votaaotros

Desfalco en Ibercorp

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.8/5 (4 votes cast)

Jose-Maria-Ruiz-Mateos-vestido-Superman-durante-juicio-caso-Ibercorp-22-1992Imagina una empresa. Una empresa en la que no hay un socio mayoritario, no tiene a nadie con más del 50% de las acciones que decida. Y que por lo tanto, en votación de la junta de accionistas, tienen que votar quién dirige la empresa. Quién la gestiona.

Imaginemos que esa empresa, es realmente un grupo de empresas. Tiene varias pequeñas empresas que juntas le reportan los beneficios (o las pérdidas). Cada pequeña empresa, tiene su junta de administración y su gerente, nombrados en votación por los propios accionistas de cada pequeña empresa. Cada pequeña empresa, tiene un patrimonio que se ha ido formando con parte de los beneficios y el capital aportado por los accionistas. También el grupo de empresas, como tal, tiene un patrimonio que reporta una serie de beneficios a los accionistas.

Vamos a llamarla…. yo que sé. Ibercorp

Ibercorp, nombra por medio de una votación de los accionistas a una junta directiva, encargada de gestionar el capital aportado por los accionistas y hacer que funcione la empresa. Sigue leyendo

Verdaderos patriotas.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.4/5 (8 votes cast)
Mucha gente muestra su orgullo patrio.

Mucha gente muestra su orgullo patrio.

Hay una manera de pensar en España, que es la del “patriota”. Aquel (o aquella) que enseña la bandera, se siente orgulloso de ser español, que se alegra cuando gana la selección y sale a la calle a celebrarlo para que lo sepa todo el mundo, envuelto en una bandera y cantando aquello de “Yo soy español, español, español”. Aquel que coloca su bandera en su balcón para mostrar al resto de sus conciudadanos lo orgulloso que está de pertenecer a la piel de toro.

Nuestro país es muy rico. Tiene un gran patrimonio, construido por todos durante mucho tiempo. No sólo el arte, la arquitectura, las playas, el sol, las costumbres, las gentes, los parajes. Hay mucho más. Sigue leyendo

Reflejo de la sociedad.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)

ARTICULO1El otro día, fui a un centro comercial a comprar con la familia. Buscando aparcamiento, vi que al lado de la puerta de entrada había una zona de unos 20 huecos, más grandes de lo normal y diferenciados unos 10 por color azul y otros 10 por color rojo. En unos carteles colocados detrás de esas zonas, indicaban que los huecos para aparcar azulados son para clientes minusválidos. Los de color rojo, son para familias con hijos.

Por supuesto, todos esos huecos para aparcar, estaban completamente ocupados a lo que dedujimos que el centro comercial estaba, no completamente pero si bastante lleno de gente. Y la zona de garage llena de coches. Sigue leyendo

Tasas judiciales. Instaurada la ley de la selva.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.5/5 (1 vote cast)
Está rezando por ustedes. No se me quejen.

Está rezando por ustedes. No se me quejen.

El gobierno del PP, por medio de su ministro Alberto Ruiz-Gallardón, ha presentado las nuevas tasas judiciales. Las nuevas tasas, que no lo son porque no existieran ya unas, sino porque las ha aumentado considerablemente y ha añadido otras que no existían, además de hacerlas obligatorias para las personas, crean una barrera en la clase media, como nunca antes ha existido.

Ahora es más seguro cometer un delito, porque seguramente la persona contra el que lo cometas, no podrá denunciarte debido al coste que supone. Se puede impunemente estafar, robar, golpear, insultar, atentar contra el honor, etc. Siempre y cuando sea un señor trabajador de clase media-baja contra el que lo cometes, claro. Sigue leyendo

Independencia y connivencia.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Miles de catalanes se manifiestan para reclamar independencia y pacto fiscalEl pueblo catalán, está siendo engañado.

El 11 de Septiembre, ocurrió algo que se venía venir desde hace años. Una gran cantidad de catalanes, acudieron a la manifestación de la diada catalana, reivindicando su identidad. Muchos de ellos, pedían la independencia.

CIU, partido en el poder en la generalitat, pero sin mayoría absoluta vió un filón en esa multitudinaria manifestación.

Así, que ni cortos ni perezosos, empezaron a tramar. Poco despues de la diada, se reunió con Rajoy. Sigue leyendo

#14N

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

El próximo 14 de Noviembre, está convocada la tercera huelga general desde que comenzó la crísis. Es la primera huelga general que no podré hacer, aunque me gustaría hacerla.

Es la primera vez en 20 años de vida laboral, que mis condiciones económicas y de trabajo son tan precarias, que no puedo dejar de trabajar. Es la primera vez en 20 años de mi vida laboral, en la que mis derechos como trabajador, son menos que una mierda. En la que me pueden echar a la calle sin despeinarse sin pagarme un euro por ello. Que me quedo desprotegido, porque casi no me queda prestación por desempleo. Que estoy entrampado hasta las cejas, porque soy uno de esos gilipollas que se compró un piso en plena burbuja inmobiliaria, porque pagar un alquiler me salía practicamente por el mismo dinero al mes y porque la vivienda no bajaba nunca de precio. Era una buena inversión.

Es la primera vez en 20 años de vida laboral en que todo mi entorno, está como yo o peor. Y en la que no se ve luz al final del túnel.

Es la primera vez en mi vida laboral, en que no llego a fin de mes.

Pero sobre todo, es la primera vez en mi vida laboral, en la que tengo dudas de que una huelga general sirva para algo.

Analicemos.

La primera huelga general de la crísis fué el 29 de Septiembre del año 2010. Fué una huelga general tardía, tres meses después de que el gobierno socialista, capitaneado por Jose Luis Rodriguez Zapatero, aprobara una reforma laboral que recortaba fuertemente los derechos de los trabajadores. Para mucha gente, una pantomima. Tras esa huelga general, el gobierno suavizó un poquito la reforma pero la mantuvo en su base. Al día siguiente no pasó nada.

Tras esta huelga, unos meses después, aparece un fenómeno social como nunca antes había aparecido en España. El 15M. La gente, por su cuenta y riesgo, inunda las plazas al grito de NO SOMOS MERCANCÍA DE POLÍTICOS Y BANQUEROS. Los 2 grandes sindicatos, no reaccionan.

La segunda huelga general de la crísis, ya con gobierno popular de Mariano Rajoy el 29 de Marzo del año 2012, tras la reforma laboral que más facilita el despido y más destruye los derechos de los trabajadores. Sobre todo de los nuevos contratados, que ya estábamos bastante precarios, puees a partir de ese momento más. Otra vez llegó esa huelga tarde y mal. Al día siguiente, como si no pasara nada. La estrategia de los sindicatos, según ellos, las minimanifestaciones. Cada colectivo, se manifiesta por su cuenta, haciendo manifestaciones constantes casi todos los días del año. Funciona relativamente. Desgasta bastante a los que se manifiestan. Huelga decir, valga la redundancia, que esa huelga la apoyaron muchos colectivos, incluido el movimiento 15M, en un bloque crítico.

Pero el tiempo pasa y entonces aparece otro factor. Una serie de personas, se organizan por su cuenta y deciden rodear pacíficamente el congreso. Los sindicatos no reaccionan, al igual que no reaccionaron ante el 15M. Solicitan apoyo de la ciudadanía a los que dan la espalda. Se están equivocando de nuevo.

De aquí, mis dudas. ¿Cómo van a ayudar a la ciudadania si dan la espalda a los trabajadores que se manifiestan desesperados? ¿Solamente valen sus métodos?

Ahora hay otra huelga, que como las otras 2, creo necesaria. No se si será el método adecuado, pero lo que si se, es que la presión social, sea como sea, (siempre que sea pacífica), es más necesaria que nunca.

Porque las huelgas las convocan los sindicatos, pero las hacen los trabajadores. Porque nos jugamos mucho en esta huelga general. Porque es necesario que sientan, porque ya lo saben, que no estamos conformes. Porque necesitamos estar unidos. Porque solamente juntos podremos conseguir el objetivo. Porque nos están desfalcando, robando nuestra vida y la de nuestros hijos. Porque viven de puta madre, mientras gente se suicida porque no tiene ni para comer. Porque cada día se descubre más información sobre la estafa perpretada por políticos y banqueros. Porque se ha terminado la hora de pedir, ahora es la hora de exigir. Porque ya no somos nosotros contra el gobierno.

Somos todos contra la Troika.

 

Abstención.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Mucha gente con la que hablo, desencantada con la política, me dice que para cambiar las cosas, lo mejor sería que nadie votara. Que si la gente se abstuviera en masa, los políticos reflexionarían y cambiarían de política.

Otra gente, me dice que no va a votar porque son todos iguales. Porque llegue el que llegue al poder, va a corromperse y a gobernar para los lobbies y no para las personas. Que todos los políticos son iguales. Que empiezan con buenas intenciones y que el sistema los corrompe. Que mandan los partidos y el que va de bueno, no tiene nada que hacer.

Otra gente, me cuenta que votaría, pero que con esta ley electoral no va a cambiar nada, ya que favorece a los partidos grandes.

Son argumentos. Vale.

Más del 70% de la población gallega no votaron al partido que les va a gobernar por mayoría absoluta.

Ahora vayamos con la realidad. En las últimas elecciones gallegas, el PP ha conseguido la mayoría absoluta con el 27% de los votos del total de la población con derecho a voto. La abstención llegó al 34%, los votos nulos al 2% y los votos en blanco al 2%.

La prensa, toda, anunció la victoria del Partido Popular por mayoría absoluta, remarcando que consiguieron 3 parlamentarios más que en las anteriores elecciones. Alguna prensa, omitieron que esos parlamentarios de más, se consiguieron con 140.000 votos menos.

En conclusión: Es cierto que la ley electoral es injusta, pero es falso que absteniéndote cambies las cosas. Ni abstención activa ni pasiva. La abstención en masa nunca va a ocurrir, porque somos el 99%, si, pero un alto porcentaje de ese 99% está conforme con las políticas pese a que le perjudican. Ese aspecto, no lo hemos tenido nunca en cuenta y es a quién debe ir destinado el mensaje. Así que mientras esa ley electoral exista y no se cambie, estamos condenados a votar. A votar en masa, para cambiar.

Nos hemos de acostumbrar a emitir un voto de castigo para el más malo, votando al que nuestra conciencia nos diga que es el menos malo. Mientras eso no sea así, ellos se sentirán legitimados. Porque tienen su ley hecha a su medida. Y mucha gente les cree.

Y a ellos, les da igual que les voten 100 que 10.000, mientras les voten. Y siempre habrá gente que les va a votar.

 

 

Pepe el currela

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.9/5 (17 votes cast)

Pepe el currela es un tío normal. A el la crísis no le afecta. Bueno, no mucho.

Currela

Pepe el currela, trabaja en lo que podrías trabajar tu.

Pepe trabaja en la misma empresa desde hace 20 años. Tiene un trabajo fijo, le tratan bien y le pagan bien también. 1200€ netos al mes en 14 pagas.

No es avaricioso, se conforma con lo que gana. Es un tipo sencillo, trabajador, del real Madrid. Lleva una vida tranquila y sin preocupaciones. Tiene una hipoteca, mujer y 2 hijos. Es feliz.

Cada domingo, queda en el bar con los amigos para ver el partido, disfruta cuando gana su equipo, sufre cuando pierde o empata. A el no le afecta la crísis. Tiene esa suerte. Pero que mal está la cosa.

Cuando va a comprar al supermercado, paga cada vez más. Cuando llena el depósito de gasolina al coche con el que va a trabajar, paga cada día más. Tiene 1 de sus dos hijos en el colegio. Han quitado la subvención del comedor y paga cada mes un 30% más.

El otro hijo, ha empezado un ciclo superior. Por primera vez, tiene que pagar.

Pero a el, no le afecta la crísis.

Este año, le descuentan un 2% más de IRPF. Su madre, enferma crónica y jubilada después de pasar toda su vida trabajando, empieza a pagar los medicamentos. Cuando él está enfermo, los medicamentos le cuestan un 10% más.

Pero a el, no le afecta la crísis.

El banco donde le ingresan la nómina, le empieza a cobrar comisiones por todo. Cada vez que viaja por la ciudad, el transporte público cuesta un 30% más. Le han subido el IBI un 10%.

Pero a el, no le afecta la crísis.

A su vecino lo han embargado por no poder pagar la hipoteca. Quedó en el paro y tenía 53 años. Buscó durante 2 años sin descanso, pero no contrataban a gente tan mayor.

Pero a Pepe, no le afecta la crísis.

El 20 de Noviembre, votó al PP. Eran los únicos que podían sacar al país de la crísis. Habían dicho que bajarían los impuestos. Estaban en contra de la subida del IVA. Iban a crear 3,5 millones de puestos de trabajo. Eran los únicos que enderezarían lo que habían destrozado los socialistas, pese a que pactaron una reforma de la constitución para dar prioridad a la deuda.

Pero a Pepe, no le afecta la crísis.

Piensa que los que se manifiestan son 4 “perroflautas”, que quieren destruir España.

A Pepe, no le afecta la crísis.

 

 

 

Hoy le ha llamado el jefe. Le ha dicho, que como han tenido pérdidas, le van a despedir con una indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades.

A Pepe, le empieza a afectar la crísis. Vaya por Dios. ¿Pero qué hace la gente, que no se moviliza? piensa.

 

Hippipollas

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.3/5 (25 votes cast)

Me siento un hippipollas. Si, como lo leen. Un hippipollas.

Desde el 15 de Mayo del 2011 a hoy, he asistido a más manifestaciones de las que hubiera imaginado en mi vida. Paso más tiempo de activista en la red, que lo que hubiese creido nunca. Y he llegado a una conclusión. Cada vez estamos peor.

La estrategia que hemos tomado es equivocada. No somos el 99%. Si lo fuéramos, estaría solucionado de un plumazo. El problema es que somos el 1%+1%+1%+1%+1%…… Somos un cúmulo de individualidades, de egos encontrados y de contradicciones. Además de unos cuantos infiltrados que quieren destruir el movimiento. Todo revuelto.

Ahora quieren sacar pasta de las manifestaciones.

 

Todo el movimiento, se ha rodeado de una serie de falacias:

1- Si formamos un partido político, nos corromperemos como ellos, porque el sistema está corrupto. A alguien no le interesaba que se le hiciera la competencia diciendo cuatro verdades. A alguien le interesaba que el pastel se lo siguieran repartiendo los de siempre. A alguien no le interesaba que surgiera un partido político nuevo, ilusionante, que trabajara para la gente y no para los bancos. A alguien no le interesaba que se tambaleara el bipartidismo con otro partido que no fuera parte de sus sucedáneos.

 

2- Esto se gana desde fuera del sistema. Si nos hubiéramos organizado como es debido y querellado contra los verdaderos responsables de la crísis, contra los que se han llevado indemnizaciones millonarias de tus ahorros, contra los que han hecho trato de favor a constructoras, promotoras y formaba parte de un consejo de administración que ha especulado con lo público, otro gallo nos hubiera cantado. Pero no interesaba.

 

3- Todos los políticos son iguales. Esta afirmación es la más peligrosa de todas. Ni todos son iguales, ni todos forman parte del entramado, ni todos están de acuerdo con lo que se está haciendo, ni todos son corruptos, ni todos son políticos profesionales. Y fuera de un país regido por la política, solo hay despotismo.

 

4- Vamos a regenerar la democracia. ¿Y como se piensa hacer? ¿Moviendo las manos en la calle? ¿Sin presentarse a unas elecciones? ¿Esperando que unos políticos sinvergüenzas, a los que les da igual que haya mil o mil millones manifestándose, tengan remordimientos de que lo que hacen afectan a la vida de “la plebe”?

 

Lo dicho, me siento un hippipollas. Y yo, ahora más que nunca, lo veo claro. Hay que atacarles donde más les duele. En el voto.

Sin olvidar la presión social de la calle, no hay que tener vergüenza de organizarse, montar una asociación o partido político si hiciera falta, denunciar, querellar, hacer campaña en contra de los que pretenden seguir con esta mierda  y a favor de los que pretenden arreglarlo, hacer listados de medios afines y medios manipuladores. Hacer listas de las empresas que patrocinan a esos medios y hacer campaña de boicot contra ellas, hasta que dejen de patrocinarles.

Tenemos el poder del consumidor, el poder del ciudadano. Tenemos herramientas como internet. Tenemos la Asamblea Virtual. Aprovechémoslo.

 

Ciudadano Klínex

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

por FRANCISCO POLO,  Fundador de Actuable y Director de Change.org España.

La democracia española nos da muy pocas herramientas para participar en la vida política. Pero lo peor de todo es que no nos da ninguna herramienta realmente efectiva para influir ella.

Lo estamos viendo: una manifestación tras otra y ningún paso atrás por parte de las élites políticas. Podríamos poner en marcha iniciativas legislativas populares, recoger 500.000 firmas y presentarlas en el Congreso. Desengáñate, no sirven para nada. Una vez llegan a la mesa, la cámara puede hacer lo que le dé la gana con ella. No tiene por qué aprobarla. Podríamos convocar un referéndum. Oh, espera. No, no podemos convocar un referéndum, sólo el Presidente del Gobierno puede. Y si lo convoca, en la mayoría de los casos, no es vinculante.

La solución, podríamos pensar, sería implantar en España una democracia directa o más mecanismos de democracia directa. No estoy de acuerdo.

La democracia directa es un concepto idealizado que en su ejecución lleva, en realidad, a soluciones poco democráticas. ¿Recuerdas el referéndum que se celebró en California para terminar con el matrimonio gay? A eso me refiero. Podría mencionar más casos pero creo que me sigues.

Y es que la Democracia no es solo votar. Un sistema no es más democrático cuanto más voten sus ciudadanos. La Democracia es articular un sistema de equilibrios y controles del poder que represente a las mayorías pero que proteja a las minorías.

Lo que hace falta es una democracia representativa de verdad y no lo que nos han vendido hasta ahora. La democracia representativa es probablemente el mejor sistema de gobierno que se ha inventado porque permite razonar las decisiones y buscar consensos que hagan que las mayorías no se impongan a las minorías. Vamos, que no se decían cosas a lo bruto y se busque lo mejor para la convivencia.

Pero lo que nosotros tenemos no es una democracia representativa. De hecho, me atrevo a afirmar que lo que tenemos no llega ni siquiera a democracia.

¿Qué necesitamos para tener una democracia de verdad? Aquí te expongo tres ideas:

RESPONSABILIDAD. Nuestros políticos no son jurídicamente responsables. No me refiero aquí a que vayan a la cárcel por hacer fechorías sino a que no son responsables ante su electorado. Un político en España miente y el sistema permite que salga elegido una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez. ¿Cómo? Se le mete en la lista del partido y te lo comes con patatas.

Necesitamos poder pasarle cuentas a los políticos. Individualmente. Necesitamos que si Fulanito ha votado en contra de lo que nos prometió podamos asegurarnos de que no vuelva al Parlamento. ¿Cómo se consigue eso? De una manera mucho más sencilla de lo que ellos están dispuestos a reconocer: con una reforma democrática que establezca las listas abiertas (que puedas votar listas de distintos partidos al mismo tiempo) y desbloqueadas (que puedas votar a quien tu quieras dentro de una misma lista saltándote, por ejemplo, a Fulanito porque es un bellaco). El domingo pasado César Molinas explicaba que la solución al problema sería un sistema mayoritario (el más votado en la circunscripción se lleva el escaño) pero no estoy de acuerdo. Un sistema mayoritario perpetuaría a la élite extractiva que él critica cuando existen otros mecanismos mejores como el que acabo de explicar para lograr el mismo objetivo.

SEPARACIÓN. Los términos “separación de poderes” los habréis escuchado mucho en las películas (americanas) porque en algunas democracias se lo toman en serio. Y lo hacen porque es vital para la salud de una democracia. La separación de poderes es algo que los políticos en España pronuncian en voz baja porque, contrariamente a lo que te hayan hecho creer, dicha separación no existe en nuestro país. Aquí los políticos le meten la mano a todo: el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional, la CNMV, el Banco de España, la Comisión de la Competencia, etc.; todas estas instituciones están sembradas de amiguetes y, en ocasiones, directamente de miembros de partidos políticos sin descaro que corrompen la racionalidad del sistema.

Es necesaria una verdadera separación de poderes para que el ejecutivo, el legislativo y el poder judicial puedan controlarse los unos a los otros y que ninguno de ellos se pase ni un milímetro de lo que le corresponde. Necesitamos que se controlen para terminar con las corruptelas y la corrupción constante que nos hace tragar la élite extractiva.

INTEGRIDAD. Necesitamos un sistema político limpio de corrupción. Y no me refiero aquí a un sistema que persiga mejor a los corruptos (que lo necesitamos) sino a la necesidad de establecer un sistema que no permita que la corrupción pueda tener lugar. Necesitamos un sistema que oblitere la corrupción. “La corrupción es inherente a la política” pensaréis algunos. Falso. La corrupción es inherente a los sistemas que la permiten.

Necesitamos establecer un sistema político con reglas y cortafuegos como ya existen en otros países tales como Finlandia, Dinamarca o Nueva Zelanda donde la corrupción se elimina de origen con fortísimas leyes de transparencia y acceso a la información pública, transparencia de las cuentas privadas, limitación de los cargos de designación política e impulso de los funcionarios de carrera, sistemas de responsabilidad colegiada o la eliminación de los alcaldes y sus sustitución por “city managers” entre muchas otras. Está todo inventado. Si nos roban es porque nos dejamos.

Termino ya: nos vendieron durante treinta años que tuvimos una transición ejemplar, que adoptamos una Constitución pionera en su tiempo en cuanto a Derechos Fundamentales y que iba a garantizar una democracia robusta gracias a que reforzaba la representación de los partidos mayoritarios. Pero no es verdad. La falta de rubor de las últimas generaciones de políticos nos ha mostrado que en realidad este sistema político que arrastramos desde hace ya treinta años no ha servido más que para generar una casta. Una casta que no tiene reparo en ignorarte por completo. Ignorarte porque la realidad es que no te necesita. Con el sistema actual tu única función es votar cada cuatro años.

Te han convertido en un ciudadano de usar y tirar. En un ciudadano klínex.

¿Hasta cuándo?

Suscríbete

Introduce tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 62 suscriptores