elisabethgiborra

Querido Gobierno en pleno (lo de querido es un formulismo, vaya por delante):

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (5 votes cast)

Es difícil, muy difícil, quizás el mayor reto de mi carrera como periodista, escribir algo que aún no se haya dicho en este país. Pero como, por más que la mayoría no silenciosa de mis conciudadanos se exprese, no sirve para nada, me he propuesto esmerarme a ver si tengo más suerte. Y si no, pues al menos me desahogo, que faltita me hace.

Aquí al otro lado del Congreso, de la Moncloa y de los estupendos pisos que les pagamos con el erario público en Madrid para que ustedes no tengan que desplazarse con toda su familia a vivir en el lugar donde desempeñan sus funciones, (como hacen todos los que han tenido que acogerse a la movilidad laboral); aquí fuera, decía, sobrevivimos millones de seres humanos. Sí, sobrevivimos.  Y sí, somos humanos, fijénse qué casualidad, como ustedes. Bueno, a lo que parece, un poco más humanos nosotros.

Somos humanos con necesidades básicas y no tan básicas (o sea, como las suyas propias, para que no tengan que escarbar mucho en busca de su empatía), que, casualmente, quedaron recogidas en esa Constitución tan intocable para lo que a ustedes les conviene. Nunca se puede tocar para lo que nos conviene a los ciudadanos a los que venía a garantizarnos nuestros derechos y libertades. A estas alturas no sé si le queda alguna página a la Constitución con la que no se hayan limpiado el culo después de defecarle encima. Aquí, desde luego, otra cosa no, pero mierda siempre nos salpica cuando enchufan su ventilador parlamentario.

Cada vez que su partido decide algo, cada vez que vota algo, cada Consejo de Ministros; cada vez que se pronuncian los mercados, Europa, el FMI, la OCDE, la Iglesia, los presidentes de sus Comunidades Autónomas, sus ínclitos voceros, incluidos los directores de medios de desinformación afines a su secta; o cualquiera de sus amiguitos de bancos, multinacionales, asociaciones de jueces, etc. aquí al pie de la calle nos inunda la mierda hasta las orejas. Nos ahogamos en mierda.

En dinero, no, claro. En nuestro dinero se bañan todos los anteriormente mencionados sin necesidad de meterlo en sus jacuzzis o en los de Portugal. Les llueve dinero, como diría Botín. Todo ese que ha desaparecido de los bancos, de las empresas que han despedido a los 6 millones de ex trabajadores que ahora ya apenas cobran ni la ayuda del paro, de las arcas del Estado; ese es el dinerito que les llueve. Y, como después de la tempestad viene la calma, de la misma manera pasan los millones llovidos a los paraísos fiscales donde los guardan a buen recaudo para, cuando esto escampe y lo hayan dejado todo a precio de saldo, volver a especular y a sacar más rentabilidad si cabe al dinero que nos robaron y que encima los asfixiados tenemos que pagar con intereses en concepto de deuda pública.

Fugados

Viñeta de Ferran Martín, siempre tan grande.

Negocio redondo

La verdad, no me quito el sombrero porque es lo único que me calienta los cascos en esta casa en la que no me puedo permitir la calefacción. La luz, ¿saben?, que cuesta más que verla al final de ese túnel. Pero claro, cómo la van a bajar si con lo que pagamos es con lo que después ustedes cobran esos sobresueldos como consejeros en empresas energéticas o de telecomunicaciones en cuanto salen del Gobierno.

Pero eh, cuidado, que yo tengo casa, no tengo derecho a quejarme ni a protestar. No lo tienen siquiera esos pobres desahuciados que se han quedado con toda su familia en la calle, si no se han suicidado antes… Cómo lo voy a tener yo, niña mimada a la que, después de 15 años ejerciendo el periodismo, con casi 37 años, su padre, en paro; su madre, con una pensión de invalidez; y su tía, con otra; tienen que pasarle dinero mensualmente para que pueda comer. Sí, para comer comida no caducada -aunque a veces, bueno, con un poco de curry o de alioli todo entra-. Hasta que no lo cuente.

¿Saben que ya está pasando? ¿Saben que aquí afuera hay millones de familias que no tienen qué llevarse a la boca, miles de niños viviendo por debajo del umbral de la pobreza que van al colegio muertos de hambre? ¿Ustedes saben que hay millones de personas sobreviviendo gracias a la caridad y la solidaridad ciudadana? Claro que lo saben. Ahí está el truco: Mientras demos las gracias por recibir caridad, no reclamaremos nuestras necesidades básicas como derechos fundamentales.

Lo que pasa es que todo tiene un límite, y como sigan facilitando el despido y la esclavitud bajo esos sueldos de 500€, a ver cómo nos vamos a mantener los unos a los otros. Llegará un momento en el que el que cobre 500€ ya no pueda pagar el kilito de arroz en el supermercado para el Banco de Alimentos porque lo necesitará para, por ejemplo, ¿pagar el euro por receta cuando se le ponga el niño malo? Y entonces el bebé del otro que no tiene para comprarle leche se morirá de inanición y fíjense ustedes, de repente, África. De repente España sí será Uganda, parafraseando a Rajoy.

Que todavía no. Todavía la gente no se ha lanzado a la calle a robar, no han aumentado los índices de delincuencia ni de inseguridad ciudadana, aún no nos matamos por las esquinas. No, nosotros no nos matamos por nada ni por nadie… para qué, si ya tenemos a la policía y en breve a los guardias jurados para darnos candela. El ejercicio de la violencia se lo reservan ellos en potestad. Nosotros en cambio, aquí, pacíficamente, viendo por la tele como unos pocos defienden los derechos de todos y se llevan las hostias.

Se lo han montado bien ustedes porque, con la inestimable ayuda de los medios de desinformación, encima han conseguido que los propios ciudadanos vapuleados pero conformistas critiquen y menosprecien a los que sí se atreven a pelear por ellos. Repitiendo como loros sus consignas tipo ‘terroristas, filonazis, antisistema, okupas, radicales, violentos, etarras, borrokas…’.

Sí, hasta para muchos de nuestros propios vecinos los defensores de los Derechos Humanos somos ETA. Luego, si algún día podemos volver a repartir los derechos y libertades reconquistados, serán los primeros en ponerse a la cola a reclamarlos; pero, de momento, viendo el Sálvame Deluxe y ‘leyendo’ el libro de Belén Esteban, están bien a salvo de que les calienten a palos y de calentarse mucho los sesos por su ‘panodrama’.

Sobre todo, un consejo para sus señorías: Asegúrense de que toda esa mayoría silenciosa que se cree todavía sus mentiras no tenga que vender la tele, porque entonces estarán perdidos. Ustedes y todos sus amiguitos. Les pueden quitar el trabajo, la comida, la salud psíquica y físiológica, les pueden pisotear la dignidad… pero la pantalla de plasma ni tocarla, que ahí os la lían parda esos cabrones.

Ahí ni ley Mordaza ni sanciones administrativas de cantidades que sólo pueden pagar ustedes. El día que la otrora clase media no pueda pasarse las horas muertas siendo adoctrinada por su propaganda mediática, quizás, de súbito, abra los ojos y decida lanzarse a manifestarse, mentarles a la madre que no les abortó a ustedes y a la de Franco, quemar banderas y demás símbolos patrióticos, y empezar a exigir su aniquilada calidad de vida. Sí, el nivel adquisitivo que el españolito medio se había currado con el sudor de su frente, los ahorros que han volado con las preferentes desde sus cuentas en cajas de ahorros hasta las suyas en bancos de Suiza, sus hogares embargados, la educación de sus hijos y sus nietos, esa antiguamente admirada Sanidad pública universal, y unas pensiones antes garantizadas… Esas cosillas que ustedes juraron que nunca iban a tocar y que han sido lo primero que han volatilizado.

Cuando eso por fin pase, que va a pasar,  ya no seremos una minoría silenciosa. Tampoco seremos todos, porque, sorprendentemente, aún hay cantidad de gente sin comprensión lectora que sigue creyendo que la derecha es mejor gestora y que todo esto es culpa de la herencia de Zapatero, y de personajes anclados en el pasado que votan históricamente a la derecha porque a los suyos los mataron los republicanos.

Con los votantes del PSOE por idénticos motivos ya me meteré otro día. Pero esperamos que los obreros y trabajadores de a pie que se pasaron a votarles desengañados de la izquierda y confiando en que ustedes les darían un empleo bajen a la realidad de una vez al no tener tele para exponerse a Intereconomía, el Canal 13TV y RTVE, y se percaten de todo lo que les han esquilmado desde hace tan solo los dos años más eternos de esta supuesta democracia de chichinabo.

Mientras a los  pobres de comprensión lectora les quede la tele, pueden seguir apretándoles las tuercas llevándolos a la inanición, la explotación laboral y la desesperación o el suicidio. Sobre sus conciencias esas tan católicas pese. Que pese todo lo que nos están haciendo, y les aplaste inmisericordemente. En un justo toma y daca. Y si no, ya les aplastaremos los que sí que sabemos analizar la realidad.

Atte. Elisabeth G. Iborra, periodista y escritora venida a menos, como prácticamente todos los profesionales de mi sector y de todos los demás.

YO FOLLO, YO DECIDO. Y AL PP Y LA IGLESIA QUE LES DEN POR EL CULO, QUE NO EMBARAZA.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.4/5 (14 votes cast)

aborto-decisic3b3n-de-la-mujer1Hola, soy Elisabeth G. Iborra, soy periodista y escritora, para que si esto llega a leerlo alguien del PP no se piense que me escondo, y os cuento que lo escribí cuando Gallardón planteó la reforma de la Ley del Aborto pero lo recupero ahora a la vista de que está cumpliendo sus amenazas, porque lo vamos a acabar pagando caro si no les paramos a tiempo. Os lo transcribo tal cual. 

Estaba yo tan feliz después de una noche inolvidable y completita cuando de repente me levanto por mañana con las declaraciones del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, diciendo que “La malformación del feto no será ya un supuesto para abortar”. La entrevista se la concede al diario La Razón, cómo no, pero como no me da la gana de alimentar la manipulación ni fomentar la lectura de semejante panfleto antiperiodístico, os pego un extracto de la nota publicada en Público, donde explica los ‘argumentos’ del que supuestamente era el político más moderado del PP.

“La actual regulación de la interrupción del embarazo establece el aborto libre hasta la semana 14 y hasta la 22 en caso de riesgo de la vida o la salud de la mujer o graves anomalías en el feto, y sitúa en 16 años la mayoría de edad para adoptar la decisión. En la entrevista, Gallardón afirma que la legislación volverá a un sistema de supuestos “que no será exactamente el que estaba vigente con anterioridad a la ley de plazos”. ”La experiencia nos demuestra que algunos de esos aspectos deben de ser revisados”, opina el ministro, quien califica de “éticamente inconcebible” haber estado conviviendo con la actual legislación sobre el aborto. Hay que dar el mismo nivel de protección a un concebido sin ningún tipo de minusvalía o malformación, que a aquel del que se constante que carece de algunas de las capacidades del resto de concebidos.”

1) Yo follo, yo decido.

Sigue leyendo

De parte de la mayoría silenciosa, para Rajoy y demás rajados

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Estimado Señor Rajoy y demás diputados: (Lo de estimado y señor es un formulismo, no te lo creas, porque no te lo mereces). Por tanto, permíteme que no te tutee, yo sólo llamo de usted a quien me merece respeto. Tú no nos respetas a nosotros, yo no te respeto a ti, soy muy equitativa.

La mayoría silenciosa te habla, Rajoy.

La mayoría silenciosa te habla, Rajoy.

El día 25 de septiembre, no sé si antes, después o mientras te fumabas un puro que, o bien te hemos pagado los ciudadanos o bien te ha regalado alguno de tus amigos empresarios que te van untando a cambio de jugosas leyes, reformas o amnistías fiscales, te oí manifestar: “Mi mayor reconocimiento a la mayoría de españoles que no se manifiesta, que no sale en las portadas de prensa y que no abre lo telediarios”.

No somos perroflautas, somos ciudadanos

Te aclararé alguna cosita antes de entrar en materia, para que no me taches con tus prejuicios y me descalifiques de antemano. Yo no soy perroflauta, ni antisistema, ni zarrapastrosa como dieron en llamarnos a los indignados, ni soy okupa ni nada de eso que los políticos y sus amigotes periofascistas utilizáis para insultarnos. No, qué va. Yo, antes de esta crisis, era periodista y escritora, con un nivel adquisitivo bastante alto y, podríamos decir, que era hasta una burguesita redomada.

Y no, no vivía por encima de mis posibilidades como hacéis vosotros los diputados, que vivís de las posibilidades que os brindamos los demás. No, yo vivía con mi dinero, de mi trabajo, y sin explotar a nadie, cosa que no pueden decir los empresarios de los medios de comunicación y de todas las multinacionales que favorecéis con vuestras políticas derechonas y abusivas.

Nos robáis nuestros derechos, nosotros el poder, que es nuestro 

Con el inicio de la crisis del sistema, todos perdimos trabajo, nivel adquisitivo y estabilidad. Pero desde que entraste tú y pusiste a todo ese equipo de familiares directos de ministros del franquismo o de personajes con un pasado reciente más que sospechoso, lo que hemos perdido son derechos y libertades, uno tras otro, pisoteados, si los abuelos que tanto lucharon por esos derechos sociales levantaran la cabeza, se dejarían fusilar otra vez por los vuestros.

Sólo nos quedan deberes.

El deber de pagar pagar y pagar de nuestro bolsillo una cantidad infame de deudas que no hemos creado nosotros, sino vuestro sistema corrupto de politicuchos incultos y familiares viviendo del cuento y vuestros amiguitos banqueros y grandes empresarios que nos explotan, siguen obteniendo beneficios y, encima, evaden todos los impuestos que aliviarían mucho la situación de millones de españoles, pudiendo pagar con esos derechos Sanidad y Educación universales, en vez de cobrarnos doble por lo que ya hemos pagado con nuestra cotización salarial y, encima empeorando los servicios.

Qué mal repartido está el mundo, especialmente en España

Pero no, tú coges, pides ayuda externa y la das a los bancos, que nos quitan nuestros pisos, en vez de dar la ayuda a los ciudadanos para que podamos pagar esos pisos y seguir viviendo familias enteras, las cuales, a su vez, se han quedado en el paro porque los gobiernos del PPSOE habéis puesto más fácil cada vez a los empresarios echar impunemente y sin humanidad ni compasión a todo el mundo. Especialmente fue mortal el golpe asestado con tu reforma laboral del s.III a.C., que nos vende a todos como esclavos, en pleno 2012.

No nos aburrimos, nos vemos forzados a cambiar las cosas

Podría seguir hasta el infinito dándote argumentos para que entendieras por qué se está rodeando el Congreso estos días, que no es porque nos aburramos y no se nos ocurran cosas más divertidas y menos peligrosas que hacer. Pero creo que ya está todo dicho y que tú bien sabes de lo que hablamos, aunque te hagas el tonto e intentes convencer a la mayoría que tú llamas silenciosa de tus tonterías. Así que voy a ir a lo que iba, que estoy tan crispada que me sale todo de vez en torrente.

POR QUÉ NO ESTAMOS TODOS LOS QUE SOMOS, NI SON TODOS LOS QUE ESTÁN (los polis infiltrados, claro)

La mayoría silenciosa que tanto alabas no ha ido a Madrid a rodear el Congreso porque 1) No tiene dinero para pagarse el viaje ni la estancia hasta allí, como es mi caso. Sí, de BOBO (bohemia y burguesa) me he quedado en BOBA, la típica periodista y escritora freelance que depende de que los medios y editoriales, que han bajado las tarifas un 70%, nos contraten algo, nos paguen mensualmente y, encima teniendo que descontar un 42% de IVA e IRPF de unos míseros ingresos. Como yo, Marianico, millones de autónomos, freelance de todas las profesiones, parados con carreras que os doblan la formación a todos los diputados, y otros tantos millones de desempleados que, no, no podemos permitirnos el lujo de pagar la gasolina a más de euro y medio para ir a Madrid a pediros que, por dios (ese dios vuestro que no os extermina porque no existe) DEJÉIS DE EXPLOTARNOS Y RECORTÁRNOSLO TODO  A LOS POBRES Y RECORTÉIS DE VUESTROS SUELDOS, VUESTRAS PREBENDAS Y LUJOS, VUESTROS ABUSOS, VUESTRAS DIETAS Y EXCESOS, Y LE METÁIS LA TIJERA A LOS RICOS, QUE TIENEN MARGEN HASTA QUEDARSE TAN ASFIXIADOS COMO ESTAMOS NOSOTROS, no te preocupes por ellos.

Pero hay más motivos

Sigo con los motivos por los que la mayoría te parece silenciosa aunque esté ahogada hasta las cejas y pasándolas canutas para mantener a sus familias:

2) Tiene miedo, a que la policía que supuestamente debería protegerla, le pegue por celebrar su derecho a manifestarse y le detenga, como ya hemos venido viendo en un claro ejercicio antidemocrático por su parte,

3) Tiene miedo a las represalias en su trabajo, algunas empresas como Mercadona prohíben en el contrato participar en manifestaciones, por poner un ejemplo,

4) Tiene la suerte de estar trabajando a esas horas, algo que no se quiere arriesgar a perder porque ya es bastante con un 28,1% de índice de pobreza en este país antes Primer Mundo.

5) Ha perdido la esperanza de que los políticos escuchen al pueblo y creen que es totalmente inútil, se limita a esperar a que acabe la legislatura lo antes posible u otros cambien el sistema por ella

6) Vive engañada por todos los medios de (in)comunicación acólitos al poder, que manipulan, tergiversan, mienten, interpretan en función de sus intereses y los de tu partido, y no hacen más que transmitir propaganda, la que a la troika le conviene;

7) Ha recibido una formación escasa y lamentable que no fomenta el criterio propio ni el cuestionamiento de las verdades oficiales y se cree todas vuestras mentiras de que es necesario ahora apretarse el cinturón, pero no es capaz de caer en la cuenta de que primero os lo deberíais apretar vosotros los políticos, tú el primero, con bastante más austeridad de la que predomina en tus viajes en avión. De dejarlos en esa ignorancia os habéis encargado bien los dos partidos alternantes desde la supuesta transición del franquismo, que es obvio ahora que nunca acabó.

Democracia= Poder del pueblo, ¿recordáis?

O sea que no, Rajoy y demás corruptos del Congreso, somos muchos millones los españoles que estaríamos ahí rodeándonos si pudiéramos, y no tenéis ningún derecho a reprimir nuestras peticiones porque somos nosotros los que os hemos puesto ahí, y, al igual que vuestras empresas nos despiden a nosotros, nosotros os despedimos a vosotros; sólo que nosotros con verdaderos motivos de peso, los que nos dais cada día.

Y no, nosotros no queremos tener una policía que nos destroce vivos, no tenéis derecho a darles órdenes de que carguen contra los ciudadanos ‘leña y punto’. Somos nosotros los que deberíamos aunarnos con los ciudadanos policías y la Justicia (si fueran poderes separados) para que os detuvieran y encarcelaran por estafa, engaño y robos continuados, y por pasaros continuamente la Constitución y los Derechos Humanos por el forro de lo que no tenéis para salir ahí afuera del Congreso y dar la cara ante nosotros. Cobardes.

Suscríbete

Introduce tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 61 suscriptores