Opinión y análisis

Sobre el “caso” Espinar

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.6/5 (7 votes cast)
Sobre el “caso Espinar”, unas palabras que he encontrado en Facebook, de un tal Jorge Armesto:
 
“Pues voy a tratar de ser breve. Hay varios aspectos a tratar. En primer lugar se trata de una exigencia ética desmesurada y sin límite en el tiempo. Resulta inaudito que en un país que tolera la corrupción de un modo casi obsceno, se exija a los representantes políticos de izquierda un comportamiento tan exento de todo reproche que solo dos tipos de seres pueden tener: los ángeles y los recién nacidos. Ni siquiera los santos padres de la iglesia necesitan de tal virtud: San Agustín era un mujeriego y vividor. Pero, ¿cuándo tenías 20 años fuiste a una despedida de soltero en la que había un striptease? Invalidado para la lucha feminista. ¿Te fumaste un día un viernes del curro porque te habías acostado a las tantas con unas cuantas copas? Invalidado para la administración pública. ¿Fuiste con tu padre de niño a coger nidos? Invalidado para la lucha ecologista. Esto ha llegado a extremos ridículos y, además, no tiene fin en el tiempo. No se exige ya una imposible santidad en el ejercicio de lo público sino en cualquier momento de la historia personal.
Yo creo que los juicios éticos no se hacen en el vacío. Para mí hay dos cuestiones clave: la legalidad y el daño a los demás.
ramon-espinar-nacho-martin
 
En segundo lugar. Colaborar en esta caza de brujas es hacerle el juego al poder corrupto. La única manera de que históricamente pueda subsistir este estado de latrocinio continuado es que se extienda una conciencia de que todo es lo mismo. El sentido común existente está pleno de tales justificaciones. En las oficinas se dice: “¿acaso nosotros no robamos folios?” Y luego se sentencia: “pues es lo mismo”. Este es “un país de pícaros” y cuando se habla del nepotismo se justifica: “veríamos si estuvieses tú y te pidiera trabajo un familiar”. Todo este sentido común hace que sea igual robar un folio que 4000 millones. Que sea lo mismo escaquearse más tiempo en el café que promover estafas bancarias millonarias. En ese estado de cosas, la sobreatención mediática a miserias como que un tío gane 19000 euros en cuatro años por la venta legal de inmueble nos hablan de que existe, como minímo, un problema de escala. De desmesura. Se engrandece lo pequeño para empequeñecer lo grande. Colaborar en esto es reírle la gracia a los saqueadores que están bien satisfechos de que nosotros manguemos lápices mientras no les afeemos que roben países enteros. De esto habla Juan Carlos Monedero en un libro pero no recuerdo cual, si no, lo citaba a él que lo explica mejor. Y por cierto, no, no es lo mismo. El comportamiento ético es una línea con límites difusos, pero con límites.
 
En tercer lugar, yo no soy deudor eterno de lo que dije con 21 años, ni de lo que pensé ni de lo que hice. Y nada de eso me incapacita para cualquier actividad futura. El que quiera venir a pasarme la cuenta de mis posibles pecados de adolescencia que vaya a otra ventanilla.
En cuarto lugar, existe un tipo de personas, que justifican su quietismo con una exigencia de moralidad imposible de lograr. Es la misma lógica que utiliza la gente para no colaborar, por ejemplo, con las ONG. Pueden pasar décadas sin una sola noticia, pero basta un solo caso que merezca reproche para que miles de personas justifiquen su egoísmo diciendo que no van a meter su dinero donde no se usa adecuadamente. Para tales tipos, el listón ético está tan alto como se necesite siempre que justifique no hacer nada. Por supuesto, no son tan estrictos en la compra diaria, para tener la cuenta en el BBVA o comprar el coche en Citroen. Tampoco la ropa de Zara o los yogures de Nestlé. Entonces el listón se hace invisible. En este caso, este cuestionamiento permanente de los representantes públicos sirve únicamente para adquirir una pátina ética gratis, sin hacer nada. No tienes que mancharte las manos, simplemente indignarte y rajar. Eso tiene un nombre: se llama fariseísmo.
 
Y en quinto lugar, este caso es manifiestamente ridículo. O sea, que un chaval de 21 años justo en el declive de la burbuja tiene la brillante idea de hacerse especulador inmobiliario. Le pide dinero a su abuela, otra especuladora, y entre todos se compran una mansión de 150000 pavos y 60 metros cuadrados. ¿En Beberly Hills? Parecido: en Alcobendas. Luego, cuatro años después obtiene la exorbitante cifra de 19000 euros de beneficio, es decir, un 6,5% anual, que, poco más o menos era lo que daban entonces los depósitos de plazo fijo. Hostia para el Soros!. Qué fenómeno. Para más inri, ni siquiera la vende al precio que quiere, sino a un precio obligatorio tasado por un organismo público lo que, en buena lógica, debería eliminar de la ecuación la “voluntad especulativa”. Supongo que repartió los beneficios con su abuela y volvió a su vida de lujo con sus 480 euros al mes. En fin, esto mueve a risa. Aún digo más. Incluso aunque con 21 años Espinar, cuando aún no era nada en Podemos ni existía Podemos, y no era más que un chavalín, hubiese tenido la idea de ganarse cuatro duros con una operación legal inmobiliaria, tampoco tendría nada que objetarle. ¿O ya tenía que ser concienciado desde que estaba en la teta de su madre?”
 
¿Qué opináis del texto? Yo creo que tiene muchísima razón.

La evolución de la democracia

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (4 votes cast)

Vivimos en una sociedad un tanto extraña. Por una parte hemos aceptado un modelo democrático que nos ha sido impuesto por las circunstancias coyunturales de una época en la que muchos de nosotros no habíamos sido ni engendrados. Hemos escuchado infinidad de veces las batallitas de los padres de la constitución, de la conquista de los derechos sociales, algo acerca de un pacto para adoptar a un monarca como jefe de estado y que evitó que fructificase un golpe a la recién estrenada democracia. Sin restar la merecida relevancia del impacto que esos eventos tuvieron en nuestra sociedad, ello no justifica que debamos cerrarnos en banda a mejoras de esta “herencia recibida” ya que de ser así todavía utilizaríamos el ábaco para realizar operaciones matemáticas. En cualquier caso vemos como natural un modelo al que nos hemos acostumbrado.

Por otra parte quienes intentan ir más allá y procuran mejorar este sistema, con sus virtudes y deficiencias, como mínimo reciben la calificación de friki en el sentido más peyorativo. Pero lo más extraño es que se está viendo que no sólo son más críticos con las iniciativas emergentes aquellos que ven peligrar su trono de oro, diamantes y huesos humanos, sino que vivimos estupefactos ante un fenómeno en el que quienes se quejan del sistema también lo hacen de quienes escuchan esas quejas y las transforman en voluntad por el cambio. Parecen sufrir de un alarmante síndrome de abstinencia o incluso de Estocolmo. Inaudito.

En la sociedad podemos convivir en distintos grados de democracia. Desde el extremo de una dictadura pasando por una oligarquía, al modelo representativo actual, pasando por una democracia participativa y llegando a la democracia directa situada en el extremo opuesto.

Si nos centramos en los extremos observamos claras ventajas y desventajas. En lo referente a la dictadura la principal desventaja sería la falta de justicia: uno manda el resto obedece. Pero tiene una ventaja que no debemos subestimar que consiste en la agilidad en la toma de decisiones: uno manda y no hace falta perder tiempo en debates, enmiendas, ni votaciones, se obedece la orden sin rechistar y en cuestión de minutos u horas se ejecuta.
Por el lado contrario, la democracia directa es el sistema de mayor justicia pero sin embargo es el más lento en cuanto a toma de decisiones: cualquiera puede realizar propuestas, deben ser clasificadas para evitar duplicidades de esfuerzos e incoherencias, hay que dar forma a las propuestas ya que normalmente quien las propone no sabe muy bien qué es lo que hay que hacer para llevarlas a cabo, hay que debatirla durante un tiempo razonable para que todos puedan participar, hay que disponer un periodo de votación razonable, y finalmente se debe ejecutar siempre con el riesgo de que tras otra votación se revoque.
De un extremo a otro tenemos un abanico de modelos en el que la justicia es inversamente proporcional a la agilidad en la toma de decisiones. No obstante hay que ser conscientes que si consideramos como principal objetivo de un gobierno el de beneficiar al bien común, ningún sistema puede garantizar que las decisiones tomadas, ya sea por una sola persona o por todo el conjunto de la sociedad a un mismo tiempo, sirvan para mejorar el sistema. Pero no cabe duda que ante una decisión errónea es más justo repartir el mea culpa entre todos los ciudadanos que no responsabilizar a unas pocas personas.

Antes de proseguir aclarar que existen varios términos para el extremo de la participación: democracia directa, democracia participativa, democracia líquida, democracia 2.0… Para quien escribe estas líneas la democracia participativa es un tipo de democracia representativa pero con mejores herramientas para la participación ciudadana, es decir, se escoge a uno o varios partidos que gobiernan pero existen herramientas como referendos o posibilidad de revocar leyes o gobiernos mediante votación popular. El resto de términos los agruparía en el término democracia directa en la que los ciudadanos deciden absolutamente todo mediante votaciones y existen unos portavoces cuyo cometido es el de garantizar que el sistema funcione según las normas acordadas y el de la labor ejecutiva: el pueblo decide y el gobierno ejecuta su voluntad.

Bajo esa premisa, si en un mismo sistema conviven ambos extremos, un sistema más cercano al extremo dictatorial destruye con mayor rapidez que lo que tarda un sistema participativo en reconstruirlo. En mi opinión ese hecho junto con la pasividad, sumisión, miedo y falta de iniciativa propia en la que hemos sido moldeados desde nuestros centros de estudio hasta nuestros centros de trabajo es el motivo por el cuál movimientos como el 15M tardan tanto en dar su fruto frente a los sucesivos gobiernos que hemos tenido.

Y después de años (se dice pronto) de intentos fallidos, de ensayo y error, de esfuerzo y talento quemado, y de gritar y resistir al fin emerge una alternativa política cuya iniciativa parece haber conectado con buena parte de la sociedad harta y desengañada que ha abierto los ojos después de un gran periodo de letargo. Y lo han logrado con un discurso basado en verdades “populistas”, pero verdades al fin y al cabo, dejando claro desde un primer momento su orientación hacia un modelo participativo, y haciendo un hábil uso de las mismas herramientas de sus antagonistas: los medios (propagandísticos) de comunicación.
Es llamativo como quienes deslegitimaban el clamor de los ciudadanos en las plazas intentan ahora deslegitimar también el gran estallido democrático ocurrido el pasado 25 de mayo. Pero esto era de esperar, lo que no acabo de comprender es que a pesar de llevar tanto tiempo demandando mejores herramientas participativas para, desde la iniciativa ciudadana, poner freno al abuso y la corrupción y para poder revocar gobiernos que han mentido descaradamente en sus promesas y programas electorales, y ahora que emerge un atisbo de esperanza en ese sentido, algunos de los defensores de la democracia participativa bombardean con todo su arsenal cualquier decisión o forma organizativa que se quede corta desde el punto de vista del extremo de la democracia directa. ¿Acaso podemos alardear de ser una sociedad tan madura como para que de la noche a la mañana despertemos bajo el manto de la representatividad y pongamos en práctica ese extremo de participación? Quizá algún día, pero no hoy. Todavía queda mucho terreno que preparar y ya estamos pensando en poner el tejado.

Una sociedad humilde y honrada que ansía una democracia más participativa debería dejar de lado su ego y orgullo y actuar al unísono como lo hacen las plaquetas ante cualquier fisura. Suficiente trabajo hay con contener a quienes se oponen a alejarnos del extremo opuesto del abanico democrático como para competir para llevarse un trofeo imaginario en la meta de la democracia participativa. Hasta que no comprendamos que no se trata de una carrera de velocidad sino de resistencia en la que el mérito está en llegar aunque no sea el primero no substituiremos el verbo competir por el de colaborar.

Llegados a este punto, estimado lector, toda opinión que merezca lo aquí expuesto es totalmente respetable pero como parte de nuestra sociedad es el momento de preguntarnos: ¿Permanecer o avanzar?

Podemos y la revolución bolivariana

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.1/5 (8 votes cast)

chavez_pabloiglesias

¿Estás de acuerdo con la autonomía nacional? ¿Con la participación del pueblo mediante elecciones populares, referendos y otros medios de democracia participativa? ¿Con la economía autosostenible?¿Con la ética de servicio al pueblo?¿Con la distribución justa de los ingresos de nuestros sectores estratégicos?¿Con la lucha contra la corrupción y la pobreza?

Si es así entonces estás de de acuerdo con la política bolivariana.

Desde la irrupción de Pablo Iglesias en los medios de comunicación y posteriormente como portavoz del partido Podemos, ciertos sectores de la sociedad han tenido como único argumento de ataque y derribo la demonización del término “bolivariano” o “chavista” para acto seguido relacionarlo con Podemos y Pablo Iglesias. Se han oído argumentos como el de que apoya al “régimen bolivariano que mata a gente”, “la revolución bolivariana se está poniendo de moda en España”, “catastrófica alternativa bolivariana”, “chavista”, “apoya al régimen venezolano”, entre otros.

Siendo consciente de mi ignorancia acerca del tema decidí investigarlo. ¿Qué era eso de bolivariano que pintaban como al mismísimo demonio?

Antes de nada tuve que leer un poco de historia sobre Venezuela. Os transcribo aquí el resumen que hice mientras leía la historia, pero os pido disculpas de antemano si no comprendí bien algún aspecto o si hay algún error, como he dicho no soy ningún experto en el tema. Y si es así os agradecería lo escribieseis en los comentarios para corregirlo.

La historia es la siguiente (es curioso como encuentro bastantes paralelismos con la historia reciente de España):

Abandonan una dictadura y se establece el bipartidismo entre un partido de centroizquierda y otro de centroderecha conservador impidiendo así tendencias izquierdistas. Estos sectores de izquierdas lo ven como una coartación democrática e inician actividades guerrilleras. Años después estos guerrilleros acaban reintegrándose en la vida civil y política.

Luego les tocó la lotería con el petróleo pero como no realizaron inversiones para crear una industria alternativa a la del petróleo tuvieron una crisis cayendo drásticamente los precios y con una deuda externa creciente. Inician un programa neoliberal siguiendo las recomendaciones del FMI. Suben los precios y la gente más pobre organizan protestas y saqueos liderados entre otros por Chávez. El gobierno de Carlos Andrés Pérez los redujo con la fuerza pública (200 a 5000 muertos).

Hugo Chávez intenta dos golpes de estado fallidos que tiene como resultado entre 185 y 350 muertos.

Luego hubo una recesión económica y echaron al presidente por corrupción siendo sustituido por otros. A la llegada de un nuevo presidente, que estabilizó el país aunque no mejoró en lo económico, indulta a Chávez. Luego se presenta a las elecciones y como había ganado popularidad entre los sectores más pobres gana las elecciones.

Aprobó por referéndum una nueva constitución.

Fue derrocado por un golpe de Estado durante dos días pero fue restituido por un contragolpe popular.

Personalmente encuentro bastante similar la situación del pueblo Venezolano y sus gobernantes con la nuestra. Podemos irrumpe en política con el mismo propósito que Chávez, pero con una notable diferencia: mientras Podemos se está haciendo hueco con el apoyo democrático de los ciudadanos de forma pacífica, Chávez aprovechando su condición de militar lo intentó primero mediante golpes de estado y utilizando la violencia. Por lo tanto ¿Es comparable Pablo Iglesias con Chávez? Saquen sus propias conclusiones.

¿Pero qué relación tiene esto con la revolución bolivariana? Es el nombre que se le da al proyecto social e ideológico del gobierno de Chávez para salir de la crisis en la que estaba inmerso el pueblo. Ese proyecto tiene como objetivos los mencionados al inicio de este artículo, es decir, mayor control público de los sectores estratégicos, mejores herramientas participativas y la lucha contra la corrupción y la pobreza. ¿Qué ciudadano o ciudadana de clase obrera no desea esto? ¿Evidentemente son propuestas de izquierdas, pero tan malas son como para demonizarlas? Por supuesto, son malas para aquellos que utilizan lo público para inflar sus cuentas corrientes a costa de los demás y en nombre del bien común, o lo que Podemos llama “la casta” y por eso intentan asociar la violencia producida por los golpes de estado de Chávez con las políticas llamadas bolivarianas.

Llegados a este punto cualquiera podrá observar que una cosa es el método utilizado por el gobierno Venezolano, la desinformación y el fanatismo de una población que se confronta violentamente al tener posiciones opuestas por una parte, y por otra que el modelo bolivariano no lleva intrínseca la violencia, eso es cosa de las personas tanto de quienes imponen como de quienes se oponen.

 

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Revoluci%C3%B3n_bolivariana
http://es.wikipedia.org/wiki/Hugo_Ch%C3%A1vez

Se obediente

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

No merece la pena luchar, ni abandonar nuestros prejuicios, ni abandonar nuestra rutina, ni merece la pena llevar la iniciativa.

Ellos tienen la habilidad de manipular mediante los medios de comunicación. Ellos tienen de su parte a la policía, tienen el apoyo de las fuerzas armadas, tienen a sus expertos adoctrinando en nuestras universidades y medios. Son poseedores de unas fortunas tan inmensas que ni siquiera llegaremos a intuir por estar bendecidas con la más exquisita ingeniería fiscal. Tienen de su parte los mejores medios para que la justicia se ponga de su parte y leyes a medida para que puedan abusar de nosotros sin el más mínimo riesgo.

Nos hemos hecho la ilusión de que acumulando algo de dinero podríamos ser como ellos, caminar tras sus pasos; mientras que la realidad es que sólo hemos saboreado una fantasía. Los de su clase no se hacen, sino que nacen. Manejan el cotarro desde unos lugares y maneras inimaginables para los de nuestro nivel.

No merece la pena que luchemos por los derechos que nos hemos forjado con sudor y sangre; eso fue un sueño del que hay que despertar. No nos engañemos: no somos merecedores de ello. Jamás deberíamos haber abandonado aquella época en la que sólo debíamos hacer lo que nos dictasen.

Se obediente.

Os propongo un juego

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Supongamos que me invento un producto, concretamente una bebida refrescante que está super buena. La gente se deja gran parte del sueldo en comprar mi producto gracias también a una buena campaña de marketing en la que aparecen expertos en la tele convenciendo a los espectadores acerca de los beneficios que aporta y transmitiendo que si compras otro producto en vez del mío estás tirando el dinero.
Lo que no sabrían los ilusos de mis clientes es que precisamente eso que hace tan irresistible mi bebida es un componente altamente tóxico. Pero como los síntomas de ese veneno no se notarían hasta pasados unos años, para entonces ya estaría forrado. Al fin y al cabo soy un empresario y lo único que me interesa es la pasta.
A estas alturas os preguntaréis, ¿Pero no hay entidades que se dedican a auditar y certificar que un producto es apto para el consumo? Claro que las hay, pero supongamos que les he sobornado para que hagan la vista gorda o incluso les he convencido de que están equivocados.

Una vez pasaran los años y el veneno matara o enfermara a todos los que han estado consumiendo mi producto, ¿A alguien se le ocurriría responsabilizar a los clientes que lo consumieron confiados en que el sistema les garantiza que el producto era apto? ¿Alguien diría: “ellos debían haber hecho los análisis del producto para haber descubierto que era tóxico, ya que el empresario lo que buscaba era hacer negocio, no había por qué confiar en él ni en quienes deben supervisarlo, ya que no son ONGs”?

¿Y si lo que yo llamo bebida refrescante en realidad es un producto que se llama HIPOTECA? ¿Por qué los ciudadanos condenan a esos clientes invirtieron todos sus ahorros y todo su futuro en un producto que se juraba y perjuraba que era seguro?
En los medios los expertos no dejaban de repetir que la vivienda nunca perdería valor, que era imposible y que en cualquier momento podías vender y recuperar la hipoteca. Y el banquero no se cortaba y si podía ampliar la hipoteca para un coche y para unas vacaciones lo hacía sin ningún reparo.
¿Y tenéis la desfachatez de llamar a eso vivir por encima de sus posibilidades?
¿Les insultáis llamándolos especuladores?
¿Opináis que se jodan y si no que no se hubiesen metido en eso?

Si piensas así entonces eres un hipócrita.

Gamificación y política – Fomento de la participación ciudadana. II Parte

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

(Primera parte aquí: http://avblog.es/gamificacion-y-politica-fomento-de-la-participacion-ciudadana/ )

 

1.- Cómo llego a interesarme sobre el tema

 

a) Antecedentes

¿Como he llegado al punto de escribir sobre la gamificación?.

Bueno, en un primer momento no conocía tan siquiera la existencia de este término ni lo que significaba. Llegué a esto pensando en la dificultad de la ciudadanía para participar en tareas aburridas tales como procesos políticos.

 

Primero pongo los antecedentes para saber cómo llegué a esta cosa de la gamificación. Para ello he de hablar de mi entorno, de mi familia y amigos:

 

En mi familia soy el bicho raro que se lee las instrucciones de los aparatos de principio a fin, el que se lee la letra pequeña de los contratos, de las licencias de uso del software… tengo esa paciencia y ellos carecen de ella y doy por sentado que no es lo normal. Hay muchísima gente como mi familia. De acuerdo, además de eso me interesa más la política que a mi familia. Creo firmemente que la  ciudadanía no se implica en procesos políticos (que no partidos) porque es una tarea ingrata, y me quita el sueño pensar en cómo darle la vuelta a este asunto de la participación ciudadana en la organización ciudadana.

 

Sobre mis amigos decir que los videojuegos son algo a lo que han dedicado bastante tiempo. ¡Ah! ¡Y yo también he jugado muchas horas de mi vida!. Normalmente pensaba: ¡Cuántas horas improductivas!.  Si ese tiempo, todas esas horas de toda esa gente que jugamos sirvieran para algo en la vida real… Si sirviera para mejorar la sociedad…

 

 

b) Maduración de la idea

En un primer momento mis pensamientos divagaron sobre un gran juego con efectos en la realidad, pero a medida que maduraba los pensamientos me di cuenta de que en realidad eso era una fantasía, ciencia-ficción, e incluso contraproducente. Sin embargo creía que parte del razonamiento inicial seguía siendo correcto, la división en dos grupos tomando como base la participación ciudadana:

 

Grupo 1: Mucha participación -> diversión -> juegos, deportes

Grupo 2: Poca participación -> aburrimiento – > temas sociales, políticos

 

Otra característica de la participación activa en la sociedad es que supone un esfuerzo, y por tanto es cansado. Pero en este caso al ser temas sobre cómo nos organizamos en sociedad, se suma que el mantener ese esfuerzo a lo largo del tiempo sin obtener resultados, además de cansar, frustra. El problema de eso es que esa persona puede abandonar ese esfuerzo. Retirarse y pasar del segundo grupo al primero. Cerrar un libro y encender una consola, dejar de leer un texto denso sobre cualquier tema social/político y abrir facebook y dedicarse a cotillear, etc.

 

Es difícil pasar del primer grupo al segundo pero muy fácil pasar del segundo al primero. En términos metafóricos “guerra-galácticos”: es difícil ser un jedi pues el lado oscuro y tenebroso de la fuerza siempre te está tentando. 🙂

 

2.- Los juegos

Partiendo de esos razonamientos seguí desgranando el funcionamiento de los juegos. Qué tenían de especial para que la gente le dedique horas de su tiempo libre. Lo primero que me vino a la cabeza, por supuesto, es que los juegos servían para evadirse y de la realidad y no pensar. Pero no es así. La mayoría de juegos te hacen pensar, y por tanto te hacen ejercitar el musculito ese que tenemos tras los ojos. Los juegos más comunes de los periódicos son los crucigramas, el ajedrez o los sudokus… Vaya, pues en esos hay que ejercitar el cerebro. ¿El deporte te permite “no pensar”?. Tampoco, al igual que los juegos anteriormente mencionados, los deportes suponen esfuerzo, práctica, técnica y estrategia. Que yo sepa lo que de verdad te permite no pensar es la televisión, es lo más pasivo para el cerebro.

 

Entonces. ¿Porqué sí nos esforzamos en lo lúdico?. ¿Porqué esa desgana y apatía en cosas realmente importantes?. Pues por los estímulos.

Los juegos están presentes en todas las sociedades y en todas las edades. En la infancia los juegos dominan todo el interés del niño. Cito de la wikipedia algunas de las funciones más interesantes del juego en la vida infantil (hay más):

 

El juego y las capacidades de pensamiento y creatividad

 

• Estimular la capacidad para razonar, estimular el pensamiento reflexivo y el representativo.

• Crear fuentes de desarrollo potencial, es decir, aquello que puede llegar a ser.

• Ampliar la memoria y la atención gracias a los estímulos que se generan.

• Fomentar el descentramiento del pensamiento.

• Desarrollar la imaginación y la creatividad y la distinción entre fantasía-realidad.

• Potenciar el desarrollo del lenguaje y del pensamiento abstracto.

 

 

El juego sobre la comunicación y la socialización

 

• Los juegos de representación (simbólicos, rol, dramáticos, ficción).

• Acercarse al conocimiento del mundo real y preparar al niño para la vida adulta.

• Favorecer la comunicación y la interacción, sobre todo con los iguales.

• Fomentar y promover el desarrollo moral en los niños.

• Potenciar la adaptación social y la cooperación.

• Juego de reglas.

• Aprender a seguir unas normas impuestas.

• Facilitar el autocontrol.

• Desarrollar la responsabilidad y la democracia.

• Juego cooperativos.

• Potenciar la cooperación y la participación.

• Mejorar la cohesión social del grupo.

• Mejorar el autoconcepto y el concepto del grupo.

• Promover la comunicación positiva y disminuir la negativa.

• Incrementar las conductas asertivas con sus iguales.

 

Vaya, vaya. Pues va a ser que los niños aprenden jugando, se socializan jugando, se educan jugando… Los juegos ofrecen estímulos muy variados, muy gratificantes, pero una vez somos adultos el aprendizaje, la educación, la socialización… pasan a ser temas “serios”, no se puede jugar sobre esos temas ¿o quizás sí?.

 

Llegué a la conclusión de que una posible fórmula para que esos temas serios fueran abordados por una gran mayoría de la población de una forma proactiva sería que ofrecieran estímulos como los que ofrecen los juegos.

Actualmente, ¿qué gratificante estímulo te ofrece leerte las 31 páginas del “Proyecto de Ley por la que se modifica el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual”?. Ya contesto yo: Lo que ofrece es sueño, mucho sueño, pues es soporífero. Y sin embargo es mucho mejor leértelo entero que leer un titular de vete a saber qué medio de desinformación donde te los “resumen”.

 

Como a estas alturas es muy difícil tener una idea original, pues a internet que fuí en busca de mi idea. ¿Resultado de mi búsqueda?. Hay libros que tratan sobre esto, artículos, partidos políticos crean juegos para activar a sus militantes… Descubrí la palabra “gamificación” (en castellano es ludificación, pero prefiero el otro palabro) y los usos (pocos) que tiene en la actividad política.

 

3.- Ejemplos reales y muy muy serios

 

Ejemplos reales

 

¿Todavía no os he convencido de la utilidad?. Bueno, pues pongo ejemplos concretos y reales, no hay problema.

 

a.- NSA – Agencia de espionaje estadounidenese

 

¿Os suena una agencia de espionaje estadounidense llamada NSA?. ¿Os suena un tal Snowden quizás?. ¿Sabéis que la NSA espiaba a más de medio mundo?.  Lo que hacía (y hace) la NSA es acumular cantidades ingentes de información, metadatos se le llama a esa información. Tal cantidad de datos es muy difícil de tratar, tenían que afinar las búsquedas para acotar la información y llegar a porciones de información que les fueran útiles, para esa tarea usaban un programa llamado Xkeyscore con el que hacían las búsquedas. Bien, pues ese programa tiene porciones de gamificación, los espías obtenían “skill points” (puntos de habilidad) y logros cuando llegaban a informaciones valiosas. Esa gente no sólo nos espía, se divierte haciéndolo.

http://sesiondecontrol.com/ocio/tecnologia/nsa-gamificando-el-espionaje/

 

b.- Lucha contra el SIDA

 

Los jugadores de un juego llamado FoldIt, (creado por una universidad, no por una empresa de juegos) lograron en tres semanas solucionar un problema de biología que traía de cabeza a los científicos durante más de diez años. Se trataba de determinar la estructura exacta y tridimensional de una enzima, gracias a esos jugadores se pudo presentar la configuración de esa enzima en la revista “Nature Structural & Molecular Biology”.

http://www.youtube.com/watch?v=lGYJyur4FUA

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2011/09/20/actualidad/1316469610_850215.html

 

c.- Lucha contra el Cáncer

 

Los investigadores de esta enfermedad necesitaban recibir información de los pacientes, en este caso niños y niñas, para conocer la evolución de la enfermedad, de los tratamientos, de los dolores… Lo que se les pedía a los niños es que llevaran un diario para saber qué tratamientos funcionaban y cuales no. Lógicamente muy pronto esos niños se cansaban y dejaban de proveer de información a los investigadores. Para solucionar eso crearon un juego llamado “Pain Squad”, con el cual los niños se convierten en detectives y proveen de información valiosísima a los doctores respecto a los tratamientos sobre el cáncer.

http://www.youtube.com/watch?v=qsl9NjyVpHY

 

d.- Reducción del consumo de energía y eficiencia energética

 

OPower es una empresa que, con la colaboración de empresas distribuidoras de energía, proveen a los hogares de información sobre su consumo de energía y utilizando la gamificación les motivan a ahorrar la misma. La reducción de energía que se consiguió con ese programa en 2012 fue equivalente a quitar 100.000 coches de la circulación en términos de polución. Más concretamente, se redujo en 1 Terawatt el consumo.

http://www.youtube.com/watch?v=mWeaIvxtvKE

 

 

e.- Fomento del reciclaje y del consumo responsable

 

RecykleBank es una empresa que fomenta el reciclaje, ya que cuanto más reciclas más descuentos recibes en tiendas asociadas. Esta empresa recibe subvenciones del estado o del ayuntamiento en cuestión y es gracias a esas subvenciones que consigue trasladarlas al usuario final, el cual tiene de esta forma motivaciones reales para esforzarse en consumir productos biodegradables, reciclar la basura, consumir menos agua y electricidad, etc.

http://www.youtube.com/watch?v=e-JdJL4FdsQ

 

 

4.- Qué espero de la Gamificación

 

En cuestión de partidos políticos ninguno fomenta la participación de esta forma. Partidos como EQUO, Piratas, Podemos o Partido X requieren de verdadero interés por parte de la ciudadanía para acercarse a ellos y participar con propuestas o debatir las de otra gente. No ofrecen estímulos para aquella gente (mucha a mi parecer) a la que le cuesta trabajo leerse sus programas y participar.

 

Creo que si las plataformas y asociaciones cívicas tuvieran en cuenta estos aspectos ganarían mucho en participación activa, pasaría de ser un proceso aburrido a un proceso estimulante. (No entro a valorar la calidad de la participación ni muchos otros aspectos, me dejo muchos temas en el tintero, soy consciente de ello, pero es porque me centro en hablar de un tema concreto).

En VirtualPol, por ejemplo, si algo se echa de menos es una participación activa de sus habitantes. Fácilmente solucionable si se incorporaran estas dinámicas. Otras redes sociales pensadas para trabajar, como N-1, les pasa igual, la participación requiere un esfuerzo contínuo y sin recompensa o estímulo alguno. Fijáos cómo, cuando la Marea Blanca usa el lema “Marea Blanca 1 – Gobierno 0” está usando inconscientemente un marcador sobre quién va ganando, un estímulo asertivo.

 

Incluir la gamificación en distintos procesos serios puede ser algo incluso creativo. A quien le interese todo esto que estoy diciendo le invito a imaginar y compartir ideas sobre cómo se podría implementar la gamificación y en qué organizaciones, plataformas, etc. lo harían.

 

5.- Enlaces y Fuentes

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Gamificaci%C3%B3n

http://www.yukaichou.com/gamification-examples/top-10-gamification-examples-human-race/#.UwiKul6e52Y (en inglés)

http://qz.com/114277/to-learn-spying-software-nsa-analysts-unlock-achievements-to-win-skilz/ (en inglés)

http://sesiondecontrol.com/ocio/tecnologia/nsa-gamificando-el-espionaje/

Los Diez Mandamientos Actualizados

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

Los Diez Mandamientos algo actualizados pero plenos de sentido. Para los que dicen que creen en Dios:

1.- Amarás a Dios sobre todas las cosas, no harás un dios del dinero, ni del poder, ni del prestigio, ni de alcanzar posición social. Amarás a Dios y por tanto a La Humanidad y todo lo que hagas será para mejorar la Humanidad. No ofrecerás sacrificios a ningún dios falso creado por tí tales como el dinero, el poder, el prestigio, la fama, no sacrificarás a la humanidad para pagar una deuda ilegítima adorando al dios dinero.

2.- No tomarás el nombre de Dios en vano, diciendo que gobiernas como Dios manda cuando no llevas el Amor ni a Dios dentro de tu corazón y no haces lo que Dios quiere que es cuidar de La Humanidad. No tomarás el nombre de Dios en vano, yendo a misa, rezando y comulgando mientras todas tus obras son abominables a los ojos de Dios, mientras todas tus obras se encaminan a dañar a La Humanidad, el pueblo de Dios.

3.- Descansarás y permitirás descansar del trabajo los días justos que correspondan a una vida digna. No obligarás al trabajador a trabajar sin descanso y sin medida. No obligarás a la gente a tener dos y tres trabajos para poder sobrevivir, no obligarás a la gente a llegar a la extenuación para tener siquiera qué comer. No explotarás al obrero y le pagarás su salario justo para que pueda disfrutar de su ocio y de su vida dignamente y esto le conduzca a la Felicidad.

4.- Honrarás a tu padre y a tu madre no robándoles sus pensiones y no robándoles con preferentes. Los honrarás asegurándoles una vida digna en su vejez. Los honrarás no engañándoles, haciéndoles trabajar toda su vida para luego robarles su jubilación. Los honrarás ayudándolos, no dañándolos tal como haces ahora.

5.- No matarás. No matarás condenando a la gente a la miseria, a la precariedad, a la desesperación, al suicidio. No matarás suprimiendo los servicios públicos de salud, educación. No matarás a la sociedad condenándola al paro endémico y estructural. No matarás las ilusiones, las fuerzas y las ganas de los jóvenes presentándoles un panorama artificial de desesperación y llamada a la inacción. No matarás la esperanza mintiendo sobre esta crisis Sísifo que has creado para nunca acabar.

6.- No cometerás adulterio, adulterando la verdad, manipulándola, engañando a la gente para obtener tu beneficio. No cometerás adulterio adulterando la realidad creando una crisis mentirosa que es una estafa en la que estás robando todo al pueblo de Dios, que es toda La Humanidad. No cometerás adulterio manipulando a los medios de comunicación para que se conviertan en tus voceros y cerrándolos cuando ya no te hacen falta.

7.- No robarás. No robarás. No robarás. No robarás al pobre para dárselo al rico, porque la única manera de que haya ricos es empobrecer a La Humanidad, es crear pobreza donde no la había, la única manera de que haya ricos es robar al pueblo de Dios, toda La Humanidad. La única manera de que haya ricos es crear pobres. No ro-ba-rás. ¿Está claro? Es que no sé cómo decirlo más claro.

8.- No dirás falso testimonio contra tu prójimo. No mentirás en los juicios. No dejarás impune al culpable mientras castigas al inocente. No dirás que no sabías que te alquilabas el piso a tí misma. No dirás que no recibías sobres cuando los recibías. No dirás que eres inocente cuando sabes que eres culpable. No dirás que no has despilfarrado dinero público cuando lo has hecho a manos llenas. No dirás que no has defraudado y engañado para enriquecerte a costa del pueblo de Dios, toda La Humanidad, cuando sabes que lo has hecho. No dirás que cualquiera lo haría en tu lugar para justificarte, porque no lo ha hecho cualquiera: lo has hecho tú.

9.- No consentirás que te dominen pensamientos impuros tales como la avaricia, el egoísmo, el ansia de poder, el ansia de prestigio social, el ansia de posesiones materiales, el ansia de dinero, porque si consientes que te dominen estos pensamientos impuros, tu vida será esclava de ellos y todo lo que hagas será para conseguir saciarlos, dañando al pueblo de Dios, a toda La Humanidad.

10.- No codiciarás la casa de tu prójimo, ni le tendrás envidia. No codiciarás cosa alguna de tu prójimo ni sentirás envidia de ellas. No codiciarás los impuestos del pueblo, no codiciarás la salud del pueblo, no codiciarás la educación del pueblo, no codiciarás la sumisión del pueblo, no codiciarás el sufrimiento del pueblo, no codiciarás la vida del pueblo, no codiciarás el alma del pueblo, del pueblo de Dios que es toda La Humanidad.

Entramos en el fascismo

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Te condenan a más años de cárcel por darles un tartazo que por matarles. Entonces ellos mismos nos están diciendo lo que debemos hacer.
Es imperativo denunciar el anteproyecto de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana ante organismos oficiales y no oficiales extranjeros que velan por los derechos humanos. Es imperativo denunciarla ante el Tribunal de Derechos Humanos de la Haya, los tribunales de Estrasburgo, la ONU, Amnistía Internacional y todo organismo que pueda ayudarnos al pueblo español.

Breve resúmen del análisis del anteproyecto de ley:

– Conculca, de hecho, los derechos fundamentales de reunión y de libertad de expresión.
– Atenta gravemente contra el derecho a huelga, derecho humano recogido en la carta de derechos de la ONU.
– Suprime, de hecho, en numerosos casos, la presunción de inocencia.
– Suprime, en numerosos casos, la tutela judicial de los procesos. Esto significa estado policial, la policía decide quién es multado y quién no, no un juez, y no son multas pequeñas, sino brutales.
– Elimina las faltas, ahora todo son delitos.
– Abre la posibilidad a la cadena perpetua, que una persona pase toda su vida en la cárcel.
– Abre la posibilidad de condenarte a multas y prisión por lo que piensan que vas a hacer, no por lo que has hecho.
– Aumenta en grado exponencial la discrecionalidad de policías y jueces, eliminando, de hecho, en muchos casos, la objetividad de un proceso.
– Implanta una indefensión ciudadana ante policías y organismos oficiales sin precedentes.

Según el último y primer informe anual que se ha realizado sobre seguridad en España (2012), nuestro país tiene uno de los índices de criminalidad más bajos de la UE, estos son datos objetivos, con lo cual no se justifica en absoluto este endurecimiento brutal del código penal.

La Tasa de Criminalidad Comparada de este informe arroja las siguientes cifras. Esta tabla en concreto se ha realizado con datos de 2009. Las cifras están en infracciones penales por cada mil habitantes:

España 50,0 frente a 151,9 de Suecia, 97,1 de Bélgica, 89,2 de Dinamarca, 81,0 de Finlandia y 77,7 de Reino Unido.

En esta comparativa de 15 países de la Unión Europea, España es el cuarto país con menos delitos de la lista.

Es urgente pedir la tutela de organismos internacionales relacionados con los derechos humanos, es urgente pedir su ayuda para impedir que esta ley monstruosa se lleve a cabo. Las organizaciones de juristas, abogados y otras civiles deben empeñarse en este tema porque es de extrema gravedad.

Anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana

Estamos en Dictadura

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.5/5 (2 votes cast)

La policía mata a ostias a un ciudadano en la calle, está filmado y quedan impunes. Piden nueve años de cárcel para los activistas que tiraron una tarta, una tarta, joder, a la presidenta de Navarra. Han condenado a tres años de cárcel a dos sindicalistas simplemente por participar en un piquete. Se ha demostrado que el PP se financia con dinero negro desde su fundación y encima nos lo restriegan en nuestra cara alardeando de su impunidad. Van a aprobar la nueva Ley de Seguridad Ciudadana en la que conculcan de hecho el derecho constitucional de manifestación (reunión) y que hará que prácticamente por chillar en la calle te puedan meter en la cárcel… ESTAMOS EN DICTADURA… Y yo me pregunto… ¿Qué vamos a hacer, Dios mío, qué vamos a hacer? ¿Vamos a dejar que la dictadura económica del PP nos aplaste a todos, conduciéndonos a la condición de esclavos y sin ni siquiera con derecho a protestar, arriesgándote a que la policía te mate a ostias y, aún filmándolo, con pruebas innegables, no les condenen? ¿Vamos a dejar que nos reduzcan a la condición de esclavos aplastados por las botas de los policías-asesinos que se han encargado de formar, aupar y proteger en los últimos años? ¿Vamos a dejar que suceda este horror? Si los ciudadanos no nos levantamos de manera contundente Y TOMAMOS EL PODER QUE ES NUESTRO, TOMAMOS, TOMAMOS EL PODER, dejando ya las manifestaciones y empezando las ORGANIZACIONES Y LAS ACCIONES CONDUCENTES A LA TOMA, A LA TOMA DEL PODER EN TODO EL PAÍS, no tendremos nada que hacer, seremos esclavos y no podremos ni protestar bajo el riesgo de acabar en la cárcel o torturados y asesinados por la policía. ¿ES QUE ACASO LO VAMOS A PERMITIR?

El Conservadurismo político y la tolerancia hacia comportamientos transgresores.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

El Barómetro Global de la Corrupción 2013 señala que la corrupción afecta a España en los tres poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial). Los Servicios Públicos (Educación, Sanidad) y los cuerpos de funcionarios, muestran unos resultados de falta de corrupción equiparables a los países nórdicos, con apreciable ventaja sobre Italia y Francia. Es un tema preocupante y puede resultar engañoso. Tratado como si fuera un espectáculo, es fácil desvincular a los actores de las formas en que la transgresión funciona en la sociedad.

La corrupción desde la perspectiva psicológica se sitúa dentro del amplio espectro de comportamientos transgresores. Cuando los individuos se ven enfrentados a los procedimientos legales o burocráticos diseñados por el Estado, la corrupción se puede poner de manifiesto. Pero no se trata solamente de un fenómeno asociado con delincuentes, compete al ámbito transgresor de la relación que establecen individuos y grupos, con el sistema normativo formal (normas jurídicas) e informal (convenciones sociales). La transgresión a las normas se desencadena cuando las personas se enfrentan con un dilema moral entre los deseos personales y las restricciones sociales. Ciertas variables mediadoras (ideológicas y/o motivacionales) llevarían a las personas a interpretar las normas y situaciones de una manera particular, en la cual se justifica la transgresión de las mismas y se le interpreta como algo “socialmente” aceptable, sin apelar al ámbito público del consenso. Transgredir una norma, en el cálculo racional de costo-beneficio puede ser sólo cuestión de si ésta responde o no a los intereses particulares. Si una norma es muy compleja o muy ambigua, será más sencillo para las personas (re)interpretarla d modo que pueda ser transgredida (Shannon, 2000). No obstante, las personas obedecen las normas, no sólo por motivos utilitaristas sino también por motivos colectivistas; en la medida en que las convenciones sociales y las instituciones facilitarían la convivencia, la interacción y la comunicación entre los individuos que conforman una comunidad. Las normas o convenciones sociales poseen una finalidad, una función adaptativa en la medida en que minimizan el conflicto y promueven la cooperación entre los seres humanos.

Por una parte, el deseo autoritario como consecuencia del temor hacia el desorden social, nos lleva a pensar que las personas con una marcada tendencia hacia el autoritarismo serían menos proclives a aceptar la violación de las normas. Es más, los individuos fuertemente identificados con el endogrupo, (partido, sindicato, empresa…) creen que la adhesión a las normas es muy importante y sancionarán por ello, a aquellos que pongan en peligro la conservación de las mismas. Así, los individuos con una mayor tendencia hacia el autoritarismo de ala derecha, serán personas más “socialmente obedientes”, acatarán las normas y las convenciones sociales y por lo tanto, manifestarán una menor disposición hacia la transgresión de las normas propuestas por las autoridades percibidas como legítimas. Por otra parte, la tendencia hacia la dominancia social que se muestra relacionada con el deseo de poder, bajos niveles de preocupación por los demás y bajos niveles de altruismo (Pratto, Sidanius, Stallworth y Malle, 1994) nos llevaría a suponer que, las personas con mayores puntuaciones en dominancia social, serían proclives hacia ciertos comportamientos transgresores (Sidanius y Pratto, 1999).

Aparentemente ambas actitudes predisponen a los individuos hacia tendencias opuestas: una mayor tendencia hacia la dominancia apoyaría ciertas formas de transgresión, mientras que, por el contrario, una mayor tendencia hacia el autoritarismo defendería las convenciones sociales, rechazando por ello la transgresión a las normas percibidas como legítimas. Ahora bien, la relación señalada por el estudio de Rottenbacher y M. Schmitz entre la dominancia social y los mayores niveles de transgresión se establece en la medida en que estas normas son percibidas como obstáculos o limitaciones para la dominancia endogrupal(superioridad del endogrupo). De acuerdo a resultados de estudio, retomamos algunos elementos explicativos del proceso que abre la tolerancia a la transgresión.

Ambientación de jungla versus legitimación de la dominancia endogrupal

La percepción de un ambiente hostil llevaría a la consideración de la competitividad como una actitud necesaria, que tolera (acorde con las creencias del autoritarismo) la motivación por la dominación y la superioridad del endogrupo. Altas puntuaciones en la dominancia social se relacionan con la percepción de un ambiente social muy hostil (una despiadada y competitiva jungla), y expresan una motivación por la dominación y superioridad por parte del endogrupo (Jost et al. 2009). De esta forma, la configuración de la dinámica bipartidista en los escenarios de acción del Ejecutivo, Legislativo y Judicial se muestra como ejemplo con cierta legitimación mediática conseguida.

Tolerancia a la transgresión en función de la dominancia individual y/o endogrupal estimada

Una mayor tendencia hacia la dominancia social supondría la permisividad de ciertos niveles y determinadas formas de transgresión, en el caso de que estos comportamientos tengan como meta el mantenimiento de la dominancia endogrupal. Tolerancia a la transgresión sobre la creencia de que el fin justifica los medios. Lo que daría explicación a la ubicación de la corrupción en esferas con capacidad de decisión y la proliferación de redes de confianza con la posible adscripción de individuos y grupos movidos por el afán de lucro o por el afán de poder político.

Utilitarismo de los contactos frente a las relaciones profesionales

La relación encontrada entre la dominancia y la tolerancia hacia el tráfico de influencias también resulta coherente con la utilización de los contactos personales en favor propio o de otros miembros del endogrupo (familia, amigos, allegados, etc.). El tráfico de influencias, supone que el endogrupo es, de manera simultánea, un medio y un fin en el logro de las metas particulares. En este sentido, el grupo de contactos personales es utilizado como medio para mantener el dominio sobre otros grupos y así favorecer una mayor dominancia de las personas más cercanas. Es decir, el número de cargos de libre designación pondría de manifiesto las prácticas de carácter utilitario para el logro de metas particulares (individuales o del endogrupo).

El uso del dinero como control

También resulta importante mencionar la relación observada por Rottenbacher y M. Schmitz (2012) entre la dominancia y la tolerancia hacia el uso del dinero o sobornos. El dinero utilizado como un medio para controlar el comportamiento de otras personas en beneficio propio y de alguna manera, asegurar la dominancia endogrupal.

La práctica corrupta, como señala Huber, promueve el uso incorrecto de fondos públicos y perjudica sobre todo a los pobres ya que promueve la desintegración y descomposición del tejido social y el sentimiento de comunidad. En esta perspectiva la corrupción quedaría definida como el abuso del poder público para la obtención de un beneficio privado (individual y/o grupal).

Finalmente podríamos decir que, el valor otorgado por el conservadurismo a la competitividad como regla de éxito para las sociedades contemporáneas, opera como cómplice necesario para la tolerancia selectiva de la transgresión en nuestra sociedad. La necesidad de dominancia social que promueve, puede ser utilizada y funcionar como incentivo pudiendo desarrollar una corrupción sistémica.

Cabría preguntarse entre otras cosas por los itinerarios de acceso a la toma de decisiones que existen en las instituciones (partidos, sindicatos, empresas, fundaciones, ministerios, tribunales…) que no supongan altas puntuaciones en dominancia social. Y también por la adscripción de la competitividad como valor social ¿compatible con una democracia sin corrupción?

Un saludo.

De las ayudas a las entidades financieras.-

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)

943431_248836021921894_151580110_nDando un repaso a mi página en Twitter hace un rato, me ha llamado la atención el siguiente tweet de 20minutos .es 20@m:

“Las ayudas a la banca suman 61.366 millones de euros desde 2009 http://owl.li/otYPE “

Tras leer el contenido de la información y no pudiéndome sustraer al poder que en ese momento empezó a ejercer sobre mí, he cogido la calculadora.

Si hacemos los cálculos, considerando que tales ayudas se corresponden a un período de unos cuatro años y medio, es decir, cincuenta y cuatro meses, obtendremos que se ha estado entregando a la banca una media de 1.136,41 millones de euros mensualmente, o, -si hacemos los cálculos por día-, 37,88 millones de euros diarios, procedentes de recursos públicos.

Bien es cierto que esas cantidades las ha obtenido el Estado, básicamente, a través del “rescate” y la colocación de bonos del tesoro en mercados internacionales; pero no es menos cierto que, tanto en un caso como en el otro, la deuda externa, -y los cuantiosos intereses que genera la misma-, frente a los acreedores de nuestro país, es la deuda de todos los ciudadanos y ciudadanas españoles.

¿Podríamos decir que esa deuda es ilegítima?. ¿Podríamos decir que la ciudadanía no ha de soportar con el pago de impuestos los errores en la gestión de estas empresas privadas?.

¿Podríamos exigir a los responsables de la gestión de los recursos públicos que inviertan en sanidad, educación, atención a personas dependientes, creación de empleo, etc…cuanto menos 37,88 millones de euros diarios?.

Tal vez sea un análisis simplista, puesto que existen cantidad de variables que afectan a los negocios bancarios que no he tenido en consideración, pero, de cualquier manera, entiendo que destinar 37,88 millones de euros diarios para “tapar los agujeros de la banca”, en tanto se recorta la inversión en capítulos tan sensibles como sanidad, educación, atención a personas dependientes…y otros que no voy a relacionar para no extenderme en exceso, es, cuando menos, despreciar a la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas de este país, en beneficio de un grupo de personas cuya principal finalidad es obtener los beneficios más altos posibles de sus negocios.

En estos días se ha estado informando de los beneficios obtenidos por algunos de los principales bancos en los primeros seis meses del presente ejercicio. ¿Por qué no se exige a esas entidades financieras que tales beneficios dejen de repartirse entre los accionistas, o se destinen a otros fines de las entidades, y  se apliquen a devolver al erario público parte de los 61.366 millones de euros que les han sido entregados en los últimos cuatro años y medio, a costa de recortar los derechos en sanidad, educación, atención a personas dependientes y otros tantos, a la gran mayoría de la ciudadanía?.

Pedro L. Alcántara

http://pedroleopoldoalcantara.blogspot.com
conversacionesenmihabitacion.wordpress.com

La ganadería intensiva o cómo hipotecar nuestro futuro

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)

Para que tú, como consumidor, puedas disponer las 24 horas del día una hamburguesa por 1€ es necesaria una oferta alimentaria basada en la agricultura intensiva.

Este tipo de agricultura consiste en conseguir el máximo rendimiento en el mínimo espacio y en el mínimo tiempo posible.

Y para lograr cubrir esa demanda se sobreproduce de tal manera que las consecuencias son que o bien nos alimentamos más de lo necesario convirtiéndonos en una sociedad enferma de obesidad o bien tiramos gran parte de esa producción (un tercio del alimento producido mundial acaba en la basura).

 

Pero lo más grave de todo es que la agricultura intensiva es una de las actividades más perjudiciales para el medioambiente que existen bajo la mano del ser humano: por la cantidad de recursos que consume, especialmente agua potable, y por la emisión de gases como el CO2.

 

La alternativa existe, se llama ganadería extensiva. Ese modelo es tan antiguo como el de la ganadería misma, consiste en que los animales dispongan espacio y tiempo suficiente para crecer de forma natural. Por supuesto que eso provoca que el producto final sea más caro para el consumidor, pero se trata de un precio real, y no envenado como el de la ganadería intensiva.

 

Y por ello, con algo tan inocente como comprar un producto cárnico a menos precio del que tendría si su origen fuese la ganadería extensiva, o si estás consumiendo más carne de lo que se necesita, estás contribuyendo a mantener ese sistema tan perjudicial para nuestro entorno y por lo tanto para nosotros mismos.

 

Lo barato sale caro, nunca mejor dicho. Si quieres cambiar el mundo, cambia tus hábitos de consumo.

 

El objetivo último de la crisis es que dejemos de Amarnos

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 1.0/5 (1 vote cast)

La Compasión y el Amor.

Compasión significa “padecer con” es decir, ser empático, ponerse en el lugar de. La compasión surge de un corazón, de un alma que tiene Amor, Amor por los demás, por la humanidad, por la naturaleza, por la familia, los hijos, por la pareja, Amor por los amigos… Y ellos no tienen Amor, sólo tienen dinero…

El Amor es lo único que el dinero no puede comprar, porque en cuanto lo compras, deja de ser Amor. Ellos, los ricos, los banqueros y políticos, rabian como perros cuando ven que alguien Ama, cuando ven a personas que se Aman y no lo pueden soportar, porque es lo único que no pueden comprar con su puto dinero y ellos no lo tienen, los ricos, los banqueros y políticos, no tienen Amor y nunca lo tendrán, porque son seres abyectos que se dedican a arrasar la humanidad en pos de calmar su insaciable apetito de poder y dinero…

Unos seres así no pueden sentir Amor aunque les Amen. Unos seres así no pueden Amar, no pueden emitir Amor. Y eso les jode tanto que ahora lo que quieren con esta crisis, que no tiene sentido porque ya lo tenían todo, lo que quieren los hijos de perra bastardos de políticos y banqueros es que dejemos de Amarnos. Quieren vernos sufrir, quieren sentir nuestro dolor… Este es el objetivo último de esta crisis, que la han provocado para llevarse más cuando ya lo tenían todo…

Quieren que la humanidad sufra, lo pase mal, sienta dolor, quieren que la humanidad deje de Amarse porque ellos, por mucho dinero que tengan, jamás podrán comprar el Amor, porque en cuanto lo compras deja de ser Amor, y ellos, los banqueros y políticos, por la abyección y putrefacción de sus almas, nunca podrán sentir Amor, recibir Amor ni emitir Amor, aunque les Amen. Por eso quieren destruir lo único que no pueden poseer, el Amor, porque el Amor tiene la curiosa propiedad de que cuando se siente poseído, desaparece.

Suscríbete

Introduce tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 62 suscriptores