Democracia participativa sin complejos: el liderazgo múltiple

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.0/5 (2 votes cast)

Artículo proveniente del blog de su autor.

Quisiera abordar un tema que considero clave en la profundización democrática: la mejora de la democracia interna de los partidos políticos. Siempre me gusta matizar y decir “profundización” para no quedarme en “regeneración“… que si bien para muchas personas vendrá a ser lo mismo; para mí, este segundo vocablo tiene el riesgo de significar: “quítate tú que me pongo yo“. No es mi intención en este artículo ensañarme con UPyD, partido aficionado a la palabra, que si bien es verdad que saca a la palestra propuestas necesarias como “el cambio de la ley electoral” o “leyes contra el enchufismo en las instituciones públicas”, su democracia interna, por mucho que “en forma” lo sea, en la práctica no es más que un burdo paripé.

Veamos. Rosa Díez se presenta a unas primarias para ser cabeza de lista en Madrid para las elecciones de noviembre de 2011. Jaja, sí, hubo otros candidatos, en concreto cinco: Manuel de Prado Ordás, Emilio Bartolomé González, José Luis Martínez Hens, Juan Javier Borges Valiente y Alejandro Suárez. Y sorprendentemente, el cabeza de lista del partido magenta -ese color casi rosa- no fue ninguno de estos candidatos, sino la señora Díez. Con un 95.8% de los votos, ¡guau!

Por otro lado, tras pasearse Toni Cantó por todos lados, se anuncia que se presentará en Valencia. Evidentemente, sacó un 93% de los votos. A uno le dan ganas de pensar que algunos de los que compiten por esos puestos son animados por los propios candidatos, para que no quede “tan mal” eso de hacer unas primarias con una sola persona. Esas que hace el PPSOE y que tanto criticamos -recordemos el nombramiento digital de Rajoy. Pero lo dicho, no pretendo ensañarme con UPyD. Claro está que aunque en un sistema de partidos con líder único me parezca menos hipócrita no hacer primarias, obviamente prefiero que se hagan. Visto lo visto, en la práctica no mejora mucho la cosa, pues ningún mindundi logrará el puesto si el partido ya hubo decidido hacerle la campaña mediática a uno de los candidatos. Los que se presentan, quizá sea para poder decirle a sus nietos: “yo me presenté a las primarias de UPyD”… y la mayoría de los que tendrían ganas de confrontar con “los a priori elegidos” lo práctico es que traguen y que ni siquiera se presenten. Así… vamos a regenerar los partidos mañana por la mañana.

Creo que el problema está en el liderazgo en solitario, la cuestión es: ¿por qué tiene que haber solo un líder? Evidentemente a veces es práctico, sobre todo para portavocías y funciones ejecutivas. Pero permitidme dudarlo cuando de lo que hablamos es de funciones organizativas: para coordinar grupos de trabajo, por ejemplo. ¿Por qué tiene que haber un solo coordinador? Considero que eso es un error, para empezar, porque se desaprovecha una gran oportunidad de fomentar el trabajo en equipo. Imaginemos una agrupación municipal de un partido en la que hay cincuenta personas y en lugar de que haya siempre un solo coordinador, se permitan hasta un máximo de cinco. Y en el caso de que se presentasen cinco o más, podrían hacerse elecciones periódicas con voto secreto -y preferencial- de manera que los cinco más votados compartieran las tareas de coordinación. Al ser cinco personas de, probablemente, diferente idiosincrasia, tendrán que esforzarse para llegar a acuerdos. Y al ser cinco personas, y no solo una, a nadie le dará miedo presentarse al puesto, ya no existiría eso de “no quiero desafiar al lider”: ahora no hay un lider, sino muchos.

Bien, con ese sistema de liderazgo múltiple, no habría “dedazos”, pues cualquier persona con ideas tendrá más fácil presentarse y a poco que proponga cosas dentro del partido y se gane la confianza -esperemos que a base de honestidad- de sus compañeros, lo normal es que salga elegido. En ese caso, compartirá cargo con aquellos “elegidos a priori” -por la prensa o por quién sea, pero siempre los habrá.

Y si digo esto, es en base a la valoración personal que extraigo de la experiencia. He visto de cerca los tres posibles casos. He visto como se organiza el consejo territorial de UPyD Carabanchel con liderazgo único. He participado en asambleas del 15M en AcampadaSol, que se organizan de manera horizontal, pero con moderadores voluntarios. Y participo en la Asamblea Virtual, donde se desarrolla el sistema de liderazgo múltiple -tareas de coordinación, redacción, comunicación y diseño. Si bien es verdad que la horizontalidad es genial para el fomento del debate en asambleas; cuando lo que se pretende es organizar una agrupación de gente más o menos grande, el sistema de liderazgo múltiple -que también me gusta llamar jerarquía líquida- me resulta sin duda el más adecuado.

Un sistema horizontal puede ser reventado por cualquier troll que quiera llegar, poner en duda todo, y, acto seguido, o a los pocos días, coger e irse. Con el liderazgo múltiple, sin embargo, después de que el “proponente de base” pase un tiempo -como por otra parte es natural- siendo juzgado por los demás, no es muy complicado que una persona activa llegue a ser coordinador. Después, dado que esas elecciones a coordinador serían cada poco tiempo, si, una vez que llegue al puesto empieza a hacer “cosas raras”, con no volver a votarle la siguiente vez bastará.

Digo todo esto porque creo que no estaría nada mal que los partidos probaran este sistema. Ante todo, si para algo está sirviendo la Asamblea Virtual, es para aprender: para aprender a organizarnos, para aprender a desarrollar nuevas formas de democracia. En el caso concreto de las “elecciones a coordinador” de la Asamblea Virtual, las elecciones son cada 14 días, y aunque tal y como está no funciona mal; es obvio que si estamos hablando de un partido político, parece razonable proponer que tengan lugar cada varios meses -sin que eso suponga un déficit democrático.

Escrito por alonsorgaz

Democracia participativa sin complejos: el liderazgo múltiple, 3.0 out of 5 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre el autor
  • We are sorry, but the author did't entered any information in his profile.
Suscríbete

Introduce tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 61 suscriptores