trabajar por el bien común, es trabajo de Diógenes y su lámpara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Sobre el autor
  • We are sorry, but the author did't entered any information in his profile.
Suscríbete

Introduce tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 62 suscriptores