NI ÉTICA NI ESTÉTICA

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)

NI ÉTICA NI ESTÉTICA

(Sobre el proyecto de nueva Ley de Educación)

 Mucho ha llovido desde que aquel ministro de Franco de nefasta memoria decía altito y claro, con la osadía que solo proporciona la ignorancia, aquello de “más gimnasia y menos Latín”. Mucho ha llovido porque, desde 1969, muchas cosas han cambiado en nuestra arena política. Pasamos de la dictadura que no pedía permiso al pueblo a una democracia que sí que al menos lo tenía en cuenta; a otra en la que el miedo a perder votos limitaba las ambiciones y obligaba a guardar las formas; finalmente, a una extraña forma de gobierno en la que el pueblo ha elegido a unos representantes que no difieren demasiado de aquellos de la dictadura, ni en el fondo ni en los términos.

Claro que las pequeñas diferencias pueden ofender a la ciudadanía que, habiéndolos votado o no, siempre merece un respeto, por simulado que este sea. Y esas pequeñas diferencias residen en la jactancia, en el exhibicionismo de riqueza y poder, en la prepotencia. En el fondo, puesto que a diario nos van privando, uno a uno, de todos los derechos adquiridos en estos años en los que ha llovido tanto; nos van privando de nuestros puestos de trabajo y de nuestros salarios; de nuestra dignidad de profesionales y personas, en resumen.

En la forma: hasta una fecha que podríamos situar en la época en la que ya la democracia estaba ya más que asentada, en la que ya no temía nadie un golpe de estado que nos retrotrajera a tiempos pasados y concluidos, los políticos guardaban las formas. Guardaban las formas porque pensaban que el respeto era imprescindible, o al menos necesario y, también, porque sabían hablar.

Ahora una burda paleta (aunque investida diputada) grita desde el hemiciclo “que se jodan”. Y la polémica está servida. Parece que lo importante es a quién va dirigido el ex-abrupto. Y, en efecto, lo es, es importante, pero no es “lo importante”. A esta señora la apercibieron por el fondo, no por la forma. Y esto es lo primero que resulta intolerable, salvo que la señora fuera víctima de una ofensa y se refiriera al castigo de sus ofensores (siempre en la esfera de lo privado). Y esto solo es un pequeño detalle. Las expresiones de nuestros gobernantes darían para un estudio muy amplio.

No hay formas porque no hay ética, no hay formas porque no hay estética. No hay ética porque no se respeta a los demás (especialmente si los demás son tu electorado o el pueblo cuyos derechos y bienestar tienes el deber de defender). No hay estética porque esos no son modales.

Logse loe loce

Y, lejos de intentar cultivar ética y estética en nuestros ciudadanos, la LOMCE, la nueva ley de Eduación, marca un rumbo contrario a ambos conceptos. Es una ley claramente orientada hacia el materialismo y el desconocimiento, que niega los valores de la creatividad, del humanismo, de la solidaridad y la convivencia equitativa. De valores que se asentaron hace miles de años, gracias a los cuales sus señorías están donde están, en esa posición de privilegio, olvidando que no son otra cosa que servidores del pueblo.

El Arte y el Humanismo son liberadores. El Arte, el único bien que el ser humano deja tras de sí, puesto que por lo demás es la plaga del planeta, lo dignifica, da sentido a su existencia: escuchar buena música, mirar un cuadro largo tiempo, leer poesía, transportarte en el tiempo gracias a un relato o novela, sentir que eres mejor, que eres otra persona, muchas personas…, son placeres simples y gratuitos, carentes de materialismo.

El Humanismo: los griegos sentaron las bases de nuestra convivencia, de nuestra cultura. Ellos y los romanos, de nuestra lengua, que es lo mismo que decir de nuestro pensamiento. El latín es exacto y puro, el griego es escurridizo, bello, inabarcable: la lengua de la filosofía. Saber algo de ambas lenguas es comprender mejor el mundo, mirar de otra manera al ser humano.

Al lado de estas enseñanzas, o en su misma base, la Ética y la Ciudadanía no deberían siquiera proponerse como opciones. La esencia de la educación es formar seres humanos capaces de vivir y convivir con dignidad, siendo razonablemente felices y haciendo razonablemente felices a los demás, queriendo y teniendo lo justo y necesario.

Pues bien, la nueva ley elimina el bachillerato de Artes Escénicas, Música y Danza, manteniendo un único Bachillerato de Artes que no incluye ni una sola materia de estas especialidades, sino sólo de artes plásticas, imagen y diseño. Sin ningún motivo, puesto que, como dice el presidente de FEDADI (Federación de Directores de Instituto), José Antonio Martínez: “Son bachilleratos muy rentables, la demanda supera con mucho la oferta en los institutos que los imparten y además el alumnado tiene un rendimiento por encima de la media. No son especialmente costosos porque son pocos institutos los que ofertan esa vía, pero resultan exitosos social y académicamente”.

Supone también un grave perjuicio para las Lenguas Clásicas: La Cultura Clásica de 3º / 4º de E.S.O. desaparece. El Griego queda relegado a la categoría de materia optativa de oferta no obligada para el Bachillerato de Humanidades. También sin un motivo aparente.

También desparece del currículo cualquier rastro de Educación para la Ciudadanía. Una decisión puramente ideológica conllevará la eliminación de la Ciudadanía de primaria, Ética y Ciudadanía de cuarto de ESO y la desaparición del apellido de Ciudadanía a la Filosofía de primero de bachiller.

¿Qué tipo de ciudadanos pretende formar la nueva ley? La educación, cada vez más, queda relegada a las aulas. Los padres delegan en los educadores, la sociedad en su conjunto no cumple ningún papel formativo. Los medios lanzan mensajes contrarios al valor del esfuerzo, del trabajo, del conocimiento. Los triunfadores que la televisión nos presenta son tipos y tipas zafios, desfachatados, sin noción alguna de lo que pueda ser un código moral o de decencia. Triunfan los trepas, los que se acuestan o dicen acostarse con, los que solo saben dar una patada a un balón, los estafadores o los enchufados… Triunfa y aplasta el señor dinero.

Y creo que lo que se pretende es formar no a ciudadanos, sino a adoradores y esclavos de ese “bien” supremo.

Meli San Martín

Sevilla, 4 de Octubre de 2012

Escrito por meli

NI ÉTICA NI ESTÉTICA, 4.0 out of 5 based on 1 rating

4 respuestas a NI ÉTICA NI ESTÉTICA

  • Pingback: Sobre el proyecto de la nueva ley de Educación

  • Pingback: Sobre el proyecto de la nueva ley de Educación | Cuéntamelo España

  • Homo Pensador dijo:
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Si algo me molestas son las inexactitudes. Por eso, aunque sé que es un riesgo decir determinadas cosas en determinados contextos, me atrevo a incorporar este comentario dejando claro, desde el principio que ni milito en el PP, ni siento la menor añoranza por tiempos pasados.
    Dicho esto afirmo que es preciso retocar este sistema educativo nefasto que sufrimos y que es posible que los profesores de plástica y música lleven razón en la necesidad de mantener un bachillerato artístico. Los demás contenidos del artículo los rechazo de pleno.
    1. El ministro (el Sr. Solís) al que se ATRIBUYE (nunca ha podido ser confirmado) la famosa frase, dejó de tener cargos ministeriales antes de que la Ley de Educación de finales de 1970 fuese redactada. Luego, poco tiene que ver en este asunto. Tampoco sé que pinta en un debate sobre un cambio educativo una frase intolerable pronunciada en otro entorno y con otros motivos. Con la misma justificación puedo yo hablar del incidente del señor Indalecio Prieto cuando amenazó con un revolver a un oponente político en el mismo lugar y en discusión semejante.
    2. Las lenguas clásicas se vieron ya muy perjudicas con el bachillerato actual. En relación con el anterior perdieron en esa etapa 8 horas. Hoy son también materia optativa de ESO lo que implica que si no hay un número mínimo de alumnos NO SE IMPARTEN.
    3. La música no existe en el bachillerato actual, salvo en la opción de arte dramático, y casi ha desaparecido en ESO, siendo impartida, además, la mayor parte de las veces y desde tiempo inmemorial, por profesores NO ESPECIALISTAS por cuestiones horarias.
    4. La filosofía sobrevive hoy anexionada a la polémica e ideologizada Educación para la ciudadanía. Tiene el mismo tratamiento horario que la Ley del 70 con la diferencia de que, entonces, era MATERIA INDEPENDIENTE.
    Y podría seguir enumerando los tópicos que, por intereses personales o de otro tipo, pululan por la Red y que se asumen como dogmas de fe. Es posible que el fracaso educativo estrepitoso actual tenga más que algo que ver, por ejemplo, con la reducción horaria que supuso la LOGSE en materias instrumentales como la Lengua, que perdió 8 horas en Bachillerado o la Geografía e Historia que también se redujo en el mismo tramo horario semanal.
    ¡Por favor! Es demasiado valioso lo que hay en juego, nuestros hijos y nuestra convivencia, para perdernos en discusiones de tipo político. Eso es lo importante, aunque los profesores perdamos algunos de los privilegios que, sin tener derecho a ellos, nos han venido concediendo. ¿Hablamos de las horas lectivas que debemos impartir en nuestra condición de funcionarios? Todos los profes de mi entorno hemos venido impartiendo entre 16 y 18 horas a la semana. Y, ¿cuántas de las 30 de permanencia que tenemos la obligación de cumplir hacemos realmente en los Centros? ¡Cuánto supuesto problemas de horario y profesorado no se resolverían si las cumpliéramos efectivamente!
    Lamento discrepar, pero es lo que vivo y siento.

  • Gladys María dijo:
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Sólo estudié hasta COU en el 75… Me cogió la muerte de cierto personajillo… carreras con grises detrás… un frío al que no estaba acostumbrada, gente que no conocía y me aburrí… Hice el bachillerato de letras y gracias a aquellos profesores de latín, griego, filosofía, historia del arte… aprendí a mirar la vida con amplitud… partiendo de bases firmes… La vida me llevó por pasajes raros… a veces de cuasi esclavitud en ciertos trabajos, a veces como empresaria, por tener que elegir males menores y claudicar ante ciertas condicionales… Para eso me sirvió lo aprendido en aquellas materias… para intentar salir intacta de todas esas vicisitudes a las que llamamos vivir, y dando infinitas gracias a “ciertas FILOSOFÍAS” que ahora quieren “obsoletar”. Tiempos raros éstos que nos tocó vivir queridos Sanchos en los que lamer la mano al banquero de turno, olvidando quién con sus votos ha puesto a tanto Politiquillo de tres al cuarto a darse ínfulas de reyezuelo de zarzuela, cambiando ciudadanía y ética por toros, fútbol, procesiones, visitas mantilleras a cierto papa, desfiles para celebrar crímenes contra la humanidad pasados… es algo que no entiendo!!! Qué diablos hicimos para merecer estos castigos? En qué momento el españolito pie en tierra, vivió por encima de qué posibilidad de qué mercado europeo que vivía arriba en qué nube? Jamás me embarqué en política, pero nos toca arrimar el hombro… no para salir de una pseudo crisis con las que nos engañan los lobos/mercados para meternos en el gallinero/esclavo, sino para decir alto y claro BASTA!!!
    Bravo!!! Mi Meli… Te saliste!!! Besos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre el autor
  • We are sorry, but the author did't entered any information in his profile.
Suscríbete

Introduce tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 62 suscriptores