Pedro Leopoldo Alcantara

Explorador de la existencia y lego en su praxis.

De la destitución de los representantes políticos de los españoles.-

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

943431_248836021921894_151580110_nDE LA DESTITUCIÓN DE LOS REPRESENTANTES POLÍTICOS DE LOS ESPAÑOLES.- 

Exposición de motivos.-

Los casi treinta y cinco años de vigencia de nuestra Carta Magna, así como el desarrollo legislativo de su contenido, nos han abocado a una situación rechazable e insostenible.

Si bien es cierto que nuestro país ha logrado importantes avances en este período, no lo es menos que en nuestra democracia representativa se han producido multiplicidad de acciones execrables, que no sólo se han de imputar a nuestros representantes políticos, sino también a un buen número de instituciones, en las que se ha dado, -y sigue dando-, asilo a personas que por sus acciones se han revelado indignas de seguir detentando el poder y la autoridad que les fueron transmitidos temporalmente, -a través del voto-, por quienes somos titulares de la soberanía: la ciudadanía española.

Pero también la ciudadanía hemos de asumir la responsabilidad en la que se ha incurrido al no exigir con contundencia a nuestros representantes políticos medidas tendentes a evitar que esta democracia derivase hacia la situación en la que nos encontramos.

La ciudadanía, el pueblo español, que se otorgó la Constitución vigente, tiene la legitimidad, -y el deber-, para adoptar directamente medidas que vengan a establecer los cauces necesarios para rectificar la deriva de nuestro sistema político, de una democracia que se ha revelado incapaz de dar respuesta a las pretensiones y anhelos de una sociedad del siglo XXI.

Es fundamental que la ciudadanía tenga reconocido en nuestra Constitución el derecho a destituir a los representantes políticos que actúen de manera contraria al mandato que les ha sido dado.

El acto de votar hemos de entenderlo como el consentimiento, -y el cumplimiento de nuestra obligación-, en una relación de carácter contractual, en la que las partes y las prestaciones de cada una de ellas están claramente definidas

  • Por un lado, los partidos políticos que acuden a las elecciones con un programa de gobierno. Su prestación es el exacto cumplimiento de las obligaciones derivadas de hacer efectivo el contenido de su programa político y la gestión de lo público ajustada a derecho.

  • Por el otro, los ciudadanos y ciudadanas, que, de acuerdo con el contenido de los programas que los partidos políticos presentan, deciden otorgarle a sus candidatos, de manera temporal, el poder y la autoridad que dimanan de la soberanía de la que son titulares; siendo ésta su prestación. Este acto lleva implícito el mandato inalienable, a quienes han sido elegidos, de cumplir las obligaciones derivadas de ese contrato.

En cualquier relación de carácter contractual, cuando una de las partes incumple, la otra está legitimada para exigir las responsabilidades derivadas de ese incumplimiento.

Y tal ha de ser el derecho, -y el deber- que la ciudadanía tenga cuando exista un incumplimiento por parte de sus representantes políticos.

Para dar respuesta a tan perentoria necesidad, proponemos a nuestros conciudadanos y conciudadanas la2a

Reforma de la Constitución Española de 1978, Título Primero, Capítulo II, Sección 1, Artículo 29

de manera que

El artículo 29 de la Constitución Española de 1978 quede redactado así:

1.- Se reconoce el derecho de los españoles a destituir a sus representantes políticos en los siguientes casos:

  • 1.a.- Cuando exista incumplimiento del programa electoral que motivó su elección.

  • 1.b.- Ante la existencia de indicios razonables de comportamiento torticero.

  • 1.c- En los casos de transfuguismo.

Este derecho se desarrollará por Ley Orgánica.

2.- Todos los españoles tendrán el derecho de petición individual y colectiva, por escrito, en la forma y con los efectos que determine la ley.

3.- Los miembros de las Fuerzas o Institutos armados o de los Cuerpos sometidos a disciplina militar podrán ejercer estos derechos sólo individualmente y con arreglo a lo dispuesto en su legislación específica, prevaleciendo, en todo caso, lo que puedieran disponer leyes orgánicas de desarrollo de derechos contenidos en esta Sección.

Promotores de esta iniciativa:

– Pedro L. Alcántara.

– Foro Andalucía. Ley Andaluza de Participación Ciudadana.

– Movimiento Ciudadano por el Cambio del Modelo Político.

– Plataforma Granada – Agrupación de Movimientos Ciudadanos.

Para apoyar esta iniciativa:

Reforma de la Constitución Española de 1978, Título Primero, Capítulo II, Sección 1, Artículo 29 http://www.change.org/es/peticiones/cortes-generales-reforma-de-la-constituci%C3%B3n-espa%C3%B1ola-de-1978-t%C3%ADtulo-primero-cap%C3%ADtulo-ii-secci%C3%B3n-1-art%C3%ADculo-29?share_id=BaQwXzVvFB&utm_campaign=twitter_link&utm_medium=twitter&utm_source=share_petition … vía @change

En Granada, a 22 de Septiembre de 2013

Pedro L. Alcántara

De las ayudas a las entidades financieras.-

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)

943431_248836021921894_151580110_nDando un repaso a mi página en Twitter hace un rato, me ha llamado la atención el siguiente tweet de 20minutos .es 20@m:

“Las ayudas a la banca suman 61.366 millones de euros desde 2009 http://owl.li/otYPE “

Tras leer el contenido de la información y no pudiéndome sustraer al poder que en ese momento empezó a ejercer sobre mí, he cogido la calculadora.

Si hacemos los cálculos, considerando que tales ayudas se corresponden a un período de unos cuatro años y medio, es decir, cincuenta y cuatro meses, obtendremos que se ha estado entregando a la banca una media de 1.136,41 millones de euros mensualmente, o, -si hacemos los cálculos por día-, 37,88 millones de euros diarios, procedentes de recursos públicos.

Bien es cierto que esas cantidades las ha obtenido el Estado, básicamente, a través del “rescate” y la colocación de bonos del tesoro en mercados internacionales; pero no es menos cierto que, tanto en un caso como en el otro, la deuda externa, -y los cuantiosos intereses que genera la misma-, frente a los acreedores de nuestro país, es la deuda de todos los ciudadanos y ciudadanas españoles.

¿Podríamos decir que esa deuda es ilegítima?. ¿Podríamos decir que la ciudadanía no ha de soportar con el pago de impuestos los errores en la gestión de estas empresas privadas?.

¿Podríamos exigir a los responsables de la gestión de los recursos públicos que inviertan en sanidad, educación, atención a personas dependientes, creación de empleo, etc…cuanto menos 37,88 millones de euros diarios?.

Tal vez sea un análisis simplista, puesto que existen cantidad de variables que afectan a los negocios bancarios que no he tenido en consideración, pero, de cualquier manera, entiendo que destinar 37,88 millones de euros diarios para “tapar los agujeros de la banca”, en tanto se recorta la inversión en capítulos tan sensibles como sanidad, educación, atención a personas dependientes…y otros que no voy a relacionar para no extenderme en exceso, es, cuando menos, despreciar a la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas de este país, en beneficio de un grupo de personas cuya principal finalidad es obtener los beneficios más altos posibles de sus negocios.

En estos días se ha estado informando de los beneficios obtenidos por algunos de los principales bancos en los primeros seis meses del presente ejercicio. ¿Por qué no se exige a esas entidades financieras que tales beneficios dejen de repartirse entre los accionistas, o se destinen a otros fines de las entidades, y  se apliquen a devolver al erario público parte de los 61.366 millones de euros que les han sido entregados en los últimos cuatro años y medio, a costa de recortar los derechos en sanidad, educación, atención a personas dependientes y otros tantos, a la gran mayoría de la ciudadanía?.

Pedro L. Alcántara

http://pedroleopoldoalcantara.blogspot.com
conversacionesenmihabitacion.wordpress.com

Cuestión de confianza o moción de censura.-

Esta galería contiene 2 fotos.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)

PLUMA18.-No hace demasiados días el Presidente del Gobierno afirmó que uno de los valores fundamentales que hoy tiene nuestro país es la estabilidad política.

Si pensamos detenidamente en el contenido de ese mensaje, descubriremos que, muy a nuestro pesar y a pesar de nuestra indignación, tales palabras se ajustan a la realidad actual.

El partido en el gobierno cuenta con una mayoría contundente que le ha permitido hacer, – y le va a permitir seguir haciendo  durante un largo período-, todo aquello que, de acuerdo con sus criterios o intereses, han considerado o consideren oportuno.

No creo que sea excesivamente arriesgado sostener que si eso ha sido así, -y de seguir siéndolo-, los principales responsables hemos sido, -y seremos-, la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas que estamos permitiendo  una manera de gestionar lo público orientada a intereses contrapuestos a los de esa mayoría. ¿O tal vez no son tan contrapuestos a la mayoría, sino a unas minorías a las que se nos ha llegado a criminalizar por luchar abiertamente contra un sistema político y social que entendemos inaceptable?.

Y si no es así, ¿por qué razón esa mayoría permanece silenciosa?. ¿Miedo, acomodamiento, pasotismo?.  ¿Tal vez no hemos sabido hacer llegar a nuestros conciudadanos y conciudadanas un mensaje claro y asumible por esa mayoría?. ¿Nos habremos perdido en un camino que parecía diáfano, pero que en el transcurso de la andadura hemos convertido en un laberinto?. ¿El laberinto de nuestras propias contradicciones o intereses?.

Quedan menos de treinta y seis horas para que se produzca la comparecencia, -oficialmente a petición propia, para mayor escarnio de la ciudadanía-, del Presidente del Gobierno para someterse a lo que unos sectores denominan “una cuestión de confianza” y otros hubiesen preferido que hubiese sido “una moción de censura”. ¿Y qué importa la denominación del “continente”, cuando el resultado del “contenido” será el mismo?.

¿Qué podrían hacer los partidos de la oposición ante  esa “disciplina de voto” que no se resquebrajó lo más mínimo  cuando tuvo que apoyar la intervención de nuestro país en  una guerra ilegítima y genocida?.

¿Qué podríamos hacer nosotros?.

Las conocidas tramas y/o presuntas tramas de corrupción política que se están investigando o han sido investigadas, están afectando como un cáncer infiltrante a muchas de  las Instituciones del Estado, de las CC. AA. y de las Administraciones Locales.  En las mismas parece que pueden estar implicados, presuntamente, políticos con altas responsabilidades de gobierno.

El caso Bárcenas le ha estallado al Partido Popular entre las manos y aún no es posible valorar adecuadamente las consecuencias que ello puede tener no sólo para el partido en cuestión, sino para esa estabilidad política a la que hice referencia al inicio de este escrito. Los responsables del partido y sus acólitos tratarán por todos los medios de evitar que la “onda expansiva” desequilibre la posición de preponderancia de la que hoy gozan legalmente.

Y el resto de partidos, ¿ están en condiciones de “presentar batalla” o se limitarán a unas simples escaramuzas de cara a la ciudadanía, porque también tienen “trapos sucios” que esconder?.

El PSOE, sobre el que pesa el caso de los ERE’s en Andalucía, quedó tras las últimas elecciones generales “desarbolado”. A la derrota electoral, se unió las importantes disensiones internas que se produjeron, hasta el punto de que Pérez Rubalcaba estaba considerado hasta hace bien poco “un cadáver político”.

Sin embargo, el caso Bárcenas ha actuado como eficaz remedio a una parte de sus males, -en el caso de Rubalcaba, como un oportuno desfibrilador que le ha devuelto la vida-, dotándole de la energía necesaria para empezar de nuevo a “gallear”.

Pero, ¿podemos  esperar realmente que el partido socialista pretenda algo más que sus propios intereses?. ¿Qué podemos esperar de un partido que no ha dudado en entrar en connivencia con el que ahora gobierna, cuando sus intereses así lo han requerido?.

Convergencia y Unión también ha estado o está implicado en algún caso de corrupción. Ello, unido a ese discurso “soberanista” liderado por Artur Más, ha propiciado que el nivel de aceptación a nivel del Estado se haya visto sensiblemente reducido.

Unión Progreso y Democracia, sigue navegando entre dos aguas y, con sus luces y sus sombras, no termina de convencer a la mayoría.

Izquierda Unida parece estar dispuesta a tomar el primer tren que les lleve a “arañar” algunas parcelas de poder. Sigue anclada en un pasado que no termina de asumir. Cuando consiguen el poder, en determinados casos, dedican buena parte de sus energías a buscar y erradicar símbolos franquistas, a homenajear reiteradamente a personas fallecidas y a tratar de lograr una victoria que no fue posible hace ya más de setenta años.

¿Qué podemos esperar de estos partidos?. Ni unos ni otros parece que tenga la firme resolución de trabajar por los intereses comunes de la mayoría de ciudadanos y ciudadanas de este país.

¿Y los movimientos ciudadanos surgidos en el último bienio?. Pues ahí andamos, haciendo cada uno “la guerra” por su cuenta y poco receptivos a buscar puntos de convergencia lo suficientemente sólidos que nos permitan presentar un frente común a la política institucional.

Entre unos y otros, entre todos,  hemos convertido nuestra  democracia en un lodazal en el que, según parece, la mayoría de este país nos encontramos relativamente cómodos. Es nuestra “área de confort”.

¿Vamos a seguir “revolcándonos” en ese lodazal?.

¿Vamos a seguir permitiendo que nuestros representantes políticos sigan dedicando sus mayores esfuerzos a la consecución de los intereses de sus respectivos partidos,  cuando no a enriquecerse injustamente a costa y en detrimento de la mayoría de la ciudadanía?.

¿Que nos sigan engañando como a bobos?…

¿Hasta dónde estamos dispuestos a consentir?

El próximo día 1 de Agosto, posiblemente, volvamos a ser de nuevo meros espectadores de un bochornoso espectáculo cuyo  “escenario”  será, -en este caso concreto el espacio físico del Senado-,   una institución que pertenece a todos nosotros y en la que se supone que esa soberanía que reside en el pueblo español tiene su sede, porque le ha sido otorgada por sus titulares a unos representantes que, me temo,  no dudarán una vez más en mancillar  uno de los  pilares  fundamentales de nuestra democracia.

¿Y qué importará que sea una “cuestión de confianza” o una “moción de censura”?.

Pedro L. Alcántara

El movimiento se está contaminando.-

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Estimados compañeros: En los últimos días estoy asistiendo con gran pesar a la “contaminación masiva” de los que, a mi entender, eran principios rectores de este movimiento.
Se nos van las energías en colgar en nuestras páginas decenas de carteles en los que protestamos por los recortes, por las cargas policiales, … por el “sursuncordan”. Protestamos pero, salvo error por mi parte, no estamos centrándonos en lo importante que, para mí, son los objetivos que nos marcamos hace ya algunos meses.
En las concentraciones y manifestaciones he visto muchas pancartas contra los recortes, contra las cargas de la policía,…contra “el sursuncordan”, pero no he visto  una sola que ponga de relieve esos objetivos.
Tal vez es el momento de reflexionar sobre lo que realmente queremos.
Yo lo tengo muy claro:
Movimiento Ciudadano por el Cambio del Modelo Político.- Blogs ideal.es: http://blogs.ideal.es/pedroleopoldoalcantara/2012/09/20/movimiento-ciudadano-por-el-cambio-del-modelo-politico/#.UFuOg6wc15A.twitter … via @ideal_granad

¿Estamos todos en esta línea?. Si es así, vamos a tomar las medidas necesarias para “descontaminar” el movimiento.

Saludos cordiales.

Pedro Leopoldo Alcántara

25-S en Granada: Un acto incívico.-

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Vayan por delante mis disculpas a todos/as aquellos/as que se han sentido lesionados en su derecho a la libre manifestación cuando he tratado de disuadirles de la intención de ocupar la calzada de la Gran Vía y, ya ocupada, de convencerles para que cejasen en el empeño de continuar con una acción que para mí, -respetando cualquier otra opinión-, es absolutamente incívica.

Dicho lo anterior, he de confesar que me he “volcado” con esta convocatoria. Desde el inicio del movimiento “Ocupa el Congreso”, cuando aún era desconocido, [según las indagaciones que, -a instancias mías-, realizó “in situ” una amiga, -que desarrolla su actividad periodística en Madrid-, con el movimiento 15-M y otras organizaciones con sede en la capital del Estado; así como las  realizadas en persona con  Frente Cívico “Somos Mayoría”  Granada y provincia y 15-M Granada], por la gran mayoría de ciudadanos y organizaciones,  me interesé especialmente en el mismo. Durante unas semanas las informaciones a las que tuve acceso no eran nada tranquilizadoras, toda vez que se relacionaba a este movimiento en ciernes con grupos de ideologías extremistas.

Desde el momento en el que el 15-M pasa a formar parte de una plataforma en la que se asume conjuntamente lo que hemos venido conociendo como el 25-S, entendí que era una iniciativa por la que merecía la pena luchar.

Y eso he hecho desde mis posibilidades. Si alguien ha seguido los comentarios realizados en este blog, mi página en Facebook, Twitter, la página de Asamblea Virtual, el blog de VirtualPol y no recuerdo si alguna más, conocerá que he postulado en todo momento para el 25-S una acción  que habría de estar presidida por la colaboración de todos/as los/as ciudadanos/as, independientemente de sus ideologías, filiaciones…etc… -he repetido ésto hasta la saciedad-, y exenta de cualquier acto violento. También he tratado de exponer, desde mi perspectiva, los objetivos que queremos alcanzar, que coinciden básicamente con los que se han ido exponiendo con posterioridad.

La convocatoria del 25-S para Granada, -realizada por el 15-M, salvo error por mi parte-, se ha denominado “Rodea la subdelagación del Gobierno”.

Lo anteriormente expresado era mi “norte” cuando he acudido esta tarde a la convocatoria.

Pronto detecté que determinados grupúsculos de asistentes no tenían intención de ajustarse al “guión” que, desde mi perspectiva, habría de presidir la acción. Me dirigí a estos jóvenes pidiéndoles que se abstuviesen de ocupar la calzada. Inútil pretensión, ya que a los pocos minutos empezó la “invasión”.

Traté de convencer a algunas personas que se mantenían en la acera para que iniciásemos una “cadena” rodeando el edificio. No sé cuántos lo hicimos, pero se cumplió la finalidad de la convocatoria.

Cuando volvimos a la entrada principal de la sede de la subdelagación, ante la apabullante mayoría de asistentes que continuaban ocupando la calzada, nuestra “humilde cadena” se descompuso. En dos o tres ocasiones me dirigí a unos jóvenes que, altavoz en ristre, “arengaban” a los allí reunidos. Uno de estos jóvenes me amenazó con dar aviso a la policía para que me expulsase de la zona  por estar interfiriendo en su legítimo derecho a reunirse y manifestarse, en tanto un sector de los  concurrentes silbaban y abucheaban al que suscribe.

Entendí que nunca me podría entender con personas que exigen el respeto absoluto a sus derechos y no tienen la capacidad de entender que con sus actitudes están pisoteando los derechos de cientos de ciudadanos.

Me marché de allí con el sentimiento de haber perdido algo querido.

Pedro L. Alcántara

PROPUESTA CONCENTRACIÓN 25-S.-

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Transcribo una propuesta que he hecho a través de la página del movimiento 15-M en Granada.

Buenas tardes.
Quiero hacer una propuesta para la concentración del próximo martes “Rodea la subdelegación del gobierno”. Bien es cierto que quedan menos de 48 horas para el evento, pero contamos con las redes sociales para difundirla.
Hace semanas que estoy postulando la unión de todos los grupos y ciudadanos/as que estamos comprometidos en esta “lucha”, en la que tenemos como objetivo común una profunda remodelación en nuestro sistema político. Desde mi punto de vista, esa unión ha de ser manifestada de alguna manera significativa. He publicado en mi blog de Ideal.es, “Conversaciones en la Puerta del Vino”, varios post en este sentido. Me ha servido de inspiración la manifestación multitudinaria en la que se condenó el asesinato de Miguel Angel Blanco.
La propuesta es la siguiente:
El 25-S acudamos a la concentración con un símbolo común: Una bandera blanca. Dejemos eses día en nuestras casas cualquier otro, puesto que, por encima de nuestras ideas, ideologías o filiaciones, ha de prevalecer la unión antes comentada. Tal vez pueda parecer a muchos/as algo descabellado. Lo entiendo. Pero considerad el impacto que una acción como la que propongo podría tener, tanto a nivel nacional como internacional, si ese símbolo común se adoptase por todas las concentraciones que se se produzcan el próximo martes.
Voy a tratar de hacer esta misma propuesta a través de VirtualPol.

Saludos cordiales,

Pedro Leopoldo Alcántara

Movimiento Ciudadano por el Cambio del Modelo Político.-

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Transcribo el contenido de un post, de fecha ayer, en mi blog de Ideal.es

Preámbulo.-

En las últimas semanas he venido publicando en este blog distintos post comentando la actual situación del país en general y de determinadas instituciones del Estado en particular. Comentaba que llevamos meses criticando a los que ahora gobiernan o gobernaron anteriormente. Quejándonos del lamentable estado de algunas instituciones. Insultando a los que, amparándose en un cargo público, han “desvalijado” las arcas comunes.
Decía que en los últimos años, por la insensatez de unos, la negligencia de otros, la codicia de muchos y la irresponsabilidad de todos, España se ha visto abocada a una situación que para una gran mayoría de españoles era desconocida.

Son múltiples y variados los movimientos que vienen preconizando un cambio en nuestro sistema político. Así, movimientos como el 15-M, Democracia Real Ya, Asamblea Virtual, Frente Cívico “Somos mayoría”, Mujeres en pie de Paz y otros, han convocado o están tratando de convocar actos o manifestaciones para hacer llegar a nuestra clase política la necesidad de cambio. Pero se hace necesario una convocatoria conjunta de todos estos movimientos, grupos y ciudadanos/as que persigamos los mismos objetivos.

Reflexionado sobre la situación expuesta anteriormente, me he decidido a tratar de formar un grupo o movimiento que, de acuerdo con un ideario asumible por todos los ciudadanos y ciudadanas, -en adelante la ciudadanía-, tenga como finalidad hacer llegar a nuestros representantes políticos esa necesidad de cambio anteriormente comentada, colaborando estrechamente con todos aquellos grupos o movimientos cuyos objetivos sean análogos.

Somos conscientes de que muchas de las instituciones del Estado están profundamente desacreditadas ante la ciudadanía. El poder y autoridad que les ha sido otorgado, se ha venido utilizando de manera torticera durante muchos años.
La situación por la que estamos atravesando tiene como una de sus causas las corrupciones y corruptelas que han afectado desde la Corona hasta los más modestos funcionarios de las administraciones locales.

La ciudadanía nos hemos limitado durante todos estos años a ser “convidados de piedra” en esa “bacanal” protagonizada por nuestros representantes políticos, cargos de confianza y altos funcionarios de todas las administraciones públicas. Y hemos sido “convidados de
piedra” porque era la postura más cómoda. Más cómoda, pero absolutamente irresponsable.

No podemos, por consiguiente, imputar toda la responsabilidad a la clase política. Es necesario que asumamos la parte que nos corresponde. Y desde ahí, desde el reconocimiento de nuestras omisiones, tratar de rectificar, imponiendo a nuestros
representantes la obligación de reestructurar nuestro modelo político con la finalidad de hacer efectivo los principios que se recogen en el artículo 1.1 y 1.2 de nuestra vigente Constitución.

Esta y no otra es la finalidad que ha de informar las actividades de este grupo.

Ideario.-

 El grupo no tiene una tendencia ideológica o política definida. Por lo que puede acoger a todos los ciudadanos y ciudadanas que estén dispuestos/as a luchar por la consecución de la finalidad expresada en el Preámbulo.
 Cualquier acción que el grupo realizare ha de estar presidida por el respeto al resto de ciudadanos/as, así como a los representantes políticos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Exigiremos justa correspondencia.
 El grupo rechaza la violencia, en cualquiera de sus expresiones, como medio de acción.

Objetivos.-

Siendo conscientes de la delicada situación por la que atraviesa nuestro país, no podemos pretender resultados a corto plazo, pero sí el inicio de las actividades que, a medio o largo plazo, conduzcan a tales resultados.
 A corto plazo.-
➢ Aceptación por parte del Gobierno de la nación y de todas las fuerzas políticas del mandato de la ciudadanía para que se inicie un proceso que conduzca a la reforma constitucional.
➢ Legislación para sancionar con la prohibición de ejercer cargo público por un período no inferior a diez años, a todos los políticos o personas vinculadas a las instituciones del Estado que se hayan visto envueltos en casos de corrupción. Se les exigirá, así mismo, la devolución de todas las cantidades que haya quedado demostrado defraudaron o percibieron de manera indebida, respondiendo con todos sus bienes presentes y futuros.
➢ Establecimiento de los sueldos, -así como cualquier otro ingreso soportado por las arcas públicas-, de la clase política, con criterios
acordes a la realidad social existente en España y la labor a desarrollar en función a su representación. Los sueldos, – para los representantes de la ciudadanía en las instituciones del Estado, las CC. AA., Ayuntamientos y otras-, serán establecidos por una comisión del Congreso, de carácter paritario, en la que tendrán representación todos los partidos políticos, asesorados por personal del Tribunal de Cuentas. En caso alguno estos sueldos podrán constituir un agravio para la ciudadanía.
➢ Se eliminará el carácter de aforado para todos los representantes de la ciudadanía.

 A medio plazo.-
➢ Reforma constitucional que venga a dar respuesta al sentir mayoritario de la ciudadanía respecto al modelo de Estado y a las justa pretensiones en los aspectos social y político. Para ello se convocará un referéndum.
➢ En el contexto de la reforma constitucional, se contemplará la nueva división política del Estado, de manera que se reduzca sensiblemente la actual división. Una opción es la fusión de CC. AA. para constituir estados federales.
➢ Desarrollo constitucional.

 A largo plazo.-
➢ Conformación de la República Federal de España.
➢ Independencia de los territorios en los que la ciudadanía haya decidido por mayoría cualificada su no adhesión a la República Federal.

Este documento sintetiza a grandes rasgos las reformas necesarias, sin descender, salvo en determinados casos, a las cuestiones concretas. Pretende, además de lo comentado, transmitir, a quienes pueda interesar, la formación del grupo. Por lo tanto, está abierto a todas las sugerencias.

El grupo nace en una página de Facebook. Si prosperase la iniciativa, se adoptarían las medidas requeridas en cada momento.

En Granada, a 20 de Septiembre de 2012

Pedro Leopoldo Alcántara

Suscríbete

Introduce tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 62 suscriptores