Cataluña y nuestra querida Constitución anacrónica

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

Artículo extraido del blog de su autor.

Estar en primera fila de la política desgasta. Y si no que se lo digan a Albert Rivera y a su partido. Como todo el que empieza, se nace de la nada con ideas muy constructivas y termina uno adoptando actitudes propias de la política tradicional. En la actualidad se ha convertido en un partido que pone más atención en luchar contra el nacionalismo que en CONSTRUIR algo entre todos. Pero tampoco exageremos, Ciutadans nos puede gustar más o menos, pero yo considero que en el Parlament de Catalunya ponen un punto de sensatez muy necesario. Responden, eso sí, a un sector muy concreto de la población: el regionalismo moderado catalán de centro-izquierda -o al menos yo así lo veo.

Soy madrileño y siempre simpaticé con ellos. Como castellano siempre me pareció que los partidos nacionalistas tenían demasiado poder de influencia sobre PPSOE e incluso llegué a votarles en las elecciones generales de 2008, donde sacaron 3996 votos en Madrid, es decir, 128099 votos menos que UPyD. Bueno, pues uno de esos casi cuatro mil votos, era mío. Fue un voto de protesta ante la negativa de UPyD de ir en coalición con otros partidos de tercera vía, por otra parte, recordemos que C’s llevan en su programa el ‘voto en blanco computable’. Pues eso. En aquel momento, considero que el bipartidismo era el mayor problema político de España, por eso les voté. Ahora, lamentablemente, con el bipartismo ya herido de muerte, tenemos problemas más graves.

Y dicho eso, y aunque esto es algo que no se pueda saber, si fuera catalán probablemente NO les votaría. Si fuera catalán, ante todo, seguro que hubiera planteado mi activismo de una manera totalmente diferente. A mí como madrileño me puede llegar su discurso, pero entiendo que aun catalán no siempre le llegue. Ciutadans acierta, en mi opinión, cuando dice que un referendum de autodeterminación sería traumático para la sociedad catalana porque la divide en dos; sin embargo, creo que se equivoca aduciendo que la Constitución española es la ley suprema y que por encima de ella no se puede pasar… porque no se puede cambiar de la noche a la mañana –salvo que sea en Agosto y se pongan de acuerdo PPSOE.

La Constitución de 1978 estuvo bien. Fue una Constitución para la transición democrática y ha servido para apaciguar las tensiones territoriales durante muchos años. Pero ya no sirve. Necesitamos una nueva Constitución con la que se sienta agusto la gran mayoría de la población. Con la que se sienta agusto un 80% de los españoles, pero con la que se sienta agusto un 80% de los catalanes, un 80% de los castellanos y etcétera. Es posible. Pero el discurso constitucionalista de Ciutadans creo que no ayuda a cohesionar a la sociedad catalana, porque es un discurso en el que no se sienten representados los independentistas. La solución es sin duda un federalismo ambicioso, quizá es en el PSC en el que ha de recaer la responsabilidad de cohesionar Cataluña en torno a esa idea, pero el PSC… en fin, después del tripartito y tal… sin comentarios.

Considero que Ciutadans aún está a tiempo de cambiar su caduco discurso, en el que la Constitución está siempre en boca de Rivera, para ser un poco más ambicioso proponiendo reformas constitucionales con las que se sentirían representados la gran mayoría de los catalanes. Hasta ahora no lo está haciendo. Hasta ahora está dirigiendo su discurso a los que tradicionalmente votarion al PP y al PSC. Los votos que consiguen provienen en gran medida de ellos. Mientras no cambien su discurso, y ahora que el PSC se ha mostrado a favor de la consulta, normal que haya quién piense que Ciutadans es la marca blanca del PP.

Escrito por alonsorgaz

Cataluña y nuestra querida Constitución anacrónica, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre el autor
  • We are sorry, but the author did't entered any information in his profile.
Suscríbete

Introduce tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 62 suscriptores